Project Management Guide
FAQ
← Volver a las preguntas frecuentes

¿Qué es un estudio de viabilidad en gestión de proyectos?

Antes de que cualquier ejecutivo dé luz verde a un proyecto que podría costar miles (o millones) de dólares, puedes estar seguro de que querrá ver un estudio de viabilidad. ¿Qué es un estudio de viabilidad en el marco de la gestión de proyectos? Un estudio de viabilidad determina en primer lugar si es probable que el proyecto tenga éxito. Por lo general, se lleva a cabo antes de que se tomen las medidas necesarias para avanzar con un proyecto, incluida la planificación. Es uno de los factores más importantes, si no el más importante, para determinar si el proyecto puede avanzar. El estudio identifica el mercado para el proyecto (si corresponde); destaca los objetivos clave del proyecto basados en estudios de mercado; traza un mapa de posibles obstáculos y ofrece soluciones alternativas; y tiene en cuenta los requisitos de tiempo, de presupuesto, de mano de obra y jurídicos para determinar si el proyecto no solo es posible sino también ventajoso para que la empresa lo lleve a cabo.

Aunque los gestores de proyectos no son necesariamente los que realizan el estudio de viabilidad, este puede servir como una guía crítica a medida que avanza el proyecto. Los gestores de proyectos pueden utilizar el estudio de viabilidad para comprender los parámetros del proyecto, los objetivos empresariales y los factores de riesgo en juego.

Puntos clave de un estudio de viabilidad

Un estudio de viabilidad en el marco de la gestión de proyectos normalmente evalúa las siguientes áreas:

  1. Capacidad técnica: ¿tiene la organización las capacidades y los recursos técnicos para emprender el proyecto?
  2. Presupuesto: ¿tiene la organización los recursos financieros para llevar a cabo el proyecto y es suficiente el análisis de costes/beneficios del proyecto para justificar el avance del proyecto?
  3. Legalidad: ¿cuáles son los requisitos legales del proyecto? ¿Puede la empresa cumplirlos?
  4. Riesgo: ¿cuál es el riesgo asociado con la realización de este proyecto? ¿Merece la pena el riesgo para la empresa en función de los beneficios percibidos?
  5. Viabilidad operativa: el proyecto, en su alcance propuesto, ¿satisface las necesidades de la organización resolviendo problemas y/o aprovechando las oportunidades identificadas?
  6. Tiempo: ¿se puede completar el proyecto en un plazo razonable que sea ventajoso para la empresa?

Realización de un estudio de viabilidad

Cualquiera que lleve a cabo un estudio de viabilidad seguirá varios pasos para elaborar el informe. Estas acciones de investigación suelen incluir:

  • Análisis preliminar: antes de seguir adelante con el proceso intensivo de un estudio de viabilidad, muchas organizaciones realizarán un análisis preliminar, que es como una evaluación previa del proyecto. El análisis preliminar tiene como objetivo descubrir obstáculos insuperables que harían inútil un estudio de viabilidad. Si no se detectan obstáculos importantes durante esta evaluación previa, se llevará a cabo el estudio de viabilidad más intensivo.
  • Definición del alcance: es importante delinear el alcance del proyecto para que puedas determinar el alcance del estudio de viabilidad. El alcance del proyecto incluirá el número y la composición tanto de las partes interesadas internas como de los clientes externos. No te olvides de examinar el impacto potencial del proyecto en todas las áreas de la organización.
  • Estudio de mercado: ningún proyecto se emprende en el vacío. Los encargados de realizar el estudio de viabilidad profundizarán en el panorama competitivo actual y determinarán si existe un lugar viable para el proyecto dentro de ese mercado.
  • Evaluación financiera: el estudio de viabilidad examinará los costes económicos relacionados con el proyecto, incluido el equipo u otros recursos, las horas de trabajo, los beneficios propuestos del proyecto, el cronograma de rentabilidad del proyecto, los riesgos financieros asociados con la propuesta y, lo que es muy importante, el impacto financiero potencial del fracaso del proyecto.
  • Obstáculos y soluciones alternativas: si surgen problemas potenciales durante el estudio, se buscarán soluciones alternativas para que el proyecto avance con éxito.
  • Reevaluación de los resultados: es esencial una mirada holística al estudio de viabilidad desde una óptica nueva, particularmente si ha pasado una cantidad considerable de tiempo desde que se llevó a cabo por primera vez.
  • Decisión de continuar o no: el aspecto final de un estudio de viabilidad es el curso de acción recomendado, en otras palabras, si el proyecto debe continuar o no.

Lectura adicional: