Por qué tu equipo es un desastre... y cómo mejorarlo

Resulta que no estamos conectados de manera natural para jugar bien juntos. Cualquiera que haya observado alguna vez cómo juegan los niños a los juegos de equipo lo entenderá. El trabajo en equipo es justo eso: TRABAJO. Y si piensas que esto es algo más que obvio, te digo que no.

Un estudio de UC Berkeley afirma que las personas con alto rendimiento (alias potentes) a las que se les fuerza a trabajar en un grupo con otras personas potentes obtienen resultados por debajo de la media.

En parte porque acaban discutiendo sobre quién consigue ser "el jefe de la manada" en vez de trabajar para conseguir un consenso. Y en parte porque los trabajadores de alto rendimiento se centran menos en la tarea y no comparten información de la forma más eficaz. Están demasiado distraídos sobre su estatus de líderes como para trabajar más duro como jugadores de equipo. Las conclusiones del estudio están muy bien resumidas en el siguiente vídeo de 50 segundos:

Si los trabajadores más productivos consiguen mejores resultados como superestrellas solitarias, ¿qué esperanza nos queda a los demás?

Por qué somos tan horribles en el trabajo en equipo

En una entrevista reveladora con la publicación Harvard Business Review, el destacado psicólogo del trabajo y la organización J. Richard Hackman comparte el porqué de que los equipos no funcionen de manera natural:

No tengo ninguna duda de que cuando tienes un equipo, existe la posibilidad de que genere magia... Pero no cuento con ello. Las investigaciones demuestran de manera consistente que los equipos defraudan a pesar de todos los recursos adicionales de los que disponen.

Continúa afirmando que hay muchos problemas que fulminan cualquier beneficio consecuencia de la colaboración, en ocasiones anulando todos los aspectos positivos.

Por un lado, los equipos tienen muchas ventajas:

  • Comparten más (y tienen una mayor diversidad de) recursos que los que podrían tener individualmente.
  • Tienen mayor flexibilidad para hacer uso de sus recursos (por ejemplo, si alguien se pone enfermo, un equipo se puede organizar para cubrir esa baja).
  • Disponen de muchas oportunidades para el aprendizaje colectivo (por ejemplo, en la mayoría de las ocasiones aprendemos con las interacciones sociales y colaborar en cada tarea compartida representa una oportunidad para aprender).
  • Tienen el potencial para las sinergias: ese momento en el que todo funciona y el trabajo en equipo produce magia.

Y, al final, en un estudio tras otro se demuestra que el rendimiento real de los equipos con frecuencia es peor que el de las personas que trabajan individualmente.

Si es así, ¿por qué?

Hackman, en una charla que ofreció en el MIT Media Lab en 2005, sugiere que solo hay dos razones principales para el fracaso de los equipos:

1. A menudo se emplean equipos para hacer trabajos que los harían mejor trabajadores individuales
Cuando pones a un grupo a hacer un tipo de tarea creativa que encaja mejor con un trabajador individual, básicamente les estás tendiendo una trampa para que fracasen por decisión del comité. Piensa en producciones creativas como obras de teatro, óperas o novelas. Aunque, por supuesto, es posible crearlas en grupo, lo cierto es que son más comunes (y eficientes) las creaciones individuales.

2. Es frecuente estructurar y dirigir los equipos de formas que reprimen su potencial
Esto, en líneas generales, representa la dificultad de la vida corporativa que, en vez de facilitar las condiciones para que un equipo prospere, establecen estructuras que reprimen la productividad del equipo y el esfuerzo colaborativo. Puede ser burocracia, liderazgo débil, competición innecesaria, desánimo o conflictos interpersonales, todo esto va mermando las probabilidades de que un equipo pueda desempeñar un trabajo de un modo productivo.

Entonces, ¿cómo podemos deshacernos de esas estructuras opresivas y liberar a nuestros equipos para que trabajen mejor juntos?

Hackman sugiere generar las condiciones apropiadas para que el equipo pueda funcionar de manera óptima y esas condiciones quedan recogidas en su Modelo de cinco factores.

Modelo de Hackman: 5 condiciones para que prospere el trabajo en equipo

En 2002, J. Richard Hackman publicó el libro titulado Leading Teams: Setting the Stage for Great Performances. Hackman y sus compañeros estudiaron equipos analíticos en organismos de inteligencia de los EE.UU., orquestas de cámara y sinfónicas, equipos de cuidados para pacientes en hospitales, grupos de gestión, personal de tripulación de vuelo y otros grupos variados con el ánimo de identificar tres atributos principales que poseen todos los grupos con éxito:

  • Satisfacen tanto a clientes internos como externos.
  • Desarrollan capacidades que aplican en el futuro.
  • Los miembros encuentran relevancia y satisfacción dentro del grupo.

Su investigación le llevó, a continuación, a identificar cinco condiciones necesarias (o ingredientes, si te gusta más) que dan como resultado estos tres atributos que se ven en un equipo. A esto lo llamó Modelo de cinco factores.

El modelo de Hackman de eficacia de equipo

Estos cinco factores aumentan la probabilidad de la eficacia del equipo y acabarán aumentando sus capacidades a medida que las condiciones se mantengan. Los cinco factores son:

1. Ser un equipo de verdad (y no solo por el nombre)

Los equipos eficaces describen claramente quién forma parte del equipo y su pertenencia es, al menos, razonablemente estable. Además, tienen tareas compartidas.

2. Tener una dirección convincente por la que todos luchan

Los objetivos son lo suficientemente claros, desafiantes y significativos como para conseguir que los miembros del equipo estén motivados para trabajar juntos. ¡Hora de establecer objetivos INTELIGENTES!

3. Tener una estructura adecuada que optimice el trabajo en equipo

La estructura del equipo, la manera interna en que se organiza y trabaja, tiene que posibilitar el trabajo en equipo y no dificultarlo. Si, por ejemplo, solo una persona aprueba el trabajo de 20 personas, entonces el cuello de botella no permitirá que el equipo sea eficaz.

4. Tener un contexto de apoyo dentro de la organización

El equipo debe recibir una serie de cosas de la organización matriz con el objetivo de poder hacer su trabajo eficazmente:

  • Recursos materiales suficientes y disponibles
  • Recompensas basadas en el rendimiento del equipo
  • Fácil acceso a la información necesaria para su trabajo
  • Formación y consultas técnicas disponibles para el equipo

5. Disponer de orientación y formación experta

Los equipos eficaces tienen acceso a un mentor o un instructor que les ayuda con las cuestiones y los desafíos relativos a su trabajo o a sus habilidades individuales. En un estudio de Ruth Wageman, la investigación mostró que aquellos equipos que se configuran correctamente pueden beneficiarse más de una buena formación. El siguiente diagrama muestra el poco beneficio que proporciona la formación a un equipo que está mal configurado para el éxito.

Diagrama de Wageman sobre la interacción entre el diseño del equipo y la formación de líderes

¿Preparado para dotar a tu equipo?

En resumidas cuentas: si cumples con estas cinco condiciones básicas, tu organización podrá crear y mantener equipos eficaces, además de brindarles una oportunidad más completa para desarrollarse como una unidad productiva.

El trabajo en equipo es algo que hacemos que crezca intentando perfeccionarlo. Si es fuera en el campo de fútbol, dentro de una casa o bien en una sala de conferencias corporativa, resulta fundamental saber que el trabajo en equipo no se produce de manera natural, a menos que cumplas con las cinco condiciones indicadas anteriormente

Un buen equipo marca el camino hacia el éxito, posibilita la colaboración, recibe apoyo externo y nombra a la dirección adecuada. Con estas cinco condiciones para el éxito: juntos conseguiremos más.

Y hablando de más...
Hackman no es el único que teoriza sobre qué hace a un equipo ser eficaz. Lee más información sobre otros 5 modelos de eficacia de equipo en esta entrada del blog: 6 modelos diferentes de eficacia de equipo para comprender mejor al tuyo

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más