Team Collaboration Archives | Blog Wrike
Director, Director senior, Director asociado
Server error. We're really sorry. Wait a few minutes and try again.
Director, Director senior, Director asociado
Server error. We're really sorry. Wait a few minutes and try again.
Entrar Contactar con ventas

Team Collaboration

Director, Director senior, Director asociado
Server error. We're really sorry. Wait a few minutes and try again.
Cómo crear un proceso eficiente de gestión de la carga de trabajo
Gestión de proyectos 10 min leídos

Cómo crear un proceso eficiente de gestión de la carga de trabajo

La gestión eficiente de la carga de trabajo ayuda a maximizar la productividad del equipo y a reducir el riesgo de exceso de trabajo o agotamiento. Más información sobre las herramientas de gestión de la carga de trabajo con Wrike.

Cuatro formas de trabajar sin problemas entre hojas de cálculo y herramientas de gestión de proyectos
Productividad 7 min leídos

Cuatro formas de trabajar sin problemas entre hojas de cálculo y herramientas de gestión de proyectos

Apps de gestión de proyectos, plataformas de gestión de relaciones con los clientes, bases de datos dinámicas… Parece que no faltan herramientas para cada tipo de tarea. Sin embargo, las hojas de cálculo siguen estando en todas partes. ¿Deberías intentar reemplazarlas en cada momento? ¿O simplemente deberías aprender a adoptarlas después de todo? Ninguna de las dos opciones, en realidad. En su lugar, deberías combinar las hojas de cálculo con tus otras herramientas. De esta forma, evitarás copiar y pegar datos sin parar y otros trabajos manuales. Estas son cuatro formas en las que puedes consolidar tu trabajo y aprovechar al máximo el uso de hojas de cálculo junto con tus otras herramientas. Prueba Wrike gratis Reconoce cuándo son la mejor herramienta para cada trabajo A pesar de lo realmente enorme que se ha vuelto el mercado de SaaS en los últimos años, algunos todavía prefieren las hojas de cálculo para ciertos trabajos. Estos son solo algunos ejemplos de tareas en las que una hoja de cálculo es la opción preferida: Elaboración de presupuestos: Entre sus sólidas fórmulas y sus funciones de base de datos, la hoja de cálculo sigue siendo una excelente forma de realizar un seguimiento del presupuesto de cada proyecto, equipo o incluso de toda la empresa. Trabajar con datos de varias fuentes: Como la mayoría de las herramientas que utilizas pueden exportar datos a un archivo CSV, las hojas de cálculo son perfectas para trabajar con todos estos datos sin tener que pagar constantemente por nuevas integraciones de software. Gestión de SEO: Las herramientas de optimización de motores de búsqueda (SEO) son las mejores de su clase cuando se trata de rastrear el posicionamiento de tu contenido en los resultados de búsqueda, pero los datos de estas herramientas no siempre se pueden compartir con facilidad. Una hoja de cálculo es perfecta para compartir esos datos y analizarlos también. Estas son solo algunas de las tareas para las que son útiles las hojas de cálculo. Pero el hecho de que sean útiles no significa que deban reemplazar a ninguna de tus otras herramientas. Puedes encontrar fácilmente formas de integrar las hojas de cálculo en tu flujo de trabajo, incluso si la mayor parte del trabajo se realiza en una herramienta de gestión de proyectos como Wrike. Solo asegúrate de planificar dónde encajarán en tu proceso y toma medidas para que esa inclusión sea lo más fluida posible, ya sea describiendo las mejores prácticas para tu proceso de flujo de trabajo o mediante una integración. Aprende a confiar en los expertos en hojas de cálculo Cada equipo tiene un experto en hojas de cálculo que puede hacer prácticamente cualquier cosa en unos minutos y con un par de filas y algunos datos. Ya se trate de crear un informe detallado, crear un panel de control o encontrar formas de resolver problemas específicos para tu equipo (como la asistencia a reuniones importantes), un experto en hojas de cálculo puede hacer que estas herramientas funcionen de maravilla. Incluso si tienes las mejores herramientas de su clase para gestión de proyectos, programación, administración de bases de datos o cualquier otra función, las hojas de cálculo siguen siendo una herramienta estupenda. Sin necesidad de adquirir ningún software nuevo, puedes hacer que tu experto local en hojas de cálculo cree rápidamente una solución para un uso concreto y la utilice hasta que consigas el presupuesto para cualquier plataforma nueva que necesites. Las hojas de cálculo pueden ayudar a cubrir las carencias de un conjunto de herramientas que por lo demás puede ser excelente. Pero el hecho de que tu experto local en hojas de cálculo pueda convertir una hoja de cálculo en casi cualquier cosa no significa que deba hacerlo. Los gestores de proyecto y los líderes de equipo pueden establecer límites claros para definir cuándo se deben usar ciertas herramientas en lugar de otras, y sacar a escena a tus expertos en hojas de cálculo cuando sea necesario. Prueba Wrike gratis Acepta a los equipos que las adoran Para algunos equipos, realmente no importa lo que haya disponible; las hojas de cálculo son la forma en que han trabajado durante años y nada se les puede comparar. Esto puede ser porque son de las herramientas más accesibles (todas las empresas con un plan de Microsoft Office o Google Workspace tienen una herramienta de hojas de cálculo) o simplemente porque forman parte de la formación que reciben las personas para funciones específicas. Por ejemplo, contables, analistas de datos y especialistas en recursos humanos. Cuando dedicas mucho tiempo a las hojas de cálculo, es fácil verlas como la solución para cada problema. Podrías intentar convencer a estos equipos de que dejen de trabajar con hojas de cálculo. Pero ¿es esa la mejor forma en que puedes emplear tu tiempo? Sería mejor aceptar que algunos equipos usarán hojas de cálculo para todo. Porque ¿sabes qué? Hay una forma de trabajar con ellas sin problemas, incluso si utilizas Wrike para la mayor parte de tu trabajo. Combina sus ventajas con tus herramientas favoritas Con la plataforma adecuada, ni siquiera tienes que preocuparte por los equipos que trabajan exclusivamente con hojas de cálculo. Puedes colaborar con ellos sin problemas sin tener que abandonar la herramienta que elijas, ni siquiera darte cuenta de que están trabajando con una hoja de cálculo. ¿Cómo? Con Wrike Sync de Unito. Trabaja desde Wrike mientras disfrutas de las hojas de cálculo que otros equipos están creando. Wrike Sync es un complemento de integración sin código que envía los datos de las hojas de cálculo a Wrike (y viceversa) y, al mismo tiempo, mantiene todo sincronizado en ambas herramientas. Entonces ¿qué puedes hacer con él? Extraer datos de una hoja de cálculo para tus informes de Wrike: Wrike cuenta con algunas funciones de generación de informes eficaces, pero si necesitas utilizar datos de otras plataformas, exportarlo todo de forma manual puede llevar mucho tiempo. Con Wrike Sync, puedes asegurarte de que todos los datos estén en Wrike y se mantengan actualizados automáticamente. Trasladar datos de Wrike a tus bases de datos: Cuando un equipo usa una hoja de cálculo como base de datos importante, casi se espera que te asegures de que tus datos lleguen a su herramienta. Con Wrike Sync, puedes saltarte el trabajo manual y asegurarte de que tus datos estén donde deben estar. Conectar Wrike con cualquier herramienta que usen tus equipos: Wrike Sync no es solo para hojas de cálculo. Independientemente del equipo con el que trabajes, puedes conectar Wrike con sus herramientas y asegurarte de tenerlos a todos integrados. Sincroniza las tareas de Wrike con tickets de Zendesk, tareas de HubSpot, issues de Jira, tarjetas de Miro y mucho más. No siempre es necesario reemplazar las hojas de cálculo. Tanto si se trata de un equipo que no quiere renunciar a ellas como de una tarea en la que realmente son la mejor opción, puedes mantener las hojas de cálculo en tus flujos de trabajo. Además, siempre que utilices una plataforma como Wrike Sync, podrás hacer todo tu trabajo desde la mejor app de gestión de proyectos de su clase sin tener que corregir las diferencias entre herramientas con horas de trabajo manual.

La guía definitiva de actividades de fomento de espíritu de equipo que no aborrecerás
Liderazgo 10 min leídos

La guía definitiva de actividades de fomento de espíritu de equipo que no aborrecerás

Un equipo que trabaja bien es más eficaz, productivo y exitoso, por no decir que sus miembros están más satisfechos y se divierten más trabajando. Sin embargo, establecer y desarrollar estos vínculos puede ser complicado, especialmente si las típicas actividades para el fomento del espíritu de equipo provocan más ojos en blanco que muestras de alegría. Que no te vean como al Michael Scott de la oficina con carreras llevando huevos en una cuchara y concursos de engullir perritos calientes. Hemos investigado en Internet hasta crear la lista definitiva de divertidos juegos para fomentar el espíritu de equipo con los que se reirán, aprenderán y conectarán con el grupo. Actividades y juegos para fomentar el espíritu de equipo 1. Huye del zombi. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 1 cuerda, 1 llave y entre 5 y 10 puzles o pistas, dependiendo de la cantidad de tiempo que quieras dedicar al juego. Instrucciones: reúne al equipo en la sala de reuniones u otro espacio vacío y "tranca" la puerta. Antes de nada, selecciona a un miembro del equipo para que represente el papel de zombi: con ojos de muerto, brazos extendidos, murmullos de "cereeeeeebrooosssss" y todo. El zombi voluntario quedará atado con la cuerda de unos 30 cm de longitud en la esquina de la habitación. Cuando empiece el juego, cada cinco minutos la cuerda que ata al zombi se irá alargando 30 cm. Pronto el zombi podrá alcanzar a los miembros del equipo vivos, que tendrán que solucionar una serie de puzles o pistas para encontrar la llave oculta que abrirá la puerta y les permitirá escapar antes de que sea demasiado tarde. 2. Batalla de instrumentos aéreos. Objetivo: fomento del espíritu de equipo. Material necesario: altavoces, smartphone o reproductor mp3. Instrucciones: ¿alguna vez has visto una de las famosas batallas de playback del programa de Jimmy Fallon? Amplía el concepto a toda una batalla de bandas con instrumentos aéreos. Divide al grupo en equipos de 3 o 4 personas y déjales que decidan quiénes van a ser los cantantes, los guitarristas, los baterías, etc. Déjales tiempo para que elijan, ensayen y hagan una versión en playback de alguna canción que les guste. Si se dispone de unos días, los equipos pueden disfrazarse o llevar otros artículos. Después de las actuaciones, los equipos pueden votar por el ganador (siempre que no lo hagan por su propia banda). También puedes dejar que otro departamento entre en juego y pedirle que elija al ganador. 3. Un barco cada vez más pequeño. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas. Material necesario: una cuerda, una manta o cinta adhesiva para marcar un espacio en el suelo. Instrucciones: marca el espacio en el suelo y pide al grupo (o bien forma grupos pequeños) que se queden en dicho espacio. A continuación, reduce gradualmente el espacio de forma que el equipo tenga que pensar rápidamente y trabajar en equipo para que todos permanezcan a bordo.   4. Dibujo espalda con espalda. Objetivo: habilidades de comunicación. Material necesario: papel, bolígrafos o rotuladores, imágenes con dibujos sencillos o formas básicas. Instrucciones: divide al grupo en parejas y pide a sus miembros que se sienten espalda con espalda. Una persona tendrá la imagen de una forma o un dibujo sencillo, y la otra, un papel y un bolígrafo. La persona que tenga la imagen dará instrucciones verbales a su compañero sobre cómo trazar la forma o el dibujo que le han dado (sin decir la forma o la imagen que es). Acabado el plazo establecido, pide a cada pareja que compare sus imágenes y decide qué equipo ha dibujado la réplica que más se parece a la imagen original. 5. Trivial edición oficina. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo. Material necesario: 20-25 preguntas generales sobre el lugar de trabajo. Instrucciones: puedes idear preguntas como "¿de qué color son los azulejos de la cocina?", "¿cuántas personas hay en el departamento de informática?", "¿cuántas ventanas hay en toda la oficina?", "¿de qué marca son los monitores de los ordenadores?" o "¿en qué mes del año se celebran más cumpleaños de empleados?", etc. La cuestión es elaborar una lista de preguntas específicas del lugar de trabajo y poner a prueba los conocimientos del equipo. 6. Torre de espaguetis y nubes de azúcar. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 20 espaguetis crudos, 1 rollo de cinta adhesiva, 1 metro de cuerda y 1 nube de azúcar para cada equipo. Instrucciones: con tan solo estos elementos, ¿qué equipo será capaz de construir la torre más alta? Condición: la nube de azúcar tiene que estar en lo alto de la torre de espaguetis y toda la estructura tiene que sostenerse durante 5 segundos sin más ayuda (es decir, no se puede sujetar con las manos u otros objetos). 7. Servicios a la comunidad. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: unas horas de la jornada laboral. Instrucciones: se puede participar en programas de voluntariado durante las vacaciones, organizar limpiezas en la playa, emprender un proyecto de embellecimiento de la comunidad, etc. Busca una actividad que interese al equipo o que refleje los valores de la empresa, sal de la oficina y haz algo útil tanto para la comunidad como para tu equipo. 8. Sal y pimienta. Objetivos: habilidades de comunicación. Material necesario: cinta adhesiva, 1 bolígrafo, 1 trozo pequeño de papel para cada persona y 1 lista de binomios (por ejemplo, mantequilla y mermelada, Mario y Luigi, o sal y pimienta). Instrucciones: escribe los elementos del binomio por separado en las hojas de papel (Mario en un trozo y Luigi en otro, y haz lo mismo con el resto). Con la cinta adhesiva, pega en la espalda de cada participante un trozo de papel. A continuación, pide a todos que se mezclen e intenten adivinar la palabra que llevan pegada en la espalda. Es indispensable que solo se planteen preguntas a las que responder con sí o no. Cuando descubran su palabra, tendrán que buscar a su pareja. Cuando se encuentren las dos mitades y mientras el resto del equipo continúa con el juego, pídeles que se sienten y decidan qué tres cosas tienen en común. 9. Obras de arte murales. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: lienzos con dibujos realizados previamente, pinturas y pinceles, trapos o telas. Instrucciones: da a cada miembro del equipo un lienzo y un pincel. A continuación, deja que todos creen una colorida obra de arte en su lienzo. Cuando se seque la pintura, reúne todas las obras y exhíbelas en la oficina a modo de mural, o bien colócalas por todo el lugar de trabajo.   10. Tarde en las carreras. Objetivo: habilidades de colaboración. Material necesario: 1 coche de madera que hay que montar para cada equipo y tiza para marcar las líneas de salida y meta. Instrucciones: pide a los equipos que construyan su propio coche de madera y que compitan para ver quién llega primero. Si quieres, deja que se vengan arriba y creen mascotas y otros elementos relacionados con la carrera. A continuación, celebra una fiesta con aperitivos y música. 11. Residuos tóxicos. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 1 cubo grande y otro pequeño, 1 cuerda, 1 cuerda elástica con los extremos atados uno al otro, 8 cuerdas elásticas y 8 pelotas de plástico o tenis. Instrucciones: utiliza la cuerda para formar un círculo de 2,5 metros sobre el suelo que represente una zona de residuos radioactivos. (Puedes ampliar la zona radioactiva para aumentar la dificultad). Pon las pelotas en el cubo pequeño y colócalo en el centro del círculo. Este cubo con pelotas representa a los residuos tóxicos. Coloca el cubo grande a unos 10 metros de distancia. Los equipos tendrán que utilizar las cuerdas elásticas para buscar la forma de trasladar las pelotas tóxicas del cubo pequeño al grande en un plazo determinado de tiempo (unos 15 o 20 minutos). Quien cruce la línea y entre en la zona de radiación quedará "herido" (puedes ponerles una venda en los ojos o hacer que mantengan una mano en la espalda) o "muerto" (tendrán que sentarse fuera para descansar del juego). Si se caen las pelotas tóxicas habrá heridos; tirar todo el cubo conllevará la muerte de todo el equipo. Solución para los árbitros: ata las cuerdas elásticas al círculo de cuerda elástica. Después, pide a todos que sostengan y tiren de las cuerdas para estirar el círculo, elevarlo y agarrar el cubo de residuos tóxicos con él. Afloja las cuerdas para que el círculo elástico se contraiga y, de este modo, agarrar el cubo. Utiliza las cuerdas para elevar el cubo y volcar el contenido de pelotas en el cubo grande de neutralización.  12. Escudo de armas de la empresa. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo. Material necesario: papel, bolígrafos y rotuladores. Instrucciones: pide a los equipos que creen el escudo de armas de la empresa. En primer lugar, dibuja algo que represente un logro reciente. En segundo lugar, dibuja algo que refleje los valores de la empresa. A continuación, dibuja algo que represente cómo ves a la empresa en el futuro. Coloca el escudo de armas en la oficina una vez terminado. 13. Reunión/mural de recuerdos. Objetivo: para fomentar el espíritu de equipo y romper el hielo. Material necesario: notas adhesivas o una pizarra. Instrucciones: escribe una serie de temas generales relacionados con el trabajo en la pizarra o en notas adhesivas para pegar en la pared (por ejemplo, "mi primer día...", "trabajo en equipo", "viaje con la empresa", etc.). Reúne al equipo y pide a todos que elijan uno de los temas y cuenten un recuerdo relacionado con la empresa que les haga reír y les una por medio de las experiencias compartidas. También puedes pasar las notas adhesivas y pedir a todos que anoten recuerdos positivos del trabajo en equipo o logros especiales del grupo. Se pueden emplear palabras o dibujos para plasmar los recuerdos. A continuación, pide a todos que cuenten el recuerdo y lo peguen en el mural hasta formar una nube de recuerdos positivos. 14. Congelación. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 1 paquete de materiales de construcción (como cartones, palillos, gomas y notas adhesivas) para cada grupo y 1 ventilador eléctrico. Instrucciones: los equipos, con 4 o 5 miembros cada uno, ya no se encuentran en la oficina, sino que están explorando el Ártico y atravesando la helada tundra. Pide a cada equipo que elija a un líder para guiar la expedición. Cuando se desencadene la tormenta, el equipo debe construir un refugio de emergencia en el que cobijarse para sobrevivir. Sin embargo, el líder de la expedición tiene ambas manos congeladas, por lo que no puede ayudar físicamente a construir el refugio y el resto del equipo está ciego por el reflejo de la nieve. Entrega un conjunto de materiales de construcción a cada equipo y pon en marcha el temporizador. Cuando se acabe el tiempo, enciende el ventilador eléctrico para desencadenar los vientos árticos y mira a ver quién es capaz de construir un buen refugio que los mantendrá a salvo. Cambia el nivel de dificultad dejándoles materiales de construcción más sólidos (proporciona palos de helado en lugar de palillos, por ejemplo), cambiando los niveles del ventilador o activando el ventilador mientras el equipo construye el refugio. 15. Campo minado. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: sala vacía o vestíbulo, y material de oficina. Instrucciones: utiliza cajas, sillas de oficina, botellas de agua, etc., para crear una recorrido con obstáculos o "minas" en dicho espacio. Divide al grupo en parejas, en las que un miembro tendrá los ojos vendados. El otro tiene que guiar a su compañero desde el inicio del recorrido al fin sin pisar las minas. La persona que guíe no podrá entrar en la pista y solo podrá dar instrucciones verbales para que el otro llegue a la meta. Dependiendo del número de personas que participen y lo difícil que quieras hacer la actividad, puedes aumentar el número de parejas que corran al mismo tiempo, para que tengan que esforzarse más por escuchar al otro y comunicarse con más claridad. 16. Caída del huevo. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 1 docena de huevos, materiales de construcción básicos (por ejemplo, periódicos, pajitas, cinta adhesiva, papel plástico para envolver, globos, gomas, palitos de helado, etc.), trapos o telas, el aparcamiento u otro lugar que se pueda manchar. Instrucciones: divide al grupo en equipos y dale a cada uno aproximadamente 20 o 30 minutos para construir un envoltorio que proteja al huevo de una caída de dos pisos de altura (o la altura que prefieras). Si el juego termina en empate, aumenta gradualmente la altura de la caída hasta que haya un ganador. 17. La búsqueda del tesoro. Objetivo: habilidades de colaboración y fomento del espíritu de equipo. Material necesario: 1 recorrido definido y pistas. Instrucciones: si quieres volver el juego un poco más tecnológico, puedes utilizar mensajes de texto, juegos, sitios web o direcciones de correo electrónico con respuesta automática para dar las pistas y generar códigos QR personalizados con este generador gratuito de códigos QR en línea. Asegúrate de que al menos una persona de cada equipo tenga un smartphone con una aplicación de lectura de códigos QR y deja que busquen los códigos.   18. Accidente aéreo. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: plazo de 20-30 minutos. Instrucciones: imagina que el avión en el que viaja el equipo tiene un accidente y todos sus miembros acaban en una isla desierta. Los equipos deben elegir solo los 12 objetos de la oficina que consideren más útiles para la supervivencia y ordenarlos según su importancia. También puedes pedir a los participantes que hagan su selección primero y, a continuación, que el grupo decida y llegue a un acuerdo. 19. Tela de araña. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: cuerda y cinta adhesiva. Instrucciones: pega 2 trozos de cuerda cruzando la puerta de entrada, uno a aproximadamente 1 metro y el otro a 1,5 metros. Esta cuerda es una tela de araña venenosa. Los equipos tienen que pasar a través del hueco que queda entre las cuerdas sin tocarlas. Puedes aumentar la dificultad colocando más trozos de cuerda en la puerta. 20. Concurso de aviones de papel. Objetivo: habilidades de colaboración. Material necesario: un vestíbulo amplio, cinta adhesiva para marcar la línea de lanzamiento, cinta métrica y cartón. Instrucciones: cada equipo recibirá un trozo de cartón para construir un avión. Enséñales diferentes diseños de aviones y deja que trabajen juntos para construir el que crean que volará más lejos. Aumenta la diversión decorando los aviones antes de su lanzamiento. Ganará el equipo cuyo avión vuele más lejos. Actividades para fomentar el espíritu de equipo con oficinas remotas: 1. ¿De quién es esta oficina? Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: conexión a Internet y herramienta para guardar archivos. Instrucciones: pide a los miembros del equipo que envíen una fotografía de sus oficinas domésticas y, a continuación, pide a todos que traten de adivinar a quién pertenece. Haz que el juego continúe con fotos de sus tazas, los fondos de escritorio o las vistas desde su oficina. 2. Trivial por teléfono. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: conexión a Internet. Instrucciones: divide a los participantes en equipos y juega al Trivial. Encontrarás buenas preguntas de cultura general y sus respuestas en Internet, aunque también puedes utilizar las tarjetas del Trivial Pursuit. Es una estupenda forma de aprender sobre los intereses personales no relacionados con el trabajo y sus personalidades. 3. Juegos multijugador en línea. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: conexión a Internet. Instrucciones: escoge un juego en grupo con el que crear estrategias y solucionar problemas, como Travian o 1066, o busca entre los miles de juegos de cooperación de Steam gratuitos y de pago. Utiliza el micrófono integrado del ordenador y los altavoces para chatear o usa unos auriculares.   4. Adivinanzas o acertijos por Hangouts o Skype. Objetivo: habilidades de colaboración y fomento del espíritu de equipo. Material necesario: conexión a Internet y aplicación para realizar un chat de vídeo. Instrucciones: divide al grupo en mitades y juega a las adivinanzas o los acertijos por videoconferencia. Puedes enviar a todos el enlace a un generador en línea de adivinanzas o acertijos que te proporcionará palabras que adivinar, por ejemplo. 5. Concurso de karaoke en línea. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: conexión a Internet. Instrucciones: suéltate con un concurso de karaoke en línea. Utiliza los micrófonos y los altavoces integrados de los ordenadores para retar a tus compañeros en el karaoke, compara las puntuaciones más altas o simplemente diviértete mostrando tus dotes artísticas. Más recursos para el fomento del espíritu de equipo en el trabajo: Blog de Gamestorming: busca entre una serie de actividades en grupo para aportar ideas. Recursos para el moderador de Gamestorming Kit de fomento del espíritu de equipo de recursos humanos de la Universidad de Berkeley, California: consejos para las personas que planifican y moderan actividades de fomento del espíritu de equipo, listas de actividades y recursos adicionales, entre los que se incluyen libros recomendados y recursos en línea. Recursos para el fomento del espíritu de equipo de la Universidad Estatal de Ohio: juegos recomendados y actividades para romper el hielo. ¿Cuál es tu actividad favorita para fomentar el espíritu de equipo en el trabajo? Cuéntanos en los comentarios de abajo qué haces para romper el hielo y qué ejercicios en grupo te gustan. Lecturas recomendadas: 3 lecciones sobre equipos de alto rendimiento extraídas de las ponencias de Ted 15 libros que todo director debería leer Cómo comunicarse cual campeón de la Super Bowl Fuentes: RoomEscapeAdventures.com, EventYoda.com, TeachThought.com, InsiderMonkey.com, RefreshLeadership.com, ADirectEffect.com, Wilderdom.com, LeadershipCenter.osu.edu, Gamestorming.com, Vorkspace.com, InnovativeTeamBuilding.co.uk, Pridestaff.com, Teampedia.net, Speek.com y KaraokeParty.com

Seis estrategias para mantener una comunicación de equipo eficaz
Colaboración 10 min leídos

Seis estrategias para mantener una comunicación de equipo eficaz

Para aumentar el compromiso y la productividad, es fundamental que los miembros de tu equipo se encuentren en sintonía. Afortunadamente, existen tácticas que se pueden poner en práctica para mantener a todos en la misma página e impulsar una comunicación de equipo eficaz.

Seis modelos diferentes de eficacia de equipo para comprender mejor al tuyo
Colaboración 10 min leídos

Seis modelos diferentes de eficacia de equipo para comprender mejor al tuyo

Comprender estos seis modelos de eficacia de equipo puede ayudarte a determinar qué modelo adoptar para tu propio equipo. O simplemente puede arrojar luz sobre lo que funciona en tu grupo y cómo subsanar las carencias.

9 maneras sencillas de dar las gracias a tu equipo
Colaboración 7 min leídos

9 maneras sencillas de dar las gracias a tu equipo

Dar las gracias es gratis. Aquí tienes 9 maneras sencillas de dar las gracias a tu equipo y expandir el espíritu navideño por la oficina

¿Trabajo remoto o remotamente trabajando? Consejos de colaboración al trabajar en remoto
Colaboración 10 min leídos

¿Trabajo remoto o remotamente trabajando? Consejos de colaboración al trabajar en remoto

El trabajo remoto está más de moda que nunca. Pero, ¿lo haces de forma eficiente y colaborando con tu equipo cuando trabajas en remoto? Te damos algunos consejos de colaboración al trabajar en remoto.

¡Deja de intentar quedar siempre bien! La guía del estoicismo para gestionar conflictos en el trabajo
Liderazgo 10 min leídos

¡Deja de intentar quedar siempre bien! La guía del estoicismo para gestionar conflictos en el trabajo

La colaboración y los conflictos no son adversarios, sino aliados. Aprende a gestionar conflictos en el trabajo con estos consejos.

¿Cómo utilizar herramientas de colaboración online para gestionar un equipo de marketing?
Marketing 7 min leídos

¿Cómo utilizar herramientas de colaboración online para gestionar un equipo de marketing?

Vivía en un mundo de correos electrónicos, reuniones eternas, y la "proliferación de nuevas herramientas". Ahora, puedo anunciar que es posible centralizar tus comunicaciones con los procesos y herramientas de colaboración adecuados.

Cuatro formas de lidiar con los amores de oficina
Colaboración 5 min leídos

Cuatro formas de lidiar con los amores de oficina

Si te has enamorado de un compañero de trabajo, no entres en crisis todavía. Echa un vistazo a nuestra lista de formas de afrontar la situación discreta y profesionalmente para que ni tú ni la persona que te gusta os veáis afectados de forma negativa por ello.

Cómo colaboran los mejores equipos de ventas para obtener los mejores resultados
Colaboración 5 min leídos

Cómo colaboran los mejores equipos de ventas para obtener los mejores resultados

Hay equipos de ventas y equipos de ventas de primera clase. ¿Qué es lo que diferencia a los equipos de alto rendimiento de cualquier otro equipo? Consultamos estudios en la web y de los muchos factores que contribuyen a que un equipo de ventas funcione bien nos interesó especialmente una cosa: los equipos de ventas, los equipos de operaciones de ventas y los equipos de promoción de ventas de alto rendimiento son los que mejor colaboran. Para crear un equipo de ventas de primera clase, tu organización debe capitalizar en colaboración en el seno del equipo (entre individuos), así como entre equipos (entre ventas y marketing, IT, asistencia, etc.). Aquí te presentamos algunas estadísticas que encontramos en Internet que ponen de manifiesto por qué tu equipo debe centrarse en la colaboración si desea que las cosas vayan por buen camino. Las organizaciones de ventas de primera clase colaboran con sus equipos Un estudio anual realizado por el Miller Heiman Research Institute incluye las buenas prácticas de organizaciones de ventas de alto rendimiento en comparación con las organizaciones de ventas medias. Comparamos los resultados de su estudio de 2016 con los resultados de su estudio de 2013 para ver cómo están cambiando las tendencias de colaboración en los equipos de ventas. Se pidió a las organizaciones de ventas que calificaran el rendimiento de sus equipos basándose en los siguientes puntos: La colaboración entre los miembros del equipo y los gestores: "Nuestro equipo de gestión es muy efectivo a la hora de ayudar a nuestro equipo de ventas a crear oportunidades de venta". Los equipos de primera clase siguen centrándose en la colaboración entre gestores y miembros de equipo, y otros equipos parecen estar siguiendo la misma tendencia. La colaboración entre los empleados de alto rendimiento y sus compañeros: Sabemos por qué tienen éxito los empleados de alto rendimiento. Reunir a un equipo de primera clase exige no solo TENER empleados de alto rendimiento, sino también saber POR QUÉ son empleados de alto rendimiento y así para poder educar a toda la organización en lo relativo a prácticas exitosas. "Aprovechamos al máximo las buenas prácticas de nuestros empleados de alto rendimiento para mejorar las del resto." (solo indicado en 2013) Los equipos de alto rendimiento dedican tiempo durante la semana a enseñar al resto de la compañía las actitudes ganadoras de los empleados de alto rendimiento, para que todo el mundo pueda obtener mejores resultados. Las organizaciones de ventas de primera clase colaboran con otros departamentos Estadísticas sobre colaboración entre departamentos, incluidas las organizaciones de ventas de los mismos estudios realizados por el Miller Heiman Research Institute: Sobre la colaboración entre el departamento de ventas y otros departamentos con ayuda de herramietnas compartidas: "Nuestro sistema CRM facilita al máximo la colaboración entre los diferentes departamentos de nuestra organización". (solo indicado en 2015) Con la creciente popularidad de las herramientas CRM, las organizaciones de ventas de primera clase se centran en adoptar una herramienta que permita la colaboración entre los equipos, en lugar de restringir su información a un equipo. Sobre la colaboración entre los departamentos de ventas y marketing: "Ventas y marketing se centran en lo que quieren y necesitan nuestros clientes". Ambos equipos de ventas, normales y de primera clase, se centran en trabajar conjuntamente con su equipo de marketing para lograr mejores resultados. Y no solo se trata solo de lo que ponen de manifiesto los hallazgos de los informes del Miller Heiman Research Institute sobre la importancia de la colaboración entre departamentos para que los equipos de ventas obtengan mejores resultados. En un estudio conjunto, Salesforce y The TAS Group informaron de las numerosas ventajas que tiene que los equipos de marketing y ventas trabajen estrechamente: Cuando ventas y marketing trabajan en la misma línea por lo que respecta a iniciativas y objetivos: - "Los índices de ganancia en ventas aumentan un 15%" - Los ingresos de la compañía pueden aumentar hasta un 25" - Los empleados tienen un 57% más de posibilidades de ser empleados de alto rendimiento Y si tus equipos de ventas y marketing trabajan juntos para llevar a tus clientes potenciales, desde el día 1 hasta la realización de una venta: - El marketing a través del correo electrónico tiene el doble de retorno sobre la inversión (ROI) que otros canales (Direct Marketing Association, a través de Smart Data Collective) - Los clientes potenciales "cuidados" generan un 47% más de ventas que los clientes potenciales "no cuidados". ¿Colabora tu organización de ventas? La tendencia es clara: los equipos de ventas en los que sus miembros colaboran obtienen mejores resultados. Así que, ¿cómo clasificarías a tu organización de ventas? ¿Colaboran mucho o aún tienen lugar para mejora? Comparte con nosotros, en la sección de comentarios, los triunfos en materia de colaboración de tu equipo y otros departamentos, y ayuda a otros equipos de ventas, operaciones de ventas y promoción de ventas a que aprendan más sobre lo que realmente funciona. ¡Gracias por compartir con nosotros tus conocimientos! Si estás listo para mejorar la colaboración entre equipos y departamentos para lograr mejores resultados comerciales, consulta cómo Wrike puede ayudarte con una prueba gratuita de Wrike.

12 estupendos juegos para fomentar el espíritu de equipo que nadie odiará
Colaboración 10 min leídos

12 estupendos juegos para fomentar el espíritu de equipo que nadie odiará

Si quieres animar a tu equipo a que aprenda de los demás sin tener que escuchar un coro de quejidos, aquí tienes 13 juegos para fomentar el espíritu de equipo a los que querrán jugar una y otra vez.

Piensa diferente, trabaja diferente: un aspecto de la diversidad que la mayoría de las empresas ignoran
Consejos de Wrike 10 min leídos

Piensa diferente, trabaja diferente: un aspecto de la diversidad que la mayoría de las empresas ignoran

Las empresas se esfuerzan por crear una plantilla en la que abunde la diversidad, pero hay algo fundamental de lo que nadie habla.

Cómo ganar visibilidad para impulsar la eficiencia en el trabajo
Consejos de Wrike 10 min leídos

Cómo ganar visibilidad para impulsar la eficiencia en el trabajo

¿Cómo ganar visibilidad en el trabajo? Con una ubicación central para verlo y organizarlo. Es decir: con los paneles de control y los informes de Wrike.

Actividades de Team Building para unir equipos en tu empresa
Colaboración 10 min leídos

Actividades de Team Building para unir equipos en tu empresa

Las actividades de Team Building son una de las formas más divertidas y eficaces de crear vínculos entre los empleados. ¡Te damos algunas ideas!

Cómo gestionar a alguien con ansiedad en el lugar de trabajo
Colaboración 5 min leídos

Cómo gestionar a alguien con ansiedad en el lugar de trabajo

Siempre hay estrés en el trabajo. Para las personas que se enfrentan a la ansiedad, esas rutinas suponen una lucha diaria.

Seis retos de la colaboración en equipo
Colaboración 7 min leídos

Seis retos de la colaboración en equipo

La colaboración es vital para el trabajo en equipo. ¿Cuáles son los 6 principales retos a los que se enfrentan los equipos al colaborar?

¿Qué color expresa mejor la colaboración?
Noticias de Wrike 7 min leídos

¿Qué color expresa mejor la colaboración?

¿Qué lenguaje visual puede usar un diseñador para transmitir la utilidad del producto? ¿Qué tipo de sentimiento debería provocar? Sigue leyendo para obtener más información sobre cómo se hizo realidad el diseño de actualización de la marca Wrike.

Cómo mantener alta la moral del equipo en tiempos difíciles
Liderazgo 5 min leídos

Cómo mantener alta la moral del equipo en tiempos difíciles

No hay empresa con éxito en el mundo que no haya pasado por una racha de tiempos difíciles. Ya sea por un éxodo masivo de liderazgo, por un giro en las metas y objetivos, o por la falta de recursos y financiación, siempre habrá momentos en los que tus empleados se encontrarán agobiados, confundidos y de los nervios. Los empleados no comprometidos cuestan a las empresas hasta 550 000 millones de dólares al año en pérdidas de productividad; sin mencionar los costes de contratación e incorporación para reemplazarlos. Los hechos están ahí: si no les das una razón para quedarse, se irán. Después de instalarse el miedo y el pánico inicial, llega el momento de reagruparse y avivar el entusiasmo entre los miembros de tu equipo. Como líder, tu obligación es mantener la rueda en movimiento y tener a tu equipo tan motivado como sea posible para que saquen lo mejor de sí mismos. 1. Trátalos como personas Tu equipo no solo consiste en una plantilla de subordinados que trabajan incansablemente para ti sin importar la situación. Tu equipo se verá afectado mental y emocionalmente por cualquier golpe negativo que reciba la empresa. Interesarte por su bienestar y reconocer que la empresa está atravesando una mala racha es lo que distingue a un líder de un jefe. Toma la temperatura de tu equipo de manera regular. Programa encuentros con ellos cara a cara más frecuentemente para controlar cómo lo llevan personalmente. Cuanto antes consigas que tu equipo confíe en ti, antes lo verás volviendo a la normalidad. 2. Sé transparente El énfasis que ponemos en esto nunca será suficiente. Suceden demasiadas cosas a puertas cerradas y es un error común pensar que lo que no conoces, no puede hacerte daño. Cuando, de hecho, puede hacerlo y mucho. Una encuesta de CareerBuilder reveló que el 37 % de los trabajadores era más propenso a dejar su trabajo por una mala opinión sobre el desempeño de sus jefes debido a la falta de transparencia. La clave para la transparencia está en fomentar la confianza y el respeto entre ejecutivos y empleados (¡en ambos sentidos!). El hecho de que tu equipo no entienda por qué se toman determinadas decisiones, además de que no se les tenga en cuenta en el proceso de decisión, puede hacer que sientan que no tienen autoridad y que son prescindibles para la empresa. La publicación Harvard Business Review, en 2013, en una encuesta sobre el compromiso de los empleados, expuso que el 70 % de los encuestados afirmaba estar más comprometido cuando el líder principal les informaba continuamente sobre las novedades y les comunicaba la estrategia de la empresa. Establece un proceso de transmisión de información e inclusión de tu equipo en las decisiones empresariales. La aportación del equipo podría no solo ayudar a encontrar una solución más rápida al problema, sino también a que se sienta valorado en la organización. 3. Céntrate en los triunfos Durante este tiempo, resulta increíblemente importante celebrar cualquier logro, no importa si se trata de algo pequeño. Con la moral baja, tu equipo necesita reafirmarse en que su trabajo todavía se valora y que está teniendo efectos positivos. Mantén reuniones habituales con tu equipo y destaca, al menos, un logro a la semana. Puede ser cualquier cosa: desde tasas de apertura de correo electrónico ligeramente más altas hasta el cumplimiento del plazo de un proyecto importante. Descubrirás que el hecho de hacer notar los pequeños logros estimulará la positividad y la confianza entre tu equipo durante una época en la que es probable que su confianza se haya mermado sustancialmente. Por otro lado, tranquilízalos explicándoles que, independientemente de lo que esté pasando en el nivel ejecutivo, ellos deben centrarse únicamente en lo que pueden controlar. 4. Pídeles que te hagan comentarios Puede que no quieras escucharlo, pero es necesario determinar lo que está pasando realmente con tu equipo. Sus comentarios sinceros te permitirán, por un lado, evaluar de verdad el nivel de caos que ha dado como resultado y, por otro, ayudar a que sientan que tienen voz en el asunto. Aborda sus preocupaciones con transparencia honesta (consulta los detalles arriba) y una clara indicación de las acciones constructivas que planeas llevar a cabo. Intenta evitar preguntas poco claras a las que les siguen respuestas poco claras como "¿cómo vas?" y sé lo más específico posible. Algunas preguntas que podrías hacer son: ¿Cómo te están afectando personalmente los cambios en la empresa? ¿Cómo crees que el equipo está gestionando estos cambios? ¿Qué puedo mejorar para ayudarte a seguir siendo productivo? ¿Qué cambios te gustaría ver a nivel de equipo/empresa? 5. Planea una salida con todo el equipo En palabras del gran Benjamin Franklin: "Debemos estar todos juntos, o, sin duda alguna, caeremos por separado". Los "happy hour", los juegos con amigos y los eventos culturales son algunas razones estupendas para salir de la oficina y centrarse en el desarrollo de las relaciones. Mira nuestra lista completa de juegos para fomentar el espíritu de equipo para obtener más ideas. Liderar a tu equipo en tiempos de crisis Al final, como gestor, depende de ti tanto medir el nivel de preocupación de tu equipo, como eliminar todo el estrés adicional que esté entorpeciendo su rendimiento. La negatividad que surge por los cambios de la empresa puede resultar extremadamente contagiosa y extenderse de manera incontrolable. Por lo tanto, pon fin a la infección desde la raíz y céntrate en promover la confianza y la positividad. Con este plan tu equipo estará seguro de que podrá capear cualquier temporal.

Cómo evitar que tus compañeros de trabajo te subestimen
Colaboración 7 min leídos

Cómo evitar que tus compañeros de trabajo te subestimen

Probablemente te ha sucedido más veces de lo que te gustaría recordar. Estás pasando por el mejor momento en la oficina: tus tareas están hechas y tus proyectos son un éxito. Como consecuencia, has conseguido los objetivos y alcanzado tus metas. Pero, de repente, descubres que hay rumores desagradables sobre que estás haciendo la pelota a un supervisor o que eres un trepa que, supuestamente, hace uso de tácticas despreciables. Los compañeros de trabajo, de alguna manera, aprovechan cualquier oportunidad para minar tus logros dándote un escarmiento con sus comentarios o acciones. Y eso que pensabas que tus colegas eran los mejores. Los australianos describen coloquialmente este fenómeno con la expresión «Tall Poppy Syndrome», en español, el «síndrome del gran exponente», esto es, el menosprecio a alguien que ha llegado a un nivel más alto que otros colegas en el mismo ámbito. En otros países es más probable que escuches otras expresiones como la conocida "deja de hacer que los demás queden mal". Cualquiera que sea la forma que adopte, los resultados serán los mismos: las personas con alto rendimiento tienen que aguantar a veces contragolpes negativos, o incluso la denominada subestimación social, de sus compañeros por culpa de su ética profesional. La psicología de la subestimación social Existen muchas consecuencias sociales negativas para un desempeño excelente en el lugar de trabajo. Un estudio de la publicación Journal of Organizational Behavior define la subestimación social como un comportamiento intencionado para dificultar el éxito, la reputación y las relaciones positivas de un trabajador con el paso del tiempo. Alguien habla mal de tu trabajo o de tu reputación Alguien compite contigo con el fin de mejorar su estatus o protagonismo por encima de ti Alguien retiene información a propósito que necesitas para trabajar Alguien te da información falsa intencionadamente sobre una tarea que estás haciendo para que no cumplas el plazo El mismo estudio considera la subestimación social como una forma de agresión en el lugar de trabajo e identifica tres factores característicos principales: Este comportamiento es intencionado. Se hace deliberadamente y con un objetivo negativo en mente. Este comportamiento persigue interferir en las relaciones laborales, influyendo en el modo en que los compañeros de trabajo o los supervisores ven a la víctima. Este comportamiento asume que se producirán los resultados negativos anteriores. Un artículo de la publicación Journal of Personality and Social Psychology, que estudia a 1087 encuestados recientemente desempleados, muestra que aquellos que sufrieron subestimación social en el lugar de trabajo informaron tener una salud mental más débil, que se manifestó en sentimientos de irritación, ansiedad, depresión, entre otros. Esto afecta al trabajador o trabajadora en su producción de manera significativa. En resumen, es un ataque que pretende ralentizar tu ascenso y hacer que vuelvas hasta el nivel del atacante. Y sus efectos son perjudiciales para el bienestar psicológico de una persona y sus relaciones en el trabajo. Cómo lidiar con el comportamiento de quien subestima Entonces, ¿cómo puede lidiar un trabajador de alto rendimiento con el hecho de ser el objetivo de resentimientos en el lugar de trabajo? O, ¿qué consejo podemos darle a estos "grandes exponentes" o trabajadores destacados similares? Informa sobre el tema en cuanto afecte a tu trabajo Deberías adoptar medidas concretas para cambiar la situación una vez que esta subestimación empiece a dificultar tus buenos resultados. En primer lugar, enfréntate a las personas que hablan sobre ti. Si sabes quiénes son, simplemente mantén una charla con cada uno de ellos en persona y explícales que quieres que no continúen con ese comportamiento. A menudo, esta es la manera más efectiva de resolver el problema. Pero si hacen oídos sordos a tu súplica, sube eslabones en la cadena de mando. Habla con tu gestor, con el director de tu departamento, con Recursos humanos, etc. Presenta una queja formal a RR. HH. exponiendo los hechos. Deja claro que no vas a aceptar este comportamiento. Haz las maletas La opción más simple es sopesar los pros y los contras, y llegar a comprender si merece la pena la exasperación mental que te producirá cada día y el hecho de trabajar en un nido de víboras. Si la columna de los contras pesa más, entonces empieza a buscar un trabajo nuevo y trata de encontrar un lugar de trabajo más agradable. CONSEJO: lee las evaluaciones de tu próxima empresa en sitios web como el de Glassdoor. En esas evaluaciones anónimas la gente normalmente se va de lengua y lo cuenta todo. O... Resiste A la hora de enfrentarse al dilema de un lector que suena exactamente como el primer párrafo de esta publicación, el responsable de RR.HH. y la columnista de la revista Forbes Liz Ryan comparten esta joya: Dicen que la emoción que con mayor probabilidad seguirá a la aversión intensa (incluso al odio) es el aburrimiento. Para Ryan: si no permites que los colegas que te critican tengan la satisfacción de verte herido y aterrorizado, con el tiempo seguirán adelante e irán hacia otro objetivo. Esto siempre asumiendo, por supuesto, que escoges destacar en un entorno de trabajo tóxico donde tienes que lidiar con el trato infantil de compañeros de trabajo que se supone que son adultos. Y si no estás seguro de si la cultura de tu lugar de trabajo es tóxica o segura, evalúa tu oficina actual con esta lista de comprobación sobre el tema: 10 síntomas que indican que tu lugar de trabajo es tóxico. Controla lo que está a tu alcance: contrólate a ti mismo Por último, recuerda el antiguo proverbio que dice: cuando surge un problema, lo único que puedes controlar es tu propia reacción. No puedes controlar lo que otras personas dicen sobre ti o sobre tu trabajo. Si son malintencionados o presentan un comportamiento pasivo-agresivo, puedes elegir ignorarlos y no morder el anzuelo. Si son hostiles, puedes elegir darte la vuelta. Mientras tanto, continúa haciendo el trabajo para el que te contrataron dando lo mejor de ti. Porque hacerlo de otro modo (por ejemplo, holgazaneando y decidiéndote por realizar un trabajo mediocre) representa un insulto tanto a tus capacidades como trabajador, como a la confianza que tus empleadores tienen en ti. No todo está en tus manos La excelencia causa divisiones en una organización donde reina la mediocridad. Pero tienes que darte cuenta de que no todo está en tus manos para conseguir encajar o intentar cambiar la cultura antes de que tú mismo te contamines. Es mejor encontrar una empresa en la que se aprecien tus habilidades y tu fuerza. Y en la que, en vez de tener que preocuparte por que tus compañeros te estén clavando puñales, trabajes con personas que te respaldan.

Found in Translation: consejos para colaborar mejor con equipos internacionales
Colaboración 10 min leídos

Found in Translation: consejos para colaborar mejor con equipos internacionales

Tanto si te encuentras en India, Escocia, Estados Unidos o en cualquier lugar entre medias, aquí tienes una serie de consejos para facilitar considerablemente la colaboración con equipos internacionales, a pesar de estar a miles de kilómetros de distancia.

Por qué tu equipo es un desastre... y cómo mejorarlo
Colaboración 7 min leídos

Por qué tu equipo es un desastre... y cómo mejorarlo

Resulta que no estamos conectados de manera natural para jugar bien juntos. Cualquiera que haya observado alguna vez cómo juegan los niños a los juegos de equipo lo entenderá. El trabajo en equipo es justo eso: TRABAJO. Y si piensas que esto es algo más que obvio, te digo que no. Un estudio de UC Berkeley afirma que las personas con alto rendimiento (alias potentes) a las que se les fuerza a trabajar en un grupo con otras personas potentes obtienen resultados por debajo de la media. En parte porque acaban discutiendo sobre quién consigue ser "el jefe de la manada" en vez de trabajar para conseguir un consenso. Y en parte porque los trabajadores de alto rendimiento se centran menos en la tarea y no comparten información de la forma más eficaz. Están demasiado distraídos sobre su estatus de líderes como para trabajar más duro como jugadores de equipo. Las conclusiones del estudio están muy bien resumidas en el siguiente vídeo de 50 segundos: [embed]https://www.youtube.com/watch?v=8hJuBlJiVfw[/embed] Si los trabajadores más productivos consiguen mejores resultados como superestrellas solitarias, ¿qué esperanza nos queda a los demás? Por qué somos tan horribles en el trabajo en equipo En una entrevista reveladora con la publicación Harvard Business Review, el destacado psicólogo del trabajo y la organización J. Richard Hackman comparte el porqué de que los equipos no funcionen de manera natural: No tengo ninguna duda de que cuando tienes un equipo, existe la posibilidad de que genere magia... Pero no cuento con ello. Las investigaciones demuestran de manera consistente que los equipos defraudan a pesar de todos los recursos adicionales de los que disponen. Continúa afirmando que hay muchos problemas que fulminan cualquier beneficio consecuencia de la colaboración, en ocasiones anulando todos los aspectos positivos. Por un lado, los equipos tienen muchas ventajas: Comparten más (y tienen una mayor diversidad de) recursos que los que podrían tener individualmente. Tienen mayor flexibilidad para hacer uso de sus recursos (por ejemplo, si alguien se pone enfermo, un equipo se puede organizar para cubrir esa baja). Disponen de muchas oportunidades para el aprendizaje colectivo (por ejemplo, en la mayoría de las ocasiones aprendemos con las interacciones sociales y colaborar en cada tarea compartida representa una oportunidad para aprender). Tienen el potencial para las sinergias: ese momento en el que todo funciona y el trabajo en equipo produce magia. Y, al final, en un estudio tras otro se demuestra que el rendimiento real de los equipos con frecuencia es peor que el de las personas que trabajan individualmente. Si es así, ¿por qué? Hackman, en una charla que ofreció en el MIT Media Lab en 2005, sugiere que solo hay dos razones principales para el fracaso de los equipos: 1. A menudo se emplean equipos para hacer trabajos que los harían mejor trabajadores individuales Cuando pones a un grupo a hacer un tipo de tarea creativa que encaja mejor con un trabajador individual, básicamente les estás tendiendo una trampa para que fracasen por decisión del comité. Piensa en producciones creativas como obras de teatro, óperas o novelas. Aunque, por supuesto, es posible crearlas en grupo, lo cierto es que son más comunes (y eficientes) las creaciones individuales. 2. Es frecuente estructurar y dirigir los equipos de formas que reprimen su potencial Esto, en líneas generales, representa la dificultad de la vida corporativa que, en vez de facilitar las condiciones para que un equipo prospere, establecen estructuras que reprimen la productividad del equipo y el esfuerzo colaborativo. Puede ser burocracia, liderazgo débil, competición innecesaria, desánimo o conflictos interpersonales, todo esto va mermando las probabilidades de que un equipo pueda desempeñar un trabajo de un modo productivo. Entonces, ¿cómo podemos deshacernos de esas estructuras opresivas y liberar a nuestros equipos para que trabajen mejor juntos? Hackman sugiere generar las condiciones apropiadas para que el equipo pueda funcionar de manera óptima y esas condiciones quedan recogidas en su Modelo de cinco factores. Modelo de Hackman: 5 condiciones para que prospere el trabajo en equipo En 2002, J. Richard Hackman publicó el libro titulado Leading Teams: Setting the Stage for Great Performances. Hackman y sus compañeros estudiaron equipos analíticos en organismos de inteligencia de los EE.UU., orquestas de cámara y sinfónicas, equipos de cuidados para pacientes en hospitales, grupos de gestión, personal de tripulación de vuelo y otros grupos variados con el ánimo de identificar tres atributos principales que poseen todos los grupos con éxito: Satisfacen tanto a clientes internos como externos. Desarrollan capacidades que aplican en el futuro. Los miembros encuentran relevancia y satisfacción dentro del grupo. Su investigación le llevó, a continuación, a identificar cinco condiciones necesarias (o ingredientes, si te gusta más) que dan como resultado estos tres atributos que se ven en un equipo. A esto lo llamó Modelo de cinco factores. Estos cinco factores aumentan la probabilidad de la eficacia del equipo y acabarán aumentando sus capacidades a medida que las condiciones se mantengan. Los cinco factores son: 1. Ser un equipo de verdad (y no solo por el nombre) Los equipos eficaces describen claramente quién forma parte del equipo y su pertenencia es, al menos, razonablemente estable. Además, tienen tareas compartidas. 2. Tener una dirección convincente por la que todos luchan Los objetivos son lo suficientemente claros, desafiantes y significativos como para conseguir que los miembros del equipo estén motivados para trabajar juntos. ¡Hora de establecer objetivos INTELIGENTES! 3. Tener una estructura adecuada que optimice el trabajo en equipo La estructura del equipo, la manera interna en que se organiza y trabaja, tiene que posibilitar el trabajo en equipo y no dificultarlo. Si, por ejemplo, solo una persona aprueba el trabajo de 20 personas, entonces el cuello de botella no permitirá que el equipo sea eficaz. 4. Tener un contexto de apoyo dentro de la organización El equipo debe recibir una serie de cosas de la organización matriz con el objetivo de poder hacer su trabajo eficazmente: Recursos materiales suficientes y disponibles Recompensas basadas en el rendimiento del equipo Fácil acceso a la información necesaria para su trabajo Formación y consultas técnicas disponibles para el equipo 5. Disponer de orientación y formación experta Los equipos eficaces tienen acceso a un mentor o un instructor que les ayuda con las cuestiones y los desafíos relativos a su trabajo o a sus habilidades individuales. En un estudio de Ruth Wageman, la investigación mostró que aquellos equipos que se configuran correctamente pueden beneficiarse más de una buena formación. El siguiente diagrama muestra el poco beneficio que proporciona la formación a un equipo que está mal configurado para el éxito. ¿Preparado para dotar a tu equipo? En resumidas cuentas: si cumples con estas cinco condiciones básicas, tu organización podrá crear y mantener equipos eficaces, además de brindarles una oportunidad más completa para desarrollarse como una unidad productiva. El trabajo en equipo es algo que hacemos que crezca intentando perfeccionarlo. Si es fuera en el campo de fútbol, dentro de una casa o bien en una sala de conferencias corporativa, resulta fundamental saber que el trabajo en equipo no se produce de manera natural, a menos que cumplas con las cinco condiciones indicadas anteriormente Un buen equipo marca el camino hacia el éxito, posibilita la colaboración, recibe apoyo externo y nombra a la dirección adecuada. Con estas cinco condiciones para el éxito: juntos conseguiremos más. Y hablando de más... Hackman no es el único que teoriza sobre qué hace a un equipo ser eficaz. Lee más información sobre otros 5 modelos de eficacia de equipo en esta entrada del blog: 6 modelos diferentes de eficacia de equipo para comprender mejor al tuyo

4 formas de aumentar el rendimiento de tu equipo gracias a las herramientas de colaboración
Colaboración 5 min leídos

4 formas de aumentar el rendimiento de tu equipo gracias a las herramientas de colaboración

Te explicamos cómo se puede mejorar el rendimiento de tu equipo utilizando una herramienta de colaboración en línea como Wrike.

Cinco formas sorprendentes de mejorar la colaboración de equipos
Colaboración 10 min leídos

Cinco formas sorprendentes de mejorar la colaboración de equipos

La tendencia general actual se orienta hacia los diseños de oficinas abiertas, donde las paredes de los cubículos y las puertas de la oficina no obstaculizan la comunicación. De hecho, la Asociación Internacional de Gestión de Instalaciones afirma que el 70 % de las oficinas de Estados Unidos ahora cuentan con un diseño de espacios abiertos.  Sin embargo, tirar las paredes para poder gritar y que todos nos oigan no mejora necesariamente la colaboración. Es más, un estudio realizado en Finlandia concluyó que los empleados pasan 21,5 minutos de media al día distraídos por las conversaciones que oyen sin querer, el principal obstáculo para la productividad. La colaboración implica algo más que simplemente mover los muebles y esperar a que la gente se ponga a hablar, conlleva una planificación, modificaciones deliberadas en las políticas y un toque de imprevisibilidad. Estas cinco estrategias extraordinarias para mejorar la colaboración harán que el equipo se ponga a cooperar de un modo en el que sus integrantes se sentirán cómodos compartiendo ideas.  1. Vuelve a levantar paredes La creencia popular dice que los espacios de trabajo abiertos y las oficinas compartidas hacen que la gente hable más, pero el ruido del ambiente y las distracciones visuales pueden conllevar una pérdida de la productividad. Pasamos de la fase de oficinas abiertas a la fase de oficinas cerradas cada década aproximadamente, probablemente porque las posturas oscilan demasiado hasta el extremo en una dirección o la contraria, y deja a los empleados totalmente aislados o sumidos en la distracción. Cuando los empleados cuentan con un lugar tranquilo y cómodo donde trabajar, sin distracciones, se sienten más dispuestos a salir de su cascarón para colaborar. Los cubículos, las salas de reuniones y las oficinas independientes ayudan a establecer los tiempos de reunión y dejar que los empleados elijan el momento en el que quieren interactuar con otras personas, en lugar de carecer de tiempo de tranquilidad porque la oficina está abierta. 2. Crea una política de comunicación asíncrona Muchos lugares de trabajo han implementado aplicaciones de mensajería instantánea, documentos públicos de empleados y herramientas de gestión de proyectos que aumentan las posibilidades de colaborar. Pero no es suficiente, también hay que crear expectativas acerca de cómo deben usar las herramientas los empleados.  Las aplicaciones de comunicación, como Skype y Slack, pueden y deben usarse sabiendo que la comunicación se produce cuando tú quieres.  Los modelos de comunicación asíncronos permiten la comunicación entre las partes de un ordenador: la información se envía cuando una parte del sistema lo considera adecuado, y la otra parte del sistema la recibe y responde a ella cuando lo considera oportuno. De este modo, el proceso del receptor no se interrumpe, lo que ayuda a los miembros del equipo a concentrarse en el trabajo importante.  Las oficinas que utilizan wikis, correo electrónico, herramientas de chat, tablas Kanban y herramientas de gestión de proyectos que permiten a los usuarios ver las notificaciones y los cambios cuando quieran, respetan el flujo de trabajo de las personas. Los usuarios pueden establecer un horario sin interrupciones durante el que no recibirán notificaciones que les distraigan, así como usar un sistema de dosificación para ocuparse de la comunicación secundaria fuera de su horario de concentración.  La comunicación asíncrona da a los empleados la libertad de concentrarse sin miedo a perderse decisiones importantes. Cuando las empresas permiten a los empleados comunicarse en horarios de dedicación exclusiva, envían el mensaje de que aprecian que los empleados se centren en tareas concretas, en lugar de dividir su atención entre la comunicación y el trabajo asignado.  3. Implementación: "Sin orden del día, sin reuniones" Se trata de una de las peores pesadillas de oficina para muchas personas: una reunión imprevista. Pedir que todas las reuniones, independientemente de lo triviales o informales que sean, tengan al menos un punto en el orden del día facilita las cosas tanto a quien las planifica como a los asistentes.  El orden del día también permite a los equipos concentrarse en los resultados. Los equipos que planifican con antelación y comparten su programa no se salen del camino marcado y reducen las distracciones que pueden acabar en tiempo perdido y discrepancias inútiles. Crea políticas acerca de las discusiones tangenciales y cómo abordar las discrepancias, de forma que los empleados sepan cómo manejar las situaciones nuevas e incómodas. El orden del día de las reuniones protege el tiempo de trabajo de cada uno y ayuda al grupo a centrarse en la tarea. De este modo, se reducen las desavenencias ocasionadas por charlas que se alejan del tema principal, los asistentes pueden recopilar sus opiniones e ideas antes de la reunión, y el objetivo de trabajo queda definido para que todos los participantes sepan qué se espera de ellos. La colaboración es mucho más sencilla cuando todo el mundo sabe lo que hay que hacer.  Cuando el grupo finalice todas las tareas de su orden del día, los empleados pueden consultar sus listas personales de tareas pendientes. Además, siempre puedes programar reuniones de seguimiento para resolver otros asuntos.  4. Crea una infraestructura de trabajo remoto inclusiva Encontrar a los mejores es más difícil que nunca, y garantizar que los empleados disfruten de un buen equilibrio entre vida laboral y personal es una de las necesidades del equipo de recursos humanos. La Oficina Federal de Estadística Laboral informó de que el 24 % de los empleados trabajaron desde casa al menos una parte de su jornada durante 2015. Trabajar de forma remota desde una oficina en casa o un espacio de colaboración en una ciudad diferente puede incrementar la satisfacción y la productividad del empleado, además de restringir las distracciones de los tejemanejes de la oficina (alguien que te mira, los departamentos de ventas, etc.).  Las empresas con políticas de trabajo remoto o trabajo desde casa tienen que construir la comunicación y la colaboración de conformidad con el estilo de la empresa. Utiliza videoconferencias, programas de chat, acceso remoto a la pantalla y el escritorio, así como herramientas de gestión de proyectos para que los empleados se reúnan virtualmente en torno a tus  objetivos.  Asegúrate de que no solo los trabajadores, sino también los directivos y los ejecutivos, sepan cómo usar la tecnología remota, y que se sientan cómodos participando con el personal. Utiliza las videollamadas para las reuniones personales semanales de contacto y crea canales de chat en los que todo el equipo pueda participar. Permite a los equipos crear sus propios canales de chat sobre sus aficiones comunes (cultura general, ligas de fútbol virtuales, restaurantes interesantes, etc.) con el fin de cultivar una cultura de conexión y fomentar el contacto entre los empleados durante los tiempos de inactividad. Estas conexiones nos recuerdan que nuestros compañeros son algo más que sus proyectos laborales, también son personas. Humanizar a los compañeros de equipo remotos ayuda a fomentar la empatía, lo que suaviza las situaciones complicadas que puedan surgir durante la colaboración.  5. Crea relaciones por medio de conversaciones difíciles Tanto si la colaboración tiene lugar en la oficina como de forma remota, en tiempo real o de forma asíncrona, en una sala de reuniones o en medio de una oficina abierta, es importante idear políticas de comunicación que fomenten la apertura y la sinceridad. Los conflictos y las críticas son inevitables, pero no es necesario que lo sufra la colaboración: todo el equipo puede comunicarse con inteligencia emocional.  Si estás preparado para lo inevitable, puedes asegurarte de que las conversaciones complicadas fluyan cortésmente; de este modo, las relaciones entre los miembros del equipo se fortalecen y no se menoscaban.  Designa mediadores en los equipos, planifica talleres para mejorar las habilidades de comunicación de forma habitual (cada trimestre, no solo una vez al año) y discute los diferentes estilos de comunicación.  La colaboración es algo más que asignar posiciones  Una mejor colaboración de equipo implica algo más que sentar a todos en una sala y esperar a que un genio componga al grupo. Una colaboración real empresarial requiere una esmerada planificación, inversión en tecnología y desintegración de ideas obsoletas de lo que tiene que ser el trabajo en equipo y la productividad.  Acerca de la autora: Tamara Scott trabaja como analista en TechnologyAdvice, una empresa de investigación que conecta a los compradores con los vendedores de tecnología empresarial. Escribe sobre gestión de proyectos, marketing, ventas, gestión de relaciones con clientes y muchos otros asuntos relacionados con la tecnología.