Guía de trabajo a distancia

¿Cuál es el futuro del teletrabajo?

¿Cuál es el futuro del teletrabajo después de la COVID-19?

El teletrabajo ha llegado para quedarse, ya sea impuesto por las empresas o como elección personal de los empleados. Probablemente el trabajo nunca será el mismo que antes. Aunque sabemos que el trabajo va a cambiar, no es posible determinar las distintas modalidades. Afortunadamente, las tendencias de teletrabajo nos señalan la orientación general de la contratación, la planificación de eventos virtuales y más. 

La COVID-19 obligó a las pequeñas, medianas y grandes empresas a adaptarse con toda celeridad. Sin embargo, el trabajo remoto después de la pandemia sigue siendo incierto. Si bien esta migración ha resultado exitosa para muchas organizaciones, siguen existiendo desafíos y los directivos empresariales deberán tenerlos en cuenta.

Trabajo remoto durante la pandemia

Si bien, durante la pandemia, algunas empresas adoptaron rápidamente el trabajo remoto, otras lo hicieron lentamente y a regañadientes. En el futuro, es probable que las empresas tengan el trabajo remoto como herramienta clave para mantener la continuidad del negocio. Para ello, pueden ofrecer un sólido apoyo por parte de la empresa para trabajar de forma remota y una política estructurada de trabajo desde el hogar.

La protección de la infraestructura de trabajo remoto ha supuesto un desafío importante. Antes, las empresas lo gestionaban todo de forma centralizada. Ahora, el trabajo remoto masivo a menudo dicta la necesidad de cambios y ajustes de seguridad estructural. Los empleados consideran que la seguridad de los datos y de la red es una prioridad, y no es de extrañar. En 2020, los expertos han visto un aumento del 667 % en las estafas de phishing.

Por otro lado, mientras los empleados crean un espacio de trabajo virtual en casa, también buscan conciliar el trabajo con su vida personal. Los límites entre la vida profesional y la personal se han difuminado, lo que supone una amenaza para la productividad individual y del equipo. Para ayudar a sus equipos remotos a superar esta situación, los empleadores han invertido activamente en el bienestar de sus empleados.

Image

Por qué el teletrabajo es el futuro

Es posible que los empleadores se planteen la posibilidad de que el trabajo remoto a largo plazo sea una opción para sus empleados y sus empresas incluso después de la pandemia. Esto se debe a su influencia positiva en la productividad de los empleados, la reducción de los costes inmobiliarios y un impacto positivo en el medioambiente.

Es posible que muchas empresas no continúen su política de teletrabajo después de que finalice la pandemia, y muchas otras seguirán teniendo opciones de trabajo flexible para sus empleados. Las políticas de trabajo flexible darán lugar a una creciente necesidad de coworking o espacios de trabajo compartidos y modelos de oficinas de hotdesking.

El experimento de trabajo desde casa más grande de la historia mundial ha ayudado a los equipos remotos a aprender nuevas formas de comunicarse, establecer rutinas de productividad variadas y adoptar rápidamente herramientas y tecnologías de colaboración remota en el trabajo. Implementar el trabajo remoto no es un esfuerzo de una sola vez. La tarea de crear una infraestructura de trabajo remoto funcional en toda la empresa es más importante de lo que la mayoría de las empresas cree. Es esencial contar con una cultura corporativa sólida y comprensiva, junto con un enfoque estructurado de trabajo desde casa.

Tendencias de teletrabajo: mirando al futuro


Se espera que el trabajo remoto continúe

Una reciente encuesta confirmó que es probable que el aumento del trabajo remoto continúe, de hecho, un 77 % de las personas esperan trabajar al menos tres días a la semana de forma remota. Las profesiones específicas en las que los niveles de trabajo a distancia ya eran elevados antes de la pandemia tienen una mayor probabilidad de continuar con el teletrabajo.

Los empleadores definirán objetivos de trabajo remoto para que se ajusten a las necesidades empresariales en evolución.

La mayoría de las empresas que se han pasado recientemente a la modalidad remota hicieron este cambio debido a la pandemia del coronavirus. Pero un cambio de tal magnitud no puede circunscribirse a la duración de una pandemia. Para continuar con el trabajo remoto más allá de la pandemia, las empresas tendrán que preguntarse: «¿Por qué hacemos esto?».

Estas son algunas de las razones por las que las empresas pueden optar por seguir permitiendo que los empleados trabajen de forma remota: 

  • Optimización de los costes de la empresa reduciendo los alquileres de oficinas
  • Aumento de la productividad individual y de equipo 
  • Aumento de la flexibilidad de la cultura corporativa y refuerzo de la sintonía con las necesidades de los empleados
  • Adaptación a las tendencias empresariales y las necesidades del mercado cambiantes

Algunas empresas también pueden tomar medidas para ajustar el número de personas que componen su plantilla de acuerdo al panorama empresarial cambiante. Pueden recurrir a reducciones más permanentes de la plantilla, incluidos despidos o el creciente uso de trabajadores contratados ad hoc para satisfacer unas determinadas necesidades comerciales y mantener la rentabilidad.

Reinvención de nuevas políticas y prácticas de trabajo desde casa

Después de que los objetivos empresariales estén claros y bien definidos, el equipo directivo tendrá que establecer un nuevo estilo de trabajo y prácticas de teletrabajo. Algunas empresas pueden optar por optimizar la comunicación mediante la celebración semanal de reuniones virtuales de equipo y el establecimiento de estándares de productividad del teletrabajo.

Una vez que el «porqué» esté claro, las empresas tendrán que definir cómo se mantendrá el trabajo remoto a largo plazo. Las nuevas prácticas de teletrabajo deben reflejarse en las políticas revisadas de recursos humanos y en las prácticas de contratación. Dado que el trabajo remoto está aquí para quedarse, las soluciones a corto plazo no ayudarán. Las empresas deberán planificar a largo plazo y restablecer sus planes de negocio, su cultura corporativa y sus estrategias en consecuencia.

. Muchas empresas pueden incluso optar por implementar una cultura de trabajo remoto híbrida, en la que los empleados pueden optar por trabajar en la oficina algunos días y trabajar desde casa otros días.

Cómo ayuda Wrike a que tus equipos remotos alcancen el éxito

Los equipos remotos, tanto los más veteranos como los más nuevos, prosperan cuando tienen un espacio de trabajo virtual donde pueden optimizar los flujos de trabajo y trabajar juntos con fluidez. La plataforma flexible de gestión del trabajo de Wrike permite a los equipos gestionar cargas de trabajo, agilizar los procesos y comunicarse sin problemas desde cualquier parte del mundo. Para saber cómo Wrike puede ayudar a sus equipos remotos a colaborar desde cualquier lugar y obtener resultados, regístrate para realizar una prueba gratuita hoy mismo.