Motivos por los que fracasan las empresas emergentes

Es posible que hayas escuchado este popular dato: «el 90 % de las empresas emergentes fracasan, y el 10 % en su primer año». Es posible que también hayas oído que la mejor manera de generar riqueza es abrir un negocio, en otras palabras, crear una empresa emergente. 

¿Qué es una empresa emergente y cómo puedes asegurarte de estar en ese afortunado 10 % de las empresas emergentes que llegan a tener éxito? En este artículo se explica por qué fracasan las start-ups y cómo crear la tuya de la manera correcta usando Wrike. 

¿Qué es una empresa emergente o start-up?

Las start-ups son empresas que se encuentran en su fase inicial de actividad. Las fundan emprendedores que han creado un producto que, según ellos, responde a una necesidad del mercado. No todas las start-ups obtienen ingresos de inmediato, por lo que necesitan atraer inversores en empresas emergentes e inversores de capital riesgo.

¿Por qué las empresas emergentes experimentan problemas?

Iniciar un negocio siempre es una experiencia emocionante, pero la mayoría de los emprendedores primerizos no son conscientes de los desafíos que tienen por delante. Crear un negocio requiere resiliencia, claridad en los objetivos, la capacidad de inspirar y persuadir a otros acerca de la visión propia, y ampliar el conocimiento en el ámbito en cuestión para mantenerse a la vanguardia de las tendencias e innovaciones del mercado. 

Las start-ups experimentan problemas por muchas razones. Podrían ser problemas de cultura de empresa, falta de adecuación entre el producto y el mercado o problemas específicos que enfrentan los empresarios en una región o sector en particular. 

El momento de mayor vulnerabilidad de una empresa es en sus inicios. Los fundadores de empresas emergentes en la etapa inicial deben poder combinar muchos equipos con determinados acuerdos y objetivos, al tiempo que mantienen contentos a los clientes, los inversores y otras partes interesadas

Los fundadores desorganizados o no preparados pueden encontrarse sin las herramientas necesarias para abordar todo esto. Para evitar tal situación, hemos hecho una lista de las diez razones más comunes por las que fracasan las start-ups.

Principales razones de fracaso de las empresas emergentes

Existen numerosas razones por las que fracasan las empresas emergentes. Los problemas más habituales de las empresas emergentes son: 

Ausencia de mercado

El hecho de que a un emprendedor le parezca interesante un problema no significa que el mercado necesite una solución. En una encuesta reciente, CB Insights analizó 110 start-ups fallidas y descubrió que la razón principal por la que la mayoría de las start-ups fracasan es que se dirigen a mercados pequeños o inexistentes.

Esto les suele suceder a los emprendedores que trabajan de forma aislada o que confían solo en sus amigos y familiares para validar y vender sus productos. Para el éxito de una empresa emergente es fundamental llevar a cabo una investigación de mercado exhaustiva. Hay que asegurarse de que existe un mercado que respalde el nuevo negocio. 

Escasez de recursos

La mayoría de las empresas emergentes generalmente tienen fondos limitados para crear un equipo y ejecutar su visión. Los emprendedores que inician una start-up deben ser creativos a la hora de hacer cumplir sus objetivos, ya sea en la forma en que comercializan el producto, obtienen la atención de la prensa y el público o construyen una reputación de marca en el competitivo panorama empresarial actual. 

Es fundamental aprender a asignar fondos a las actividades con el mayor retorno de la inversión. De ese modo, se ahorran recursos y el equipo se ve obligado a crear solo características y servicios que beneficien a los clientes. 

No dar con las personas adecuadas

Encontrar a las personas adecuadas desempeña un papel muy importante en el éxito de una empresa emergente. El equipo adecuado se compone no solo de emprendedores y empleados, sino también de inversores, asesores y socios de empresas emergentes.

El equipo adecuado aumenta las posibilidades de éxito de la start-up. Los empleados deben creer en la visión y la reputación de la empresa y preocuparse por ellas y, a su vez, los emprendedores y las empresas colaboradoras deben crear entornos de trabajo que saquen lo mejor de las personas. Deja ir a los empleados y miembros del equipo que no conecten con los valores de la empresa. La innovación, adaptación y ejecución verdaderas solo pueden surgir cuando hay confianza y armonía en el equipo.

Al mismo tiempo, los fundadores y los gestores deben infundir confianza en los inversores y accionistas de la empresa. Los inversores en empresas emergentes deben percibir la pasión del equipo, ver el progreso y hacer seguimiento de los objetivos comerciales. 

El mercado es demasiado competitivo

La clave del capitalismo es la competencia. Ayuda a reducir los precios para los clientes y, al mismo tiempo, permite que los mejores productos lleguen a lo más alto del mercado. La competencia está presente en cualquier sector y en cualquier etapa del ciclo de vida de una empresa, pero es aún más aguda al principio.

Sin un factor de diferenciación claro, las start-ups pueden tener problemas para crecer, ya que el coste de adquisición de clientes puede volverse demasiado alto para que sea sostenible a largo plazo. Si bien obsesionarse con la competencia no es la mejor manera de trabajar, ignorar sus actividades tampoco lo es. Según una investigación de CB Insights, esta es la razón detrás del 20 % de los errores de las empresas emergentes.

Un modelo de precios defectuoso

Un modelo de precios defectuoso es uno de los problemas comunes de las start-ups. No saber cómo fijar los precios, especialmente al entrar a un nuevo mercado, puede destruir una empresa. Un precio demasiado bajo reduce el valor percibido del producto. Al mismo tiempo, es necesario un precio lo suficientemente bajo para que los clientes compren sin mucha incertidumbre financiera. 

Prueba diferentes estrategias de precios al iniciar la andadura de tu empresa emergente. Un precio lo bastante alto es necesario para poder cubrir los costes operativos y proporcionar un beneficio saludable. Un margen de beneficio bajo para aumentar las compras de los clientes y ganar cuota de mercado puede ser una buena idea a corto plazo, pero no a largo plazo, ya que las operaciones aumentan pero también los costes asociados.

Escasa investigación

La investigación de CB Insights también pone de manifiesto que un producto defectuoso es otra causa frecuente de problemas y errores de una empresa emergente. 

Si bien invertir grandes cantidades en investigación no suele ser una prioridad inicial, lo cierto es que muchos beneficios provienen de reservar recursos para comprender qué quieren o necesitan los clientes realmente. Si tu producto no ofrece suficiente valor a tus clientes previstos, gastar mucho en marketing no servirá para reforzar su fidelidad. 

A través de investigación y de participación intencional del cliente, puedes crear un producto lo suficientemente útil como para que los compradores sientan que lo necesitan, en lugar de intentar convencerlos de comprarlo.

Falta un plan de negocio sólido

Un buen plan de negocio te ayuda a calcular si el valor financiero de la fidelidad del cliente es mayor que el coste de adquisición de un nuevo cliente. Está bien conseguir los primeros clientes, pero lo que importa es si el dinero gastado en adquirir clientes es menor que el coste. Si no es así, tu empresa emergente aún no está bien diseñada para lograr el éxito y la rentabilidad a largo plazo.

Un buen plan de negocio de una empresa emergente requiere una investigación de mercado adecuada; esto es lo que atrae a los inversores de start-ups. Si tu investigación demuestra que el coste de adquisición de clientes es demasiado alto, es probable que la empresa emergente fracase. Las partes interesadas deben saber que puedes adaptarte. Crea un modelo de negocio sólido en el que tanto tú como los inversores podáis confiar conforme vas creciendo. 

Why Startups Fail: Everything You Need to Know 2
Fotografía de Lagos Techie en Unsplash

Los esfuerzos de marketing fracasan

El marketing es la base de cualquier empresa. Muestra los valores de tu empresa, cómo opera y cómo busca y trata a los clientes. El crecimiento y la rentabilidad de tu empresa dependen en gran medida de la capacidad de tu equipo para comercializar tus servicios al consumidor adecuado. De nada sirve tener un producto innovador en un mercado sin explotar si nadie lo sabe.

Un marketing fallido de una empresa emergente se produce cuando estas malinterpretan la investigación de mercado, invierten en características que nadie quiere y enfatizan los beneficios incorrectos en sus mensajes de marketing. 

Los fundadores y los empleados de las start-ups a menudo quedan atrapados en una burbuja con sus nuevos y brillantes productos, lo que conlleva esfuerzos de marketing deficientes y fallidos. Para mejorar el marketing, presta atención a los comentarios y el comportamiento de los clientes, y enfatiza las características más utilizadas de tu producto. 

Programación del tiempo inadecuada

Puedes tener el mejor equipo, un plan de negocio sólido y encontrar un mercado que necesite tu producto, pero si no aciertas en el momento oportuno, nada de esto servirá.

Un ejemplo de programación del tiempo fallida es cuando creas un producto anticipándote a una tendencia creciente, pero no puedes lanzarlo con la suficiente antelación para satisfacer la demanda del mercado debido a retrasos en la producción. Ahora el mercado está sobresaturado por la competencia, y debes encontrar una forma completamente nueva de cambiar la marca y posicionar tu start-up. 

En otras ocasiones, es posible que sea demasiado pronto. Lanzas el producto cuando aún nadie sabe de su existencia. El momento, según el conferenciante de TED Talk, Bill Gross, es la razón más importante por la que las empresas emergentes fracasan o tienen éxito. 

Un nombre de empresa irrelevante

La marca lo es todo en el mundo digital actual. El nombre y la reputación de tu empresa ejercen una influencia tremenda en el éxito de tu start-up. Un nombre no es solo una palabra; tiene muchas más connotaciones. 

Los clientes deben poder establecer paralelismos entre el nombre, el producto y los valores de tu empresa. Piensa en Apple. En el momento en que alguien menciona el nombre de la empresa, la gente piensa en diseño, lujo e innovación.

Un nombre de empresa irrelevante no añade valor al negocio. Incluso puede dejar una mala primera impresión en clientes potenciales, clientes existentes o inversores, lo que implica que perderás oportunidades de venta. 

Cómo acertar en la creación de una empresa emergente

Hay muchas formas de crear una start-up correctamente. Descubrir qué se te da bien y crear una experiencia de cliente positiva y memorable es una receta perfecta para el éxito a largo plazo. 

Ten en cuenta a tus clientes en todo momento y maximiza la eficiencia, la empatía y la productividad para crear funciones que los ayuden a resolver problemas y tener mayores resultados. Para crear una empresa emergente de forma acertada también puedes:

Tratar de generar un impacto social positivo, no solo un logro financiero

En un libro titulado «Building Companies To Last», Jim Collins escribió que de todas las empresas visionarias que han tenido éxito en los últimos cincuenta años, ninguna dijo que maximizar las ganancias y el crecimiento fuera su motivación fundamental.

Esto no quiere decir que debas ignorar el aspecto económico, sino que al crear una empresa que se preocupa por las personas, estás aumentando las probabilidades de durar y ganar a la competencia. Puedes preocuparte por los resultados y, al mismo tiempo, desarrollar un negocio que crea valor añadido para tus clientes.

Crear un equipo sólido

Si hay un equipo sólido, las decisiones que al principio tomaron los fundadores pueden transformarse en el motor de un grupo de liderazgo sólido que ve más allá de una sola perspectiva. La mayoría de las empresas exitosas no dependen de una sola persona para tomar todas las decisiones críticas. Cuanto más creces, más difícil es tomar decisiones uno mismo. 

Debes aprender a delegar responsabilidades a los miembros del equipo y a los gestores, aprovechando sus puntos fuertes y sus visiones genuinas. Delegar genera confianza en las organizaciones y libera tiempo para que los gestores trabajen en tareas estratégicas. También permite a los miembros del equipo trabajar con autonomía y crecer profesionalmente. 

Obtener una validación real de tu concepto de start-up

Encuentra la validación para tu solución antes de ir más allá con un producto mínimo viable. A medida que creces y obtienes resultados, debes hacer los cambios necesarios para ponerte al nivel de los resultados de tu investigación de mercado y responder a tus interacciones. 

Crear la solución adecuada para tus clientes proporciona valor real a tu start-up. Dedica tiempo a descubrir cómo tu producto llena un vacío en el mercado y si hay necesidad real de que tu solución se convierta en un producto como tal.

Usar Wrike para gestionar tu empresa emergente

Trabajar en una empresa emergente a menudo significa ejercer muchas funciones diferentes más allá de tus responsabilidades habituales. Pero incluso en estos entornos ad-hoc, es importante que la responsabilidad y la organización se integren en la cultura y los flujos de trabajo desde el primer día. 

El software de gestión de proyectos de Wrike, seguro y fiable, permite gestionar y ejecutar sin problemas todos tus proyectos. Wrike te ayuda a automatizar flujos de trabajo, activar notificaciones de tareas, proporcionar visibilidad en tiempo real y presentar a las partes interesadas informes de proyectos según un cronograma.

Wrike proporciona una ubicación centralizada y segura para compartir y gestionar recursos en toda la empresa mientras haces un seguimiento del progreso de proyectos y equipos individuales. Con Wrike, tus posibilidades de éxito aumentan, ya que puedes comunicar una visión clara de la organización, además de planes, asignaciones y fechas de entrega claras.  

Wrike también proporciona varias plantillas esenciales que puedes usar para prepararte para las diferentes etapas de tu start-up, entre otras:

Comienza hoy con una prueba gratuita de dos semanas de Wrike.

Comentarios 0

Lo sentimos, este contenido no está disponible debido a tu configuración de privacidad. Para poder ver este contenido, haz clic en el botón "Preferencias de cookies" y acepta las cookies de publicidad.

Preferencias de cookies