Tendencias en el espacio de trabajo para 2019

Habrás oído que la única constante es el cambio. Y, por mucho que todos odiemos los cliché, parece que este es muy cierto, particularmente cuando ponemos la vista en el futuro del trabajo.

Si echáramos un vistazo al interior de una empresa hace apenas unas décadas observaríamos interminables filas de cubículos y escritorios. Actualmente, hemos distribuido las plantillas para que colaboren desde todo el mundo.

Algunos roles muy demandados en este momento —como los Community Managers, arquitectos de la nube, desarrolladores de aplicaciones móviles y mucho más— son puestos que ni siquiera existían hace 15 o 20 años.

¿Te da un poco de vértigo? Es comprensible. El mundo laboral está en constante evolución y, a menos que tengas una bola de cristal acumulando polvo en el último cajón de tu escritorio, mantenerse a la altura de los tiempos resulta aún más desafiante.

Sentimos decirte que tenemos malas noticias: nosotros tampoco tenemos una bola de cristal a mano. Sin embargo, también tenemos buenas noticias: hemos recopilado algunas ideas sobre lo que cabe esperar del mundo laboral el año que viene.

Las principales tendencias en el espacio de trabajo para 2019 incluyen:

Predicción n.º 1: la comunicación será más centralizada

Las bandejas de entrada rebosantes de correos electrónicos son un problema para todos nosotros y hace tan solo unos años estábamos convencidos de que la mensajería instantánea llegaría para solucionar el problema.

La mensajería instantánea definitivamente tiene sus ventajas y comodidades. Pero también conlleva que muchos trabajadores se enfrenten a una sobrecarga de comunicación y un mayor estrés en una jornada de trabajo promedio.

En un estudio de ReportLinker, los encuestados que utilizan una herramienta de mensajería instantánea en el trabajo dicen que sienten la presión de responder inmediatamente. También experimentan otros inconvenientes como dificultad para concentrarse en su trabajo y quedar atrapados en conversaciones que consumen mucho tiempo.

Las aplicaciones de chat y los mensajes instantáneos definitivamente no desaparecerán, pero predecimos que veremos el inicio del cambio de la forma en que se utilizan en los equipos de trabajo.

Ten en cuenta estas estadísticas: el trabajador medio pasa hasta el 20 % de la semana laboral buscando la información interna que necesita, y el 87 % de los empleados piensan que sus superiores se comunican de manera ineficaz.

Por razones como estas, muchas empresas ya se están dando cuenta de la importancia de encontrar una única plataforma que unifique diferentes sistemas, consolide proyectos y comunicaciones relevantes, vincule las actividades con los objetivos de la empresa y empodere a los empleados para que trabajen de manera efectiva, sin tener que mantener conversaciones importantes aisladas en mensajes instantáneos privados.

Sin lugar a duda, una comunicación más centralizada y racionalizada es una de estas nuevas tendencias en el espacio de trabajo que veremos ganar fuerza en 2019.

Predicción n.º 2: se hará aún más hincapié en el equilibrio entre el trabajo y la vida privada

Con todas estas herramientas digitales que permiten a los empleados trabajar en cualquier momento y en cualquier lugar, la voluntad de lograr un equilibrio adecuado entre la vida laboral y personal seguirá siendo un foco dominante para muchos trabajadores, y una de las tendencias de contratación y de empleo a las que hay que prestar atención.

Para seguir siendo competitivas, las empresas deberán demostrar a sus empleados que se trata de un valor compartido.

Según el informe Randstad Employer Brand Research Report, el buen equilibrio entre la vida laboral y personal es una de las consideraciones más importantes que los candidatos hacen al evaluar una empresa. Solo es superado por un salario atractivo y una seguridad laboral a largo plazo.

El énfasis en este equilibrio no solo es importante para el reclutamiento, sino también para la retención. En nuestra propia encuesta sobre el estrés y productividad, más de la mitad de los encuestados admiten que buscan un nuevo trabajo cuando piensan que el estrés de su puesto es excesivo, y el 25 % ha renunciado a un trabajo debido al estrés en el espacio de trabajo.

¿En qué posición deja esto a las empresas? Necesitarán explorar las formas de dar a los empleados la flexibilidad que necesitan, al mismo tiempo que se asegura de que se realice un trabajo productivo.

Este respiro adicional supone grandes cosas para ambas partes, pero también presenta algunos desafíos para las empresas. Tendrán que ser claros con sus límites y expectativas para asegurarse de que los miembros del equipo están realizando las tareas, sin esperar que fichen la entrada y la salida y estén disponibles en cualquier momento.

Debido a estas aguas cada vez más turbias que acompañan a una mayor flexibilidad, nos imaginamos que veremos más políticas formales sobre la desconexión durante las horas no laborales, como la ley laboral que se aprobó en Francia en 2017, que requiere que las empresas con 50 o más empleados negocien directrices sobre los correos electrónicos fuera de horario laboral con su personal.

Predicción n.º 3: el ritmo de trabajo seguirá aumentando

No te equivoques: un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada no se traduce en menos trabajo. En todo caso, la velocidad a la que se espera que trabajemos seguirá aumentando.

Con la introducción de herramientas como plataformas de gestión de trabajo colaborativo, automatizaciones, plantillas y otros recursos, nunca ha sido tan fácil trabajar a un ritmo vertiginoso. Mejorar la tecnología supone que las cosas se pueden hacer de manera eficiente, sin una carga tan pesada para los empleados.

El trabajo se está acelerando, las empresas se mueven más rápido que nunca y se espera que los contribuyentes hagan más en menos tiempo. De acuerdo con datos anónimos que pudimos obtener de nuestra base de usuarios de Wrike, el tiempo medio de finalización de un proyecto en nuestro sistema ha disminuido en aproximadamente un 50 % desde 2014.

Gran parte de la conversación sobre la eficiencia del trabajo se ha centrado en la inteligencia artificial (¡ya llegan los robots!), pero en realidad son las automatizaciones las que con más probabilidad cambiarán las reglas del juego en 2019. No te preocupes, no se trata de cómo estas automatizaciones pueden reemplazar a los empleados actuales, sino más bien de cómo estos avances pueden ayudar a la gente real a hacer su propio trabajo mejor y más rápido.

Según McKinsey, cerca del 60 % de los puestos podrían ver al menos el 30 % o más de sus funciones totalmente automatizadas.

"Si observamos el retorno de la inversión de la IA y las iniciativas de automatización en 2019, se puede prever que al menos tres cuartas partes de ella no requerirán técnicas sofisticadas de IA y dependerán de automatizaciones más simples, incluyendo la conversión de los procedimientos operativos estándar en plantillas, las estadísticas sobre el trabajo repetible y la heurística", explica Andrew Filev, fundador y CEO de Wrike.

Si esta es una de esas tendencias futuras de la fuerza laboral que se mantiene (¡y realmente creemos que así será!), las empresas se enfrentarán al reto de encontrar formas de gestionar adecuadamente esa aceleración, evitando el agotamiento y ofreciendo a los empleados el equilibrio adecuado entre la vida laboral y personal que están demandando.

Predicción n.º 4: la importancia de la mentorización se hará aún más evidente

Por supuesto, el futuro del espacio de trabajo no depende únicamente de la tecnología. Algunos de los aspectos más humanos también seguirán recibiendo más atención.

Los trabajadores más jóvenes desean avanzar en su carrera. Las investigaciones muestran que el 91 % de los milenials consideran que una rápida progresión en la carrera es una prioridad absoluta. Además, según un estudio de Willis Towers Watson, más del 70 % de los empleados cuya retención más peligra dicen que dejarían sus trabajos actuales para mejorar su carrera.

Con estas cosas en mente, 2018 parecía ser el renacimiento de la mentorización en el espacio de trabajo. Los empleadores se centran en establecer programas e iniciativas más estructurados para apoyar a los empleados en su aprendizaje y desarrollo profesional. Emparejar a empleados más jóvenes con trabajadores más experimentados es un maniobra exitosa bastante fácil de implementar en lo que respecta a elevar la moral y la retención, por lo que estamos seguros de que continuará.

La encuesta 2016 Deloitte Millennial Survey reveló que los empleados que tienen la intención de permanecer en su organización durante más de 5 años tienen el doble de probabilidad de tener un mentor (68 %) que de no tenerlo (32 %).

De todas las tendencias de liderazgo que parecen ir y venir, la de mentores es una que veremos que ganará aún más fuerza en los espacios de trabajo en 2019.

Predicción n.º 5: la atención se centrará en la igualdad de género

Claramente no hablamos de un nuevo debate y seguirá siendo un tema central en el horizonte de 2019 (o una buena razón).

Se han dado pasos y ya se han hecho progresos, pero nos imaginamos que el debate se traducirá en más acción el año que viene, sobre todo cuando se trate de asegurar que más mujeres obtengan puestos de responsabilidad.

Aparte de ser lo más ético, literalmente a las empresas les compensa. Un estudio realizado en 2016 por Ernst and Young mostró que el aumento del porcentaje de mujeres en puestos de liderazgo de 0 a 30 % está asociado con un aumento del 15 % en la rentabilidad.

¿Qué tipo de acción puedes anticipar como resultado? Cada vez más compañías están introduciendo grupos de recursos para empleados y más esfuerzos de diversidad e inclusión que ayudan a dar pasos en la dirección correcta en el espacio de trabajo.

Sin embargo, asumimos que veremos una acción más formal y duradera para cerrar la brecha del género. Por ejemplo, California implementó recientemente una regla que se aplica a los consejos de administración de las empresas públicas. A finales de 2019, estas empresas deben tener al menos una mujer en su consejo de administración.

Con la igualdad en la mente de todos, los requisitos y mandatos más estrictos en 2019 mantendrán el progreso en el buen camino.

Futuras tendencias en el espacio de trabajo más allá del Año Nuevo (no se necesita una bola de cristal)

El mundo del trabajo está en constante evolución. El mañana será muy diferente al ayer.

Esa misma idea podría hacer que corras en busca de una bola de cristal que pueda dar un poco de luz al asunto. Pero ten por seguro que no necesitas magia para descubrir lo que te depara el futuro.

En lugar de eso, ten presentes estas cinco tendencias en el espacio de trabajo para 2019 y seguro que estarás al tanto de lo que vendrá después.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más