Guía de gestión de proyectos
FAQ
← Volver a las preguntas frecuentes

¿Qué es la gestión de la configuración en gestión de proyectos?

Una configuración es el conjunto de características que definen un producto final. Incluye todas las especificaciones físicas y funcionales. Las especificaciones físicas pueden ser color, tamaño, peso, forma y materiales. Las especificaciones funcionales definen la capacidad del producto para lograr un resultado determinado. Pongamos como ejemplo un coche. Según sus especificaciones físicas, sería un vehículo rojo de cuatro puertas. Las especificaciones funcionales podrían incluir la capacidad de alcanzar los 100 km/h en 10 segundos y cumplir con la normativa relativa a las emisiones.

¿Qué es la gestión de la configuración de un proyecto?

La gestión de la configuración del proyecto se ocupa de la configuración de todos los activos y productos clave del proyecto. Esto incluye cualquier producto final que se entregará al cliente, así como todos los productos de gestión, como el plan de gestión del proyecto y la referencia en la gestión del rendimiento. La implementación de la gestión de la configuración y la gestión del cambio en el proyecto deben ir de la mano. Cualquier cambio debe ser supervisado y evaluado para determinar su impacto en la configuración del proyecto. Los dos procesos están tan interrelacionados que se ha dicho que la gestión de la configuración del proyecto es «una especie de gestión del cambio con esteroides».

Cinco pasos de los procesos de gestión de la configuración

En la gestión de la configuración de un proyecto, es necesario realizar cinco pasos clave:

  1. Planificación: El plan de gestión de la configuración detalla cómo vas a registrar, supervisar, controlar y auditar la configuración. Este documento es a menudo parte del plan de gestión de la calidad del proyecto.
  2. Identificación: Todos los requisitos de configuración de un proyecto, incluidos los requisitos de funcionalidad, los requisitos de diseño y cualquier otra especificación, deben identificarse y registrarse. La realización de este proceso tiene como resultado la referencia de configuración para el proyecto.
  3. Control: A medida que se modifica el alcance del proyecto, se debe evaluar, aprobar y documentar su impacto en la configuración. Esto suele ser parte del proceso de control de cambios del proyecto.
  4. Registro de estado: Realiza un seguimiento de la configuración de tu proyecto en todo momento. Deberías poder saber en qué versión se encuentra tu configuración y tener un historial de las versiones anteriores. Es fundamental llevar un registro de todas las versiones para poder controlar los cambios a lo largo del proyecto.
  5. Auditoría: Se refiere a cualquier prueba para demostrar que el producto cumple con los requisitos de configuración. Supongamos que has elaborado un informe que debe ejecutarse en 10 segundos. La auditoría realiza una prueba para ver si el informe terminado realmente se ejecuta tan rápido. A menudo, las auditorías y revisiones se llevan a cabo al finalizar las fases principales del proyecto y tienen como objetivo la detección temprana de problemas.

La principal diferencia con la gestión de la configuración para proyectos Agile está en el paso de la identificación. Con Agile, la identificación inicial de las especificaciones será muy general. Se modificará y actualizará con frecuencia conforme avance el proyecto.

Lecturas adicionales: