gestión de equipo Archives | Blog Wrike
Tu correo electrónico
Server error. We're really sorry. Wait a few minutes and try again.
Tu correo electrónico
Server error. We're really sorry. Wait a few minutes and try again.
Entrar Contactar con ventas

gestión de equipo

Tu correo electrónico
Server error. We're really sorry. Wait a few minutes and try again.
Cómo crear un proceso eficiente de gestión de la carga de trabajo
Gestión de proyectos 10 min leídos

Cómo crear un proceso eficiente de gestión de la carga de trabajo

La gestión eficiente de la carga de trabajo ayuda a maximizar la productividad del equipo y a reducir el riesgo de exceso de trabajo o agotamiento. Más información sobre las herramientas de gestión de la carga de trabajo con Wrike.

La guía definitiva de actividades de fomento de espíritu de equipo que no aborrecerás
Liderazgo 10 min leídos

La guía definitiva de actividades de fomento de espíritu de equipo que no aborrecerás

Un equipo que trabaja bien es más eficaz, productivo y exitoso, por no decir que sus miembros están más satisfechos y se divierten más trabajando. Sin embargo, establecer y desarrollar estos vínculos puede ser complicado, especialmente si las típicas actividades para el fomento del espíritu de equipo provocan más ojos en blanco que muestras de alegría. Que no te vean como al Michael Scott de la oficina con carreras llevando huevos en una cuchara y concursos de engullir perritos calientes. Hemos investigado en Internet hasta crear la lista definitiva de divertidos juegos para fomentar el espíritu de equipo con los que se reirán, aprenderán y conectarán con el grupo. Actividades y juegos para fomentar el espíritu de equipo 1. Huye del zombi. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 1 cuerda, 1 llave y entre 5 y 10 puzles o pistas, dependiendo de la cantidad de tiempo que quieras dedicar al juego. Instrucciones: reúne al equipo en la sala de reuniones u otro espacio vacío y "tranca" la puerta. Antes de nada, selecciona a un miembro del equipo para que represente el papel de zombi: con ojos de muerto, brazos extendidos, murmullos de "cereeeeeebrooosssss" y todo. El zombi voluntario quedará atado con la cuerda de unos 30 cm de longitud en la esquina de la habitación. Cuando empiece el juego, cada cinco minutos la cuerda que ata al zombi se irá alargando 30 cm. Pronto el zombi podrá alcanzar a los miembros del equipo vivos, que tendrán que solucionar una serie de puzles o pistas para encontrar la llave oculta que abrirá la puerta y les permitirá escapar antes de que sea demasiado tarde. 2. Batalla de instrumentos aéreos. Objetivo: fomento del espíritu de equipo. Material necesario: altavoces, smartphone o reproductor mp3. Instrucciones: ¿alguna vez has visto una de las famosas batallas de playback del programa de Jimmy Fallon? Amplía el concepto a toda una batalla de bandas con instrumentos aéreos. Divide al grupo en equipos de 3 o 4 personas y déjales que decidan quiénes van a ser los cantantes, los guitarristas, los baterías, etc. Déjales tiempo para que elijan, ensayen y hagan una versión en playback de alguna canción que les guste. Si se dispone de unos días, los equipos pueden disfrazarse o llevar otros artículos. Después de las actuaciones, los equipos pueden votar por el ganador (siempre que no lo hagan por su propia banda). También puedes dejar que otro departamento entre en juego y pedirle que elija al ganador. 3. Un barco cada vez más pequeño. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas. Material necesario: una cuerda, una manta o cinta adhesiva para marcar un espacio en el suelo. Instrucciones: marca el espacio en el suelo y pide al grupo (o bien forma grupos pequeños) que se queden en dicho espacio. A continuación, reduce gradualmente el espacio de forma que el equipo tenga que pensar rápidamente y trabajar en equipo para que todos permanezcan a bordo.   4. Dibujo espalda con espalda. Objetivo: habilidades de comunicación. Material necesario: papel, bolígrafos o rotuladores, imágenes con dibujos sencillos o formas básicas. Instrucciones: divide al grupo en parejas y pide a sus miembros que se sienten espalda con espalda. Una persona tendrá la imagen de una forma o un dibujo sencillo, y la otra, un papel y un bolígrafo. La persona que tenga la imagen dará instrucciones verbales a su compañero sobre cómo trazar la forma o el dibujo que le han dado (sin decir la forma o la imagen que es). Acabado el plazo establecido, pide a cada pareja que compare sus imágenes y decide qué equipo ha dibujado la réplica que más se parece a la imagen original. 5. Trivial edición oficina. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo. Material necesario: 20-25 preguntas generales sobre el lugar de trabajo. Instrucciones: puedes idear preguntas como "¿de qué color son los azulejos de la cocina?", "¿cuántas personas hay en el departamento de informática?", "¿cuántas ventanas hay en toda la oficina?", "¿de qué marca son los monitores de los ordenadores?" o "¿en qué mes del año se celebran más cumpleaños de empleados?", etc. La cuestión es elaborar una lista de preguntas específicas del lugar de trabajo y poner a prueba los conocimientos del equipo. 6. Torre de espaguetis y nubes de azúcar. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 20 espaguetis crudos, 1 rollo de cinta adhesiva, 1 metro de cuerda y 1 nube de azúcar para cada equipo. Instrucciones: con tan solo estos elementos, ¿qué equipo será capaz de construir la torre más alta? Condición: la nube de azúcar tiene que estar en lo alto de la torre de espaguetis y toda la estructura tiene que sostenerse durante 5 segundos sin más ayuda (es decir, no se puede sujetar con las manos u otros objetos). 7. Servicios a la comunidad. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: unas horas de la jornada laboral. Instrucciones: se puede participar en programas de voluntariado durante las vacaciones, organizar limpiezas en la playa, emprender un proyecto de embellecimiento de la comunidad, etc. Busca una actividad que interese al equipo o que refleje los valores de la empresa, sal de la oficina y haz algo útil tanto para la comunidad como para tu equipo. 8. Sal y pimienta. Objetivos: habilidades de comunicación. Material necesario: cinta adhesiva, 1 bolígrafo, 1 trozo pequeño de papel para cada persona y 1 lista de binomios (por ejemplo, mantequilla y mermelada, Mario y Luigi, o sal y pimienta). Instrucciones: escribe los elementos del binomio por separado en las hojas de papel (Mario en un trozo y Luigi en otro, y haz lo mismo con el resto). Con la cinta adhesiva, pega en la espalda de cada participante un trozo de papel. A continuación, pide a todos que se mezclen e intenten adivinar la palabra que llevan pegada en la espalda. Es indispensable que solo se planteen preguntas a las que responder con sí o no. Cuando descubran su palabra, tendrán que buscar a su pareja. Cuando se encuentren las dos mitades y mientras el resto del equipo continúa con el juego, pídeles que se sienten y decidan qué tres cosas tienen en común. 9. Obras de arte murales. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: lienzos con dibujos realizados previamente, pinturas y pinceles, trapos o telas. Instrucciones: da a cada miembro del equipo un lienzo y un pincel. A continuación, deja que todos creen una colorida obra de arte en su lienzo. Cuando se seque la pintura, reúne todas las obras y exhíbelas en la oficina a modo de mural, o bien colócalas por todo el lugar de trabajo.   10. Tarde en las carreras. Objetivo: habilidades de colaboración. Material necesario: 1 coche de madera que hay que montar para cada equipo y tiza para marcar las líneas de salida y meta. Instrucciones: pide a los equipos que construyan su propio coche de madera y que compitan para ver quién llega primero. Si quieres, deja que se vengan arriba y creen mascotas y otros elementos relacionados con la carrera. A continuación, celebra una fiesta con aperitivos y música. 11. Residuos tóxicos. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 1 cubo grande y otro pequeño, 1 cuerda, 1 cuerda elástica con los extremos atados uno al otro, 8 cuerdas elásticas y 8 pelotas de plástico o tenis. Instrucciones: utiliza la cuerda para formar un círculo de 2,5 metros sobre el suelo que represente una zona de residuos radioactivos. (Puedes ampliar la zona radioactiva para aumentar la dificultad). Pon las pelotas en el cubo pequeño y colócalo en el centro del círculo. Este cubo con pelotas representa a los residuos tóxicos. Coloca el cubo grande a unos 10 metros de distancia. Los equipos tendrán que utilizar las cuerdas elásticas para buscar la forma de trasladar las pelotas tóxicas del cubo pequeño al grande en un plazo determinado de tiempo (unos 15 o 20 minutos). Quien cruce la línea y entre en la zona de radiación quedará "herido" (puedes ponerles una venda en los ojos o hacer que mantengan una mano en la espalda) o "muerto" (tendrán que sentarse fuera para descansar del juego). Si se caen las pelotas tóxicas habrá heridos; tirar todo el cubo conllevará la muerte de todo el equipo. Solución para los árbitros: ata las cuerdas elásticas al círculo de cuerda elástica. Después, pide a todos que sostengan y tiren de las cuerdas para estirar el círculo, elevarlo y agarrar el cubo de residuos tóxicos con él. Afloja las cuerdas para que el círculo elástico se contraiga y, de este modo, agarrar el cubo. Utiliza las cuerdas para elevar el cubo y volcar el contenido de pelotas en el cubo grande de neutralización.  12. Escudo de armas de la empresa. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo. Material necesario: papel, bolígrafos y rotuladores. Instrucciones: pide a los equipos que creen el escudo de armas de la empresa. En primer lugar, dibuja algo que represente un logro reciente. En segundo lugar, dibuja algo que refleje los valores de la empresa. A continuación, dibuja algo que represente cómo ves a la empresa en el futuro. Coloca el escudo de armas en la oficina una vez terminado. 13. Reunión/mural de recuerdos. Objetivo: para fomentar el espíritu de equipo y romper el hielo. Material necesario: notas adhesivas o una pizarra. Instrucciones: escribe una serie de temas generales relacionados con el trabajo en la pizarra o en notas adhesivas para pegar en la pared (por ejemplo, "mi primer día...", "trabajo en equipo", "viaje con la empresa", etc.). Reúne al equipo y pide a todos que elijan uno de los temas y cuenten un recuerdo relacionado con la empresa que les haga reír y les una por medio de las experiencias compartidas. También puedes pasar las notas adhesivas y pedir a todos que anoten recuerdos positivos del trabajo en equipo o logros especiales del grupo. Se pueden emplear palabras o dibujos para plasmar los recuerdos. A continuación, pide a todos que cuenten el recuerdo y lo peguen en el mural hasta formar una nube de recuerdos positivos. 14. Congelación. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 1 paquete de materiales de construcción (como cartones, palillos, gomas y notas adhesivas) para cada grupo y 1 ventilador eléctrico. Instrucciones: los equipos, con 4 o 5 miembros cada uno, ya no se encuentran en la oficina, sino que están explorando el Ártico y atravesando la helada tundra. Pide a cada equipo que elija a un líder para guiar la expedición. Cuando se desencadene la tormenta, el equipo debe construir un refugio de emergencia en el que cobijarse para sobrevivir. Sin embargo, el líder de la expedición tiene ambas manos congeladas, por lo que no puede ayudar físicamente a construir el refugio y el resto del equipo está ciego por el reflejo de la nieve. Entrega un conjunto de materiales de construcción a cada equipo y pon en marcha el temporizador. Cuando se acabe el tiempo, enciende el ventilador eléctrico para desencadenar los vientos árticos y mira a ver quién es capaz de construir un buen refugio que los mantendrá a salvo. Cambia el nivel de dificultad dejándoles materiales de construcción más sólidos (proporciona palos de helado en lugar de palillos, por ejemplo), cambiando los niveles del ventilador o activando el ventilador mientras el equipo construye el refugio. 15. Campo minado. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: sala vacía o vestíbulo, y material de oficina. Instrucciones: utiliza cajas, sillas de oficina, botellas de agua, etc., para crear una recorrido con obstáculos o "minas" en dicho espacio. Divide al grupo en parejas, en las que un miembro tendrá los ojos vendados. El otro tiene que guiar a su compañero desde el inicio del recorrido al fin sin pisar las minas. La persona que guíe no podrá entrar en la pista y solo podrá dar instrucciones verbales para que el otro llegue a la meta. Dependiendo del número de personas que participen y lo difícil que quieras hacer la actividad, puedes aumentar el número de parejas que corran al mismo tiempo, para que tengan que esforzarse más por escuchar al otro y comunicarse con más claridad. 16. Caída del huevo. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: 1 docena de huevos, materiales de construcción básicos (por ejemplo, periódicos, pajitas, cinta adhesiva, papel plástico para envolver, globos, gomas, palitos de helado, etc.), trapos o telas, el aparcamiento u otro lugar que se pueda manchar. Instrucciones: divide al grupo en equipos y dale a cada uno aproximadamente 20 o 30 minutos para construir un envoltorio que proteja al huevo de una caída de dos pisos de altura (o la altura que prefieras). Si el juego termina en empate, aumenta gradualmente la altura de la caída hasta que haya un ganador. 17. La búsqueda del tesoro. Objetivo: habilidades de colaboración y fomento del espíritu de equipo. Material necesario: 1 recorrido definido y pistas. Instrucciones: si quieres volver el juego un poco más tecnológico, puedes utilizar mensajes de texto, juegos, sitios web o direcciones de correo electrónico con respuesta automática para dar las pistas y generar códigos QR personalizados con este generador gratuito de códigos QR en línea. Asegúrate de que al menos una persona de cada equipo tenga un smartphone con una aplicación de lectura de códigos QR y deja que busquen los códigos.   18. Accidente aéreo. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: plazo de 20-30 minutos. Instrucciones: imagina que el avión en el que viaja el equipo tiene un accidente y todos sus miembros acaban en una isla desierta. Los equipos deben elegir solo los 12 objetos de la oficina que consideren más útiles para la supervivencia y ordenarlos según su importancia. También puedes pedir a los participantes que hagan su selección primero y, a continuación, que el grupo decida y llegue a un acuerdo. 19. Tela de araña. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: cuerda y cinta adhesiva. Instrucciones: pega 2 trozos de cuerda cruzando la puerta de entrada, uno a aproximadamente 1 metro y el otro a 1,5 metros. Esta cuerda es una tela de araña venenosa. Los equipos tienen que pasar a través del hueco que queda entre las cuerdas sin tocarlas. Puedes aumentar la dificultad colocando más trozos de cuerda en la puerta. 20. Concurso de aviones de papel. Objetivo: habilidades de colaboración. Material necesario: un vestíbulo amplio, cinta adhesiva para marcar la línea de lanzamiento, cinta métrica y cartón. Instrucciones: cada equipo recibirá un trozo de cartón para construir un avión. Enséñales diferentes diseños de aviones y deja que trabajen juntos para construir el que crean que volará más lejos. Aumenta la diversión decorando los aviones antes de su lanzamiento. Ganará el equipo cuyo avión vuele más lejos. Actividades para fomentar el espíritu de equipo con oficinas remotas: 1. ¿De quién es esta oficina? Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: conexión a Internet y herramienta para guardar archivos. Instrucciones: pide a los miembros del equipo que envíen una fotografía de sus oficinas domésticas y, a continuación, pide a todos que traten de adivinar a quién pertenece. Haz que el juego continúe con fotos de sus tazas, los fondos de escritorio o las vistas desde su oficina. 2. Trivial por teléfono. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: conexión a Internet. Instrucciones: divide a los participantes en equipos y juega al Trivial. Encontrarás buenas preguntas de cultura general y sus respuestas en Internet, aunque también puedes utilizar las tarjetas del Trivial Pursuit. Es una estupenda forma de aprender sobre los intereses personales no relacionados con el trabajo y sus personalidades. 3. Juegos multijugador en línea. Objetivo: habilidades de solución creativa de problemas y colaboración. Material necesario: conexión a Internet. Instrucciones: escoge un juego en grupo con el que crear estrategias y solucionar problemas, como Travian o 1066, o busca entre los miles de juegos de cooperación de Steam gratuitos y de pago. Utiliza el micrófono integrado del ordenador y los altavoces para chatear o usa unos auriculares.   4. Adivinanzas o acertijos por Hangouts o Skype. Objetivo: habilidades de colaboración y fomento del espíritu de equipo. Material necesario: conexión a Internet y aplicación para realizar un chat de vídeo. Instrucciones: divide al grupo en mitades y juega a las adivinanzas o los acertijos por videoconferencia. Puedes enviar a todos el enlace a un generador en línea de adivinanzas o acertijos que te proporcionará palabras que adivinar, por ejemplo. 5. Concurso de karaoke en línea. Objetivo: habilidades de fomento del espíritu de equipo y para romper el hielo. Material necesario: conexión a Internet. Instrucciones: suéltate con un concurso de karaoke en línea. Utiliza los micrófonos y los altavoces integrados de los ordenadores para retar a tus compañeros en el karaoke, compara las puntuaciones más altas o simplemente diviértete mostrando tus dotes artísticas. Más recursos para el fomento del espíritu de equipo en el trabajo: Blog de Gamestorming: busca entre una serie de actividades en grupo para aportar ideas. Recursos para el moderador de Gamestorming Kit de fomento del espíritu de equipo de recursos humanos de la Universidad de Berkeley, California: consejos para las personas que planifican y moderan actividades de fomento del espíritu de equipo, listas de actividades y recursos adicionales, entre los que se incluyen libros recomendados y recursos en línea. Recursos para el fomento del espíritu de equipo de la Universidad Estatal de Ohio: juegos recomendados y actividades para romper el hielo. ¿Cuál es tu actividad favorita para fomentar el espíritu de equipo en el trabajo? Cuéntanos en los comentarios de abajo qué haces para romper el hielo y qué ejercicios en grupo te gustan. Lecturas recomendadas: 3 lecciones sobre equipos de alto rendimiento extraídas de las ponencias de Ted 15 libros que todo director debería leer Cómo comunicarse cual campeón de la Super Bowl Fuentes: RoomEscapeAdventures.com, EventYoda.com, TeachThought.com, InsiderMonkey.com, RefreshLeadership.com, ADirectEffect.com, Wilderdom.com, LeadershipCenter.osu.edu, Gamestorming.com, Vorkspace.com, InnovativeTeamBuilding.co.uk, Pridestaff.com, Teampedia.net, Speek.com y KaraokeParty.com

Seis modelos diferentes de eficacia de equipo para comprender mejor al tuyo
Colaboración 10 min leídos

Seis modelos diferentes de eficacia de equipo para comprender mejor al tuyo

Comprender estos seis modelos de eficacia de equipo puede ayudarte a determinar qué modelo adoptar para tu propio equipo. O simplemente puede arrojar luz sobre lo que funciona en tu grupo y cómo subsanar las carencias.

¡Deja de intentar quedar siempre bien! La guía del estoicismo para gestionar conflictos en el trabajo
Liderazgo 10 min leídos

¡Deja de intentar quedar siempre bien! La guía del estoicismo para gestionar conflictos en el trabajo

La colaboración y los conflictos no son adversarios, sino aliados. Aprende a gestionar conflictos en el trabajo con estos consejos.

Cómo dar la bienvenida a un nuevo empleado
Colaboración 10 min leídos

Cómo dar la bienvenida a un nuevo empleado

¿Te preguntas cómo dar la bienvenida a un nuevo empleado? Te ofrecemos algunos consejos que te servirán de guía para hacer que los nuevos miembros de tu equipo se sientan valorados y apoyados, antes de su primer día.

4 características de los mejores equipos de marketing: perspectiva de un director de marketing
Marketing 10 min leídos

4 características de los mejores equipos de marketing: perspectiva de un director de marketing

Busca la forma de incorporar y desarrollar estas cuatro características de los mejores equipos de marketing en tu propio equipo para potenciar su rendimiento.

12 estupendos juegos para fomentar el espíritu de equipo que nadie odiará
Colaboración 10 min leídos

12 estupendos juegos para fomentar el espíritu de equipo que nadie odiará

Si quieres animar a tu equipo a que aprenda de los demás sin tener que escuchar un coro de quejidos, aquí tienes 13 juegos para fomentar el espíritu de equipo a los que querrán jugar una y otra vez.

Cómo crear una cultura de oficina remota
Colaboración 7 min leídos

Cómo crear una cultura de oficina remota

La creación de una cultura de oficina remota no es una ciencia exacta. Buena parte depende de nuestros empleados remotos que interactúan entre sí, se comunican y colaboran por propia voluntad; no es algo que se pueda forzar. Sin embargo, esto no quiere decir que no haya nada que hacer: existen algunas técnicas que pueden brindar al equipo la mejor cultura de trabajo remoto posible para revelar su personalidad y hacer que el trabajo remoto sea agradable y productivo. En Process Street, maniobramos una nave completamente remota. Con empleados en América, Inglaterra, Letonia, Filipinas y otros países, hemos tenido que trabajar en varios husos horarios, con posibles barreras de comunicación y (el desolador) aislamiento potencial que puede conllevar el trabajo remoto. Afortunadamente con las prácticas, las herramientas y la ideología adecuada, tenemos una máquina productiva y bien engrasada. Y todo empieza en la incorporación. Incorpora a tus empleados meticulosamente La creación de una cultura de oficina remota comienza antes de que el nuevo integrante del equipo se registre. Necesitas disponer de un plan de acción para asegurarte de que no encuentre obstáculos como, por ejemplo datos de inicio de sesión y permisos incorrectos. Las primeras impresiones son fundamentales. No solo necesitas tener todos los recursos listos para la incorporación de empleados, también debes asegurarte de presentar al empleado a todos los miembros del equipo el primer día. Haz que el nuevo entorno sea lo más acogedor posible mediante presentaciones y animando a que el equipo sea cordial. Por ejemplo, uno de los primeros pasos en nuestro proceso de incorporación de empleados es presentar a los nuevos integrantes en el canal de charla general de Slack (nuestra válvula de escape virtual, por decir así) con una catarata de gifs divertidos para que se sientan a gusto. A fin de cuentas, nadie da la bienvenida mejor que el dado de Giphy.   [inlinetweet prefix="" tweeter="" suffix=""]“[Al incorporarte], estás creando las condiciones de una carrera de productividad y logros” - Chris Byers, CEO de Formstack[/inlinetweet] Comunicar y colaborar La cultura la forjan las personas que la forman, así que hay que fomentar la comunicación y la colaboración todo lo posible en un equipo remoto. Parte de ello ya se debe haber conseguido durante las presentaciones en la incorporación, pero si mantienes un contacto regular con los empleados remotos puedes conseguir conocerlos más allá de su Id. de empleado y asegurarte de que no haya lagunas en la comunicación. Esto resulta fundamental: si siente que solo son un engranaje más de una maquinaria corporativa, tienen muy poco incentivo en seguir hablando con sus compañeros. Disponemos de diversos canales de Slack para cada equipo, tales como creación de contenidos y atención al cliente, además de un canal general donde todos saludamos cada día y charlamos sobre cómo van las cosas. También tenemos reuniones (generalmente por Skype o Google Hangouts) dos veces a la semana con el resto de nuestros equipos y el CEO. Esto nos permite mantenernos en contacto, notificar los progresos y buscar ayuda en cualquier asunto que nos frustre o nos bloquee. No obstante, como en cualquier reunión, la clave reside en mantener el interés. Por lo general conversamos de manera informal durante los primeros minutos de cada llamada, para que todo el mundo se relaje antes de informar sobre sus progresos y hacer que el resto del equipo esté más accesible para la comunicación diaria. Fomentar una competición amistosa Otra forma excelente que hemos encontrado de inspirar la camaradería y las bromas amistosas es a través de los juegos. Cada semana recomendamos por turnos una película tan mala que dé risa para que el resto del equipo disfrute. Te sorprendería las joyas que hemos hallado y es una forma excelente de crear vínculos más sólidos con los compañeros de trabajo. Nota: lo último que se debe hacer es crear un concurso feroz. A nadie le gusta perder con las mismas personas que ganan la competición de ventas cada mes, por ejemplo. Como opción, si eres un poco friki como nosotros, podrías plantear un juego de Hearthstone para la empresa (u otro juego en línea). Acabamos de completar nuestra primera ronda, limitando a todo el mundo a compartimentos prefabricados básicos para asegurarnos de que los jugadores veteranos no puedan diseñar su propio éxito. Esto permite a los empleados tener la oportunidad de interaccionar directamente y de divertirse un poco fuera del trabajo, lo que obra maravillas para la moral. Consigue el apoyo de todo el mundo Con todo el éxito que hemos conseguido animando a los empleados a que se relacionen con sus compañeros y gerentes a nivel personal, todavía tenemos un problema que superar: cómo animar a los distintos equipos a que colaboren entre sí y estrechen los lazos aún más. La respuesta es la atención al cliente. Aunque pueda parecer un fastidio, nuestros empleados han ido rotando por tareas de atención al cliente para fomentar la colaboración y contribuir a que conozcan nuestro producto desde dentro. Por ello, nuestros desarrolladores han mantenido una conversación con el equipo de contenido, los asistentes virtuales pueden hablar con comodidad con ventas y todo el mundo sabe lo que está ocurriendo con el producto. Como ventaja adicional, nuestros distintos husos horarios se están convirtiendo en un factor muy positivo, podemos tener como mínimo un empleado encargado de atención al cliente casi 24 horas al día y tenemos un gran número de técnicos de respaldo por si alguno de nuestros integrantes del equipo de soporte no está disponible. Creación de cultura en el equipo remoto El trabajo remoto puede resultar difícil tanto para los empleados como para los gerentes. La comunicación no es tan natural y las personas recién contratadas suelen ser reacias a expresar sus problemas, ya que no pueden asomar la cabeza al cubículo del vecino. Si puedes conseguir crear la cultura de oficina remota adecuada, todos esos problemas se diluyen en un mar de productividad y cooperación. Si has trabajado en un equipo remoto, ¿qué tal te fue en la creación de una cultura de empresa? Te invitamos a compartir tus experiencias en los comentarios. Biografía del autor Benjamin Brandall escribe sobre SaaS, productividad y tecnología en Process Street. Encuéntralo en Twitter aquí. Simplifica la colaboración remota de tu equipo Ayuda a que tu equipo supere los retos de la colaboración remota con la aplicación premiada de Wrike. Prueba gratuitamente la aplicación hoy mismo.

Cinco reglas para aumentar tus operaciones de marketing con éxito
Marketing 10 min leídos

Cinco reglas para aumentar tus operaciones de marketing con éxito

Las organizaciones de marketing están sometidas a muchísima presión. Los presupuestos no son mayores, pero las expectativas sí que lo son. ¿Cómo se puede lograr más con menos sin comprometer la calidad? Para los jefes de marketing de empresas en crecimiento que pretenden expandir sus programas, el aumento de operaciones de marketing es una de las prioridades principales. Pero hacer esto supone asumir grandes retos: coordinar a diferentes equipos al tiempo que se gestionan prioridades, recursos y parámetros sin ralentizar el trabajo no es tarea fácil. Sin embargo, más grande no es sinónimo de más lento o menos eficaz. Al aumentar tus operaciones de marketing, tu empresa de marketing en expansión puede mantenerse equilibrada y ágil mientras sigue entregando campañas que impresionen a los clientes e incentiven el crecimiento del negocio. Te proponemos cinco reglas para aumentar tus operaciones de marketing con éxito. Regla 1: comprueba que tu estrategia y procesos tienen capacidad para la expansión Más grande no siempre es sinónimo de mejor. Aumentar tus trabajos de marketing puede crear dificultades innecesarias, obstaculizar la colaboración y ralentizar el trabajo de tu equipo. La planificación inteligente es fundamental para evitar estas dificultades y mantener el buen funcionamiento de tu organización de marketing. Así que reduce en lugar de aumentar. Examina tus procesos actuales para detectar lo que puedes agilizar, determina qué trabajos de marketing están generando un ROI positivo y reduce lo que no funciona tan bien. Para poder determinar si estás en una buena posición para el aumento de operaciones, pregúntate lo siguiente:  Sabes lo que distingue a tu marca de la competencia en los mercados verticales clave, o en las áreas que hayas localizado para la expansión?  ¿Puedes determinar esa diferencia de forma clara?  Para poder ampliar las operaciones con éxito, es necesario saber lo que atrae y retiene a los clientes que ya tienes, y aplicar ese conocimiento para una expansión que sea sostenible. Regla 2: asegúrate de que tu equipo está preparado Piensa en tu equipo y en su actual carga de trabajo y responsabilidades. ¿Están equipados para asumir un aumento de proyectos sin desatender a los clientes, productos y servicios actuales? Si tus coordinadores de marketing también se encargan de otros departamentos, como relaciones públicas y atención al cliente, análisis de datos de productividad e implementación de nuevas herramientas de marketing, ya están haciendo demasiado. Vuelve al primer paso para optimizar el trabajo y los procesos a fin de que tu equipo pueda asumir el crecimiento. O considera añadir personal para equilibrar la carga de trabajo y responsabilidades de tu equipo. A continuación, pregúntate: ¿tiene tu equipo la preparación necesaria para realizar campañas de éxito en las nuevas áreas o sectores que quieres abarcar? En caso negativo, ¿deberías contratar a nuevo personal o usar recursos externos hasta tener una mejor idea del tipo de preparación que necesita tu equipo? Evalúa a tu equipo actual para identificar las fortalezas de cada miembro y su preparación, averigua dónde residen las deficiencias y realiza contrataciones en base a esas funciones. Rule 3: si no delegas, no aumentas Según un informe llevado a cabo por el CMO Council and Deloitte, el 45 % de los jefes de marketing afirma que emplea la mayor parte del tiempo revisando y aprobando planes, presupuestos y campañas de marketing. El 42 % se pasa la mayor parte del tiempo en reuniones. El 66 % desearía emplear más tiempo en desarrollar estrategias de negocio con otros directivos de la empresa, y el 55 % necesitaría más tiempo para implementar nuevos e innovadores enfoques de marketing.  Tomar buenas decisiones conlleva tiempo, algo con lo que cuentan muy pocos jefes de marketing. Así que reserva tu atención para los casos más importantes y delega siempre que puedas. Prepara a tu equipo para poder tomar buenas decisiones sobre tus iniciativas actuales de marketing, y céntrate en la ejecución de nuevas estrategias. Puesto que muchas tareas de marketing son recurrentes, como la preparación de campañas, la planificación y la publicación de contenido o la promoción de eventos, existen muchas decisiones que tu equipo tiene que tomar entorno a estas iniciativas. Por ejemplo, ¿a qué segmentos o canales se debe dirigir una nueva campaña? ¿Qué parámetros usarás para asegurar el camino hacia el éxito? Crea plantillas para tareas y proyectos recurrentes, de forma que los procesos estén estandarizados y sean fáciles de seguir. Define paneles de creación de informes que faciliten la medición y la compartición de resultados. Esta visibilidad te permitirá revisar de forma rápida las campañas sin malgastar todo tu tiempo en reuniones, y permitirá a tu equipo mantenerse alineado en las prioridades, conocer exactamente las responsabilidades de sus compañeros y los objetivos a los que se dirigen. Los correos electrónicos y las hojas de cálculo son casi la solución menos práctica que existe para agilizar un aumento de la actividad, así que busca una herramienta de gestión de trabajo que pueda crecer con tu equipo. Esta guía te ayudará a evaluar tus opciones y encontrar el ajuste perfecto para tus necesidades.  Regla 4: adopta la automatización Se trata del puzle central del marketing: enviar el mensaje adecuado a la persona adecuada en el momento adecuado. Pero al tiempo que desarrollas tu máquina de marketing, estás lanzando complejas campañas simultáneas, por lo que se hace más y más difícil llevarlo a cabo. A fin de mantener la complejidad y el volumen de clientes y datos de campaña, necesitas las tecnologías adecuadas para controlar, analizar y optimizar tus actividades de marketing. Así que, ¿cómo aumentas las operaciones sin perder la personalización que ha satisfecho las necesidades de tus clientes e incentivado tu éxito actual? Adoptar herramientas de automatización de marketing te permitirá enviar mensajes muy localizados a leads (consumidores de alta posibilidad de conversión), y acortar el ciclo de marketing. La nutrición automatizada de leads ayuda a establecer relaciones con clientes a través de útiles correos electrónicos, seguimientos, participación en redes sociales, y otros medios, a fin de determinar cuando están realmente preparados para la venta. Además, mediante la automatización de tus flujos de trabajo creativos, agilizas las tareas repetitivas, reduces los errores y ejecutas con más rapidez.   Regla 5: lo que no se puede medir no se puede mejorar  Un reciente estudio llevado a cabo por HubSpot descubrió que solo el 23 % de las empresas superan sus objetivos financieros, y de aquellas que no los superan, el 74 % no conoce la cantidad de visitas mensuales, los leads, los MQL (leads cualificados para el marketing) ni las oportunidades de ventas que necesitan.  ¿Cómo vas a aumentar tu base de clientes y flujo de ingresos si no sabes cómo entran o se mueven los leads a través de tu canal de marketing? Cuando controlas los factores adecuados, el crecimiento se convierte en una tarea mucho más sencilla. Céntrate en parámetros que conviertan a tu empresa en una organización centrada en el cliente, de forma que obtengas datos prácticos y opiniones puntuales de usuarios que hagan avanzar el negocio. Averigua cuáles son las iniciativas de marketing que crean valor para mejorar los resultados, impulsar el ROI y entregar leads ya madurados a tu equipo de ventas. Ser capaz de atribuir ingresos correctamente a las actividades de marketing es fundamental para saber dónde colocar tus recursos para impulsar el crecimiento. Los parámetros básicos, como el volumen de leads y el tráfico de sitios web son importantes, pero no profundizar en detalle provoca la pérdida de estadísticas fundamentales del rendimiento de tu actividad de marketing y, por lo tanto, de valiosas oportunidades para la mejora. La tasa de MQL (leads cualificados para marketing) a SQL (leads cualificados para ventas), los suscriptores desinteresados, y otros parámetros avanzados de marketing te ofrecerán una perspectiva más amplia de lo que está incentivando el éxito y en los que deberías centrar tu atención. Y no te limites a evaluar los resultados de las campañas; evalúa también el trabajo que implican. Evalúa el rendimiento de la campaña basándote en dos factores: ¿produjo tu trabajo los resultados deseados? y ¿justifica el resultado los recursos requeridos? Maximizar el crecimiento y mantener el equilibrio Con el fundamento correcto de operaciones de marketing, puedes desarrollar tu organización de marketing con un equipo preparado que pueda satisfacer las necesidades del cliente y las tendencias del mercado. Los equipos que adoptan el marco de marketing Agile se mantienen equilibrados al tiempo que mejoran su productividad y eficacia. De hecho, el Siete pasos para desarrollar un equipo de marketing ágil. Fuentes: Oktopost.com, Blog.marketo.com, Inc.com, Blog.Hubspot.com

9 formas de desarrollar tus habilidades de liderazgo
Liderazgo 5 min leídos

9 formas de desarrollar tus habilidades de liderazgo

Hay personas que son líderes natos, pero todo el mundo puede desarrollar las habilidades necesarias con algo de práctica. Empieza probando estas 9 formas de desarrollar tus habilidades de liderazgo y seguir avanzando en tu carrera profesional.

Cinco formas sorprendentes de mejorar la colaboración de equipos
Colaboración 10 min leídos

Cinco formas sorprendentes de mejorar la colaboración de equipos

La tendencia general actual se orienta hacia los diseños de oficinas abiertas, donde las paredes de los cubículos y las puertas de la oficina no obstaculizan la comunicación. De hecho, la Asociación Internacional de Gestión de Instalaciones afirma que el 70 % de las oficinas de Estados Unidos ahora cuentan con un diseño de espacios abiertos.  Sin embargo, tirar las paredes para poder gritar y que todos nos oigan no mejora necesariamente la colaboración. Es más, un estudio realizado en Finlandia concluyó que los empleados pasan 21,5 minutos de media al día distraídos por las conversaciones que oyen sin querer, el principal obstáculo para la productividad. La colaboración implica algo más que simplemente mover los muebles y esperar a que la gente se ponga a hablar, conlleva una planificación, modificaciones deliberadas en las políticas y un toque de imprevisibilidad. Estas cinco estrategias extraordinarias para mejorar la colaboración harán que el equipo se ponga a cooperar de un modo en el que sus integrantes se sentirán cómodos compartiendo ideas.  1. Vuelve a levantar paredes La creencia popular dice que los espacios de trabajo abiertos y las oficinas compartidas hacen que la gente hable más, pero el ruido del ambiente y las distracciones visuales pueden conllevar una pérdida de la productividad. Pasamos de la fase de oficinas abiertas a la fase de oficinas cerradas cada década aproximadamente, probablemente porque las posturas oscilan demasiado hasta el extremo en una dirección o la contraria, y deja a los empleados totalmente aislados o sumidos en la distracción. Cuando los empleados cuentan con un lugar tranquilo y cómodo donde trabajar, sin distracciones, se sienten más dispuestos a salir de su cascarón para colaborar. Los cubículos, las salas de reuniones y las oficinas independientes ayudan a establecer los tiempos de reunión y dejar que los empleados elijan el momento en el que quieren interactuar con otras personas, en lugar de carecer de tiempo de tranquilidad porque la oficina está abierta. 2. Crea una política de comunicación asíncrona Muchos lugares de trabajo han implementado aplicaciones de mensajería instantánea, documentos públicos de empleados y herramientas de gestión de proyectos que aumentan las posibilidades de colaborar. Pero no es suficiente, también hay que crear expectativas acerca de cómo deben usar las herramientas los empleados.  Las aplicaciones de comunicación, como Skype y Slack, pueden y deben usarse sabiendo que la comunicación se produce cuando tú quieres.  Los modelos de comunicación asíncronos permiten la comunicación entre las partes de un ordenador: la información se envía cuando una parte del sistema lo considera adecuado, y la otra parte del sistema la recibe y responde a ella cuando lo considera oportuno. De este modo, el proceso del receptor no se interrumpe, lo que ayuda a los miembros del equipo a concentrarse en el trabajo importante.  Las oficinas que utilizan wikis, correo electrónico, herramientas de chat, tablas Kanban y herramientas de gestión de proyectos que permiten a los usuarios ver las notificaciones y los cambios cuando quieran, respetan el flujo de trabajo de las personas. Los usuarios pueden establecer un horario sin interrupciones durante el que no recibirán notificaciones que les distraigan, así como usar un sistema de dosificación para ocuparse de la comunicación secundaria fuera de su horario de concentración.  La comunicación asíncrona da a los empleados la libertad de concentrarse sin miedo a perderse decisiones importantes. Cuando las empresas permiten a los empleados comunicarse en horarios de dedicación exclusiva, envían el mensaje de que aprecian que los empleados se centren en tareas concretas, en lugar de dividir su atención entre la comunicación y el trabajo asignado.  3. Implementación: "Sin orden del día, sin reuniones" Se trata de una de las peores pesadillas de oficina para muchas personas: una reunión imprevista. Pedir que todas las reuniones, independientemente de lo triviales o informales que sean, tengan al menos un punto en el orden del día facilita las cosas tanto a quien las planifica como a los asistentes.  El orden del día también permite a los equipos concentrarse en los resultados. Los equipos que planifican con antelación y comparten su programa no se salen del camino marcado y reducen las distracciones que pueden acabar en tiempo perdido y discrepancias inútiles. Crea políticas acerca de las discusiones tangenciales y cómo abordar las discrepancias, de forma que los empleados sepan cómo manejar las situaciones nuevas e incómodas. El orden del día de las reuniones protege el tiempo de trabajo de cada uno y ayuda al grupo a centrarse en la tarea. De este modo, se reducen las desavenencias ocasionadas por charlas que se alejan del tema principal, los asistentes pueden recopilar sus opiniones e ideas antes de la reunión, y el objetivo de trabajo queda definido para que todos los participantes sepan qué se espera de ellos. La colaboración es mucho más sencilla cuando todo el mundo sabe lo que hay que hacer.  Cuando el grupo finalice todas las tareas de su orden del día, los empleados pueden consultar sus listas personales de tareas pendientes. Además, siempre puedes programar reuniones de seguimiento para resolver otros asuntos.  4. Crea una infraestructura de trabajo remoto inclusiva Encontrar a los mejores es más difícil que nunca, y garantizar que los empleados disfruten de un buen equilibrio entre vida laboral y personal es una de las necesidades del equipo de recursos humanos. La Oficina Federal de Estadística Laboral informó de que el 24 % de los empleados trabajaron desde casa al menos una parte de su jornada durante 2015. Trabajar de forma remota desde una oficina en casa o un espacio de colaboración en una ciudad diferente puede incrementar la satisfacción y la productividad del empleado, además de restringir las distracciones de los tejemanejes de la oficina (alguien que te mira, los departamentos de ventas, etc.).  Las empresas con políticas de trabajo remoto o trabajo desde casa tienen que construir la comunicación y la colaboración de conformidad con el estilo de la empresa. Utiliza videoconferencias, programas de chat, acceso remoto a la pantalla y el escritorio, así como herramientas de gestión de proyectos para que los empleados se reúnan virtualmente en torno a tus  objetivos.  Asegúrate de que no solo los trabajadores, sino también los directivos y los ejecutivos, sepan cómo usar la tecnología remota, y que se sientan cómodos participando con el personal. Utiliza las videollamadas para las reuniones personales semanales de contacto y crea canales de chat en los que todo el equipo pueda participar. Permite a los equipos crear sus propios canales de chat sobre sus aficiones comunes (cultura general, ligas de fútbol virtuales, restaurantes interesantes, etc.) con el fin de cultivar una cultura de conexión y fomentar el contacto entre los empleados durante los tiempos de inactividad. Estas conexiones nos recuerdan que nuestros compañeros son algo más que sus proyectos laborales, también son personas. Humanizar a los compañeros de equipo remotos ayuda a fomentar la empatía, lo que suaviza las situaciones complicadas que puedan surgir durante la colaboración.  5. Crea relaciones por medio de conversaciones difíciles Tanto si la colaboración tiene lugar en la oficina como de forma remota, en tiempo real o de forma asíncrona, en una sala de reuniones o en medio de una oficina abierta, es importante idear políticas de comunicación que fomenten la apertura y la sinceridad. Los conflictos y las críticas son inevitables, pero no es necesario que lo sufra la colaboración: todo el equipo puede comunicarse con inteligencia emocional.  Si estás preparado para lo inevitable, puedes asegurarte de que las conversaciones complicadas fluyan cortésmente; de este modo, las relaciones entre los miembros del equipo se fortalecen y no se menoscaban.  Designa mediadores en los equipos, planifica talleres para mejorar las habilidades de comunicación de forma habitual (cada trimestre, no solo una vez al año) y discute los diferentes estilos de comunicación.  La colaboración es algo más que asignar posiciones  Una mejor colaboración de equipo implica algo más que sentar a todos en una sala y esperar a que un genio componga al grupo. Una colaboración real empresarial requiere una esmerada planificación, inversión en tecnología y desintegración de ideas obsoletas de lo que tiene que ser el trabajo en equipo y la productividad.  Acerca de la autora: Tamara Scott trabaja como analista en TechnologyAdvice, una empresa de investigación que conecta a los compradores con los vendedores de tecnología empresarial. Escribe sobre gestión de proyectos, marketing, ventas, gestión de relaciones con clientes y muchos otros asuntos relacionados con la tecnología.

¿Por qué es tan difícil delegar el trabajo?
Liderazgo 5 min leídos

¿Por qué es tan difícil delegar el trabajo?

Durante los proyectos de larga duración, llega un momento en que estás obligado a delegar partes de la tarea principal a otra persona. No obstante, en ocasiones supone un gran esfuerzo dejar el proyecto en otras manos. En una encuesta sobre capacitación ejecutiva realizada en 2013 por la universidad de Stanford, el 35 % de los directores ejecutivos afirmó que delegar es un aspecto que deben mejorar, mientras que el 37 % dijo que intentaba activamente mejorar estas habilidades. Así pues, ¿por qué más de un tercio de todos los ejecutivos dicen que necesitan mejorar sus habilidad para delegar tareas? He preguntado a varios directores, supervisores y empresarios durante una charla de Slack por qué delegar es naturalmente difícil y recibí tres estupendas respuestas que resumen las diferentes barreras de la delegación eficaz. 1. Delegar no resta responsabilidad Un director afirmó: "Siempre surgen dudas al delegar. Igual que comparto los éxitos, tengo que asumir las culpas de los fallos debidos a la responsabilidad de mando, hasta cierto punto, por supuesto". Probablemente la dificultad más grande y habitual relacionada con la delegación de tareas gira en torno a la responsabilidad. Cuando se delega una tarea, se cede la responsabilidad de su ejecución. Pero si eres director, eres el responsable en última instancia de los éxitos y los fracasos de dicha tarea. Además, se te valora y recompensa, o bien se te sanciona, por los resultados de tu equipo. De repente, delegar la creación de la presentación del director ejecutivo parece una decisión bastante arriesgada, especialmente con el punto n.º 2. 2. Delegar implica perder control Una respuesta de la charla de Slack fue la siguiente: "Bueno, yo lo puedo hacer mucho mejor". Tiene sentido. Es difícil confiar en otras personas para realizar el trabajo tan bien como sabes que lo haces tú. Esta pérdida de control, que a ti te parece que provocará un resultado de menor calidad, es lo que impide que muchos directores deleguen el trabajo en sus compañeros. 3. Delegar lleva tiempo e implica formación Un empresario dijo lo siguiente: "Considero que delegar es un reto para la gestión. Si puedo indicarle a alguien cómo hacer hacer una tarea como yo lo hago, entonces habré cumplido mi tarea de supervisor. Ello implica ayudarle al principio y, a continuación, dejarle solo de forma gradual. Cuando dejo de ser necesario, entonces mi trabajo ha terminado". Cuando entra en juego la delegación de tareas, se produce un delicado número de equilibrismo especialmente complicado al delegar el trabajo en los recién incorporados. A menudo tienes que dedicar el mismo tiempo a enseñar a la otra persona que el que emplearías en completar la tarea. No hay atajos válidos. Para que la otra persona haga bien el trabajo, tienes que transmitirle correctamente, no solo los objetivos del trabajo, sino también los detalles de tu proceso personal. Aquí entra en juego un antiguo proverbio: dale un pez a un hombre y le alimentarás durante un día; enséñale a pescar y le alimentarás de por vida. ¿Cómo se puede delegar correctamente? Para hacer frente al miedo y la incertidumbre asociada a la delegación de tareas, tienes que allanar el camino hacia el éxito. Aquí encontrarás cuatro acciones concretas que puedes realizar para mejorar la experiencia: Antes de empezar, aclara qué trabajo hay que delegar. ¿Qué tareas pueden llevar a cabo otras personas? ¿Qué tareas debes realizar tú sí o sí? Al delegar, comunica los objetivos y las metas de cada tarea para que la persona que la tenga que llevar a cabo sepa qué se espera y cómo encaja en el panorama general del trabajo. Acuerda la fecha final y los hitos (o la frecuencia de control del trabajo). Finalmente, asegúrate de que los miembros del equipo sepan que pueden acudir a ti en caso de que tengan dudas o si surgen problemas. Al final, a pesar de la lucha interna, delegar es una realidad de la que nadie puede escapar si realmente quiere centrarse en las prioridades y ampliar el negocio. Simplemente recuerda que cuando delegas el trabajo en tus compañeros, hay una buena forma de comunicarlo. Lee esta entrada del blog para ver 10 frases que jamás debes pronunciar al delegar una tarea.