Remote Work Guide

Cómo crear una oficina en casa

Teletrabajo desde casa: cómo crear una oficina en casa

No a todo el mundo le gusta la idea de teletrabajar. Trabajar desde casa puede sonar perfecto al principio. La idea de levantarse de la cama solo para ponerse unas zapatillas, remover una taza de café y saltar a la oficina de tu casa a 10 pasos de distancia no suena nada mal.

Pero para algunas personas, es sinónimo de distracciones constantes, tentaciones y poca o ninguna interacción con los compañeros de trabajo.

Afortunadamente, esta sección sobre cómo montar una oficina en casa de nuestra guía de teletrabajo te ayudará a optimizar las herramientas y el equipo que necesitas. En ella encontrarás información muy completa, desde la temperatura ambiente hasta las sillas ergonómicas, qué debes escuchar en tus auriculares e incluso qué comer. Al configurar eficazmente tu oficina en casa, podrás alcanzar el éxito en el trabajo desde casa.

Por qué crear una oficina en casa para teletrabajar

En la nueva normalidad pospandémica, trabajar de forma remota en casa, distanciarse socialmente de los compañeros de trabajo y adaptarse rápidamente a las tecnologías de trabajo no es realmente una elección sino una necesidad.

Para los miembros de equipos dispersos geográficamente, es fundamental montar una oficina en casa para teletrabajar. La adopción de nuevas herramientas es importante, sin embargo, también es necesario apoyar esas herramientas con una estructura adecuada y directrices de trabajo claras para mantener los niveles de productividad en el trabajo remoto.

Papel fundamental de la oficina en casa en la efectividad del trabajo

Crear un espacio de trabajo eficiente en el hogar puede ser un desafío. No se trata tan solo de sentarse en una silla en la mesa del comedor. Es conveniente invertir en equipos para el teletrabajo que respaldan la salud y el bienestar.

Improvisar una oficina doméstica en un entorno inadecuado puede afectar negativamente tu transición al teletrabajo. Además de identificar un espacio de trabajo adecuado, los componentes de este espacio de trabajo son fundamentales para evitar cualquier lesión que pueda causar el mobiliario no ergonómico.

Cómo crear una oficina en casa: 15 consejos y trucos para aumentar la productividad

Es fundamental saber cómo montar una oficina en casa para lograr la máxima productividad. Presentamos 15 elementos esenciales para teletrabajar en la oficina en casa que te ayudarán a aumentar la productividad y, al mismo tiempo, cuidar la salud.

1. Identifica y crea tu espacio de trabajo ideal 

Elige una zona tranquila o una habitación alejada de las distracciones, empezando por la televisión. Idealmente, si el espacio lo permite, una habitación separada por una puerta puede ayudar a crear una delimitación clara entre «trabajo» y «hogar». Por supuesto, esto no siempre es posible si el espacio es limitado.

2. Hazte con un equipo adecuado para teletrabajar

Para una oficina en casa probablemente necesitarás:

  • Una mesa o un escritorio
  • Una silla ergonómica
  • Una conexión WiFi rápida e ininterrumpida
  • Suficiente luz
  • Material de papelería, incluidos bolígrafos y cuadernos
  • Auriculares supresores de ruido
  • Calendario
  • Un archivador
  • Objetos de decoración de tu preferencia, incluidas fotos familiares, plantas o una obra de arte

Para empezar, organiza el escritorio de trabajo para acomodar en él el ordenador portátil, una botella de agua y una agenda o bloc de notas para apuntar tus ideas. Si eres ilustrador o diseñador gráfico, es posible que necesites un espacio de trabajo más grande para tus herramientas e instrumentos. Por otro lado, un consultor puede necesitar un archivador para almacenar los archivos del cliente. Es posible que el empleador establezca condiciones concretas de trabajo, como equipos específicos del sector en cuestión. 

3. Elige la iluminación adecuada

La iluminación puede ejercer mucha influencia en la comodidad de tu espacio de trabajo. Evita la iluminación fluorescente, ya que puede provocar somnolencia. La iluminación natural es la ideal para ser productivo durante todo el día.

4. Control de la temperatura

Una habitación demasiado caldeada produce sueño. Algunas investigaciones también indican que una habitación excesivamente fría puede provocar distracciones y producir más errores de mecanografía. Mantén la temperatura ambiente a unos 25 grados Celsius para crear una zona de productividad ideal.

5. Cuida tu salud

Invierte en equipos que te faciliten el trabajo y protejan tu salud. Algunos ejemplos son las sillas ergonómicas, una mesa con la altura adecuada y un ordenador portátil con pantallas antideslumbrantes que son seguras para la vista. Estos consejos de cuidado personal te evitarán dolores de cabeza, dolores corporales por una postura incorrecta o trastornos nerviosos a consecuencia de una disposición incómoda de la oficina.

6. Abastécete de material de oficina

Tu productividad se puede ver afectada por tener que ir de emergencia a la tienda a comprar papel de impresora. Ten siempre suministros para evitar carreras a mitad del día e interrupciones en tu horario laboral.

7. Ten plantas

Elige una planta que requiera un cuidado mínimo y verás cómo hace que entre la luz del sol en tu escritorio. La presencia de plantas aporta muchos beneficios, como niveles de estrés más bajos y menor contaminación del aire, según varios estudios.

8. Ponte música 

Haz que las tareas tediosas sean divertidas con tu banda sonora favorita sonando de fondo. Cuando llega el momento de concentrarse en tareas más exigentes, la música clásica o instrumental es la mejor opción.

9. Busca la inspiración

Las citas inspiradoras, las fotos familiares y los recuerdos de viajes divertidos a menudo pueden ser la motivación que necesitas para pasar el día. Todo ello también puede servir para personalizar tu espacio y mantenerte de buen humor mientras trabajas.

10. Guarda tus documentos de trabajo en un lugar separado

Al trabajar desde casa, es muy fácil que acabes mezclando lo profesional con lo personal. Designa un lugar específico para almacenar todos tus documentos oficiales, como recibos comerciales, facturas, archivos de clientes o registros y documentos importantes.

11. Elige los colores de manera inteligente

Para aumentar la concentración y la eficiencia en el espacio de trabajo, elige colores como el azul o el verde. ¿Quieres infundir optimismo y energía? Escoge el amarillo. Evita los colores brillantes como el rojo o el naranja, ya que pueden ser demasiado intensos y distraer.

12. Aliméntate bien

No pierdas un tiempo precioso yendo y viniendo de la cocina todo el día. Ten a mano snacks saludables como frutos secos, verduras crudas y hummus. Tener una botella de agua cerca también te mantendrá hidratado. Limita el consumo de bebidas azucaradas y de cafeína para evitar quedarte dormido en el sofá a las 2 de la tarde.

13. Vístete

Pasar todo el día en pijama puede sonar maravilloso, pero es probable que seas más productivo y te sientas más seguro cuando estés vestido para trabajar. Además, nunca sabes cuándo podría querer un cliente hacer una videoconferencia inesperada.

14. Haz pausas cortas y agradables

Puede ser tentador poner Netflix o ponerte a terminar rápidamente algunas tareas domésticas. Pero en palabras del gran Walter White, «ve con cuidado». Esa pausa puede hacerte perder fácilmente varias horas. Configura un temporizador para que puedas volver al trabajo en breve, y deja las tareas de casa para más tarde.

15. Controla el tiempo

Cuando trabajan en casa, muchas personas pueden olvidarse de llevar un control del tiempo. Pueden acabar trabajando durante 15 horas al día sin darse cuenta. ¿Sabes que los trabajadores remotos tienen más probabilidades de trabajar más horas que los empleados que trabajan en un espacio de oficina tradicional? Controla el tiempo de alguna manera, ya sea con la técnica Pomodoro, la alarma de tu teléfono inteligente o el reloj de pared de toda la vida.

Image

Cómo te ayuda Wrike a crear tu espacio de trabajo virtual perfecto

El uso de plataformas de gestión del trabajo todo en uno como Wrike permite que los equipos se reúnan y colaboren desde cualquier lugar. Herramientas como Dropbox y Microsoft Teams mantienen los archivos organizados y te permiten comunicarte desde cualquier lugar. Simplemente integra tus herramientas favoritas en Wrike y guárdalo todo en un solo lugar.