Guía de teletrabajo
FAQ
← Volver a las preguntas frecuentes

¿Qué es un acuerdo de trabajo remoto?

Un acuerdo de trabajo remoto es un contrato entre un trabajador remoto y su empleador u organización para definir sus responsabilidades y sus compromisos. Este acuerdo puede redactarse al inicio de una actividad en la que el empleado trabaja de forma remota conforme a la política de trabajo remoto de la empresa.

Un acuerdo de trabajo remoto describe detalles fundamentales tales como horarios y horas de trabajo, herramientas de colaboración, procesos y flujos de trabajo, seguridad de la información y apoyo a los empleados. Cada acuerdo de trabajo remoto debe contener secciones relevantes que cubran adecuadamente las necesidades de trabajo remoto de los empleados y lo que se espera de ellos. Algunas de las secciones esenciales son las siguientes.

Secciones imprescindibles de un acuerdo de trabajo remoto

Las secciones que aparecen a continuación recogen las cinco secciones más vitales que debe incluir un acuerdo de trabajo remoto. 

  1. Modalidad del trabajo
    La sección sobre la modalidad del trabajo abarca el tipo de trabajo que debe realizarse, los flujos de trabajo y los procesos de colaboración, las horas de trabajo básicas, las reuniones obligatorias, las métricas para medir el rendimiento de los empleados y otros detalles importantes sobre las modalidades del trabajo remoto.

  2. Remuneración y condiciones
    La sección «Remuneración y condiciones» incluye detalles sobre la remuneración y los derechos de un empleado remoto. ¿A cuánto asciende su salario mensual? ¿Cuándo y cómo lo reciben los empleados? ¿Existen otras prestaciones laborales para los empleados remotos? Esta sección también puede incluir subsecciones para directrices sobre horas extraordinarias, un cronograma para la renegociación o la renovación de contratos, impuestos y seguros.

  3. Equipo y software informáticos
    La mayoría de los acuerdos de trabajo remoto incluyen una sección que abarca equipos informáticos, programas de software, comunicación, colaboración, gestión de proyectos y otras herramientas y aplicaciones pertinentes para garantizar un trabajo remoto seguro y eficiente para el empleador o la organización. ¿Utiliza el empleado el dispositivo de la empresa o un dispositivo personal mientras trabaja de forma remota? ¿Cómo pueden acceder a su correo electrónico de trabajo de forma remota? ¿Se permite a los empleados remotos solicitar soporte técnico?

  4. Conectividad telefónica e internet
    Según la función que se desempeñe, el trabajador remoto puede necesitar un número de teléfono para trabajar. La conectividad a Internet es un gasto inevitable que permite que la mayoría de los empleados remotos gestionen el trabajo, se comuniquen y colaboren dentro del equipo. También es esencial cuando se trata de asistir a reuniones virtuales.

  5. Reembolsos de gastos de viaje y otros gastos
    Los acuerdos de trabajo remoto también pueden cubrir los gastos de viaje. Esta sección incluye los gastos en los que incurren los empleados cuando se desplazan para asistir a reuniones con clientes, visitas in situ y otros gastos varios necesarios. En la sección de reembolsos se describe el proceso de solicitud y recepción de fondos para gastos del empleador o la organización. 

Un acuerdo de trabajo remoto puede parecer un gran problema si nunca lo has preparado antes. Estas cinco secciones son las que no pueden faltar. También puedes incluir secciones sobre impuestos, mobiliario y suministros de oficina, seguros, seguridad de datos, seguridad y responsabilidad civil y el cuidado de personas dependientes.