Los peligros de trabajar demasiado: cómo evitar la sobrecarga de trabajo en empleados

Como dueño o director de una empresa, tal vez hayas sentido frustración al ver que un empleado no se esfuerza lo suficiente. Y, al contrario, tal vez hayas tenido empleados dispuestos a dejarse la piel en el trabajo, que siempre llegan temprano, se quedan hasta tarde y se ofrecen voluntariamente para asumir más trabajo del que les corresponde. Aunque seguro que aprecias su actitud y su esfuerzo, lo cierto es que la sobrecarga de los empleados es algo muy serio. Los empleados con exceso de trabajo pueden acabar completamente agotados o, lo que es peor, experimentar consecuencias negativas para su salud física y mental.

En este artículo, abordamos la sobrecarga de los empleados: ¿cuáles son los principales signos del exceso de trabajo?, ¿cómo evitar esta sobrecarga?, ¿qué hacer cuando tú mismo sufres dicha sobrecarga?

¿Qué es la sobrecarga de los empleados?

La sobrecarga se produce cuando los empleados están desbordados de trabajo. Si tu personal o los miembros de tu equipo tienen más trabajo del que pueden completar cómodamente durante su horario normal de trabajo, podemos decir que están sobrecargados.

La sobrecarga de los empleados puede ser complicada de gestionar en nuestra cultura de trabajo actual. Por un lado, a los gestores se les pide continuamente que hagan más con menos, lo que se traduce en cargas de trabajo más pesadas para ellos y sus empleados. Por otro lado, los trabajadores a menudo sienten reparo para hablar sobre la sobrecarga, por varias razones:

  1. No quieren que se les vea como perezosos o que se les catalogue como el que menos esfuerzo hace en el equipo.
  2. La mentalidad omnipresente del «trabajo 24 horas» les ha inculcado la idea de que si no trabajan o no están accesibles por las noches, durante los fines de semana y las vacaciones, no se están esforzando lo suficiente.

A pesar de nuestra obsesión colectiva por estar siempre en modo de trabajo, el exceso de trabajo conlleva riesgos muy graves que los gestores y los empleados deben conocer.

Los peligros de trabajar demasiado: cómo evitar la sobrecarga de trabajo de los empleados 2

¿Qué riesgos implica la sobrecarga de trabajo?

La consecuencia más inmediata del exceso de trabajo es un aumento en los niveles de estrés, lo que puede incrementar el riesgo de sufrir problemas de salud física y mental. Entre ellos:

  • Insomnio
    Puede parecer contradictorio que los empleados con exceso de trabajo tengan problemas de sueño. Cuanto más trabajas, más cansado estás, ¿no? Parece lógico, pero la realidad es que los trabajadores con exceso de trabajo crónico a menudo tienen dificultad para conciliar el sueño incluso cuando están exhaustos. Esto se debe a que mentalmente no pueden desconectar y siguen pensando en todo lo que han hecho—y todo lo que no les dio tiempo a hacer— durante la jornada de trabajo.

    Esto puede conducir a un círculo vicioso de privación del sueño que ocasiona una disminución de la concentración, más descuidos y tiempos de reacción retardados.
  • Cardiopatías
    Varios estudios han demostrado un vínculo directo entre el exceso de trabajo y las enfermedades coronarias. De hecho, un estudio publicado en el European Heart Journal descubrió que los empleados que hacían entre tres y cuatro horas extra al día tenían un riesgo un 60 % mayor de sufrir problemas cardíacos, en comparación con sus compañeros que no hacían horas extra.
  • Diabetes tipo 2
    Otro estudio estableció una conexión entre la sobrecarga crónica y la diabetes tipo 2. La investigación mostró una correlación entre trabajar más de 55 horas a la semana y los casos de diabetes tipo 2, si bien solo en personas procedentes de un entorno socioeconómico desfavorable.

Cómo detectar la sobrecarga de trabajo de los empleados

Si bien unos empleados podrán hacer frente a una sobrecarga de trabajo con más facilidad que otros, llegará un momento en que los signos de la sobrecarga empezarán a hacerse visibles. Los síntomas más habituales son:

  • Pérdida de energía
    Cuanto más intenten los empleados mantener un horario de trabajo desequilibrado, más cansados ​​estarán. Con el tiempo, el estrés constante y la falta de sueño producirán una disminución de la energía que será más visible en los trabajadores que suelen tener mucha energía.
  • Más facilidad para distraerse
    A medida que los niveles de energía caen en picado y aumenta la falta de sueño, se hace mucho más difícil para los trabajadores mantener la concentración en la tarea que tienen entre manos.
  • Cambios de humor inesperados
    No hay duda de que el insomnio y el estrés crónico pueden amargar incluso a las personas más amables y educadas. Vigila los cambios de humor inesperados de los miembros de tu equipo: es un signo clásico de exceso de trabajo.

¿Qué hacer en caso de sobrecarga de trabajo?

Cuando la mayoría de los trabajadores de una empresa sufren sobrecarga de trabajo crónica, puede indicar una cultura del exceso de trabajo. Si eres directivo, recuerda que para ti es esencial mantener un horario equilibrado tanto como para tus empleados. Aquí te presentamos algunos consejos para combatir la sobrecarga de trabajo:

  • Evita la multitarea
    Varios estudios han señalado los efectos perjudiciales que la multitarea tiene en la productividad, la creatividad y los niveles de estrés. La evidencia sugiere que centrarse exclusivamente en una tarea durante un periodo de tiempo determinado puede impulsar los resultados y ayudar a los empleados a hacer más sin que lleguen a sentirse desbordados.
  • Pon límites
    La frontera entre tu vida laboral y tu vida personal seguirá siendo borrosa mientras no decidas establecer límites estrictos y ceñirte a ellos. Dite a ti mismo: «Hoy saldré a las 5 de la tarde y no volveré a pensar en el trabajo hasta las 9 de la mañana de mañana».
  • Tómatelo con calma
    Finalmente, tienes que saber tomarte las cosas con calma y admitir que el trabajo puede esperar. Además, a largo plazo, tendrás un mejor rendimiento cuando tu vida laboral y tu vida personal estén adecuadamente equilibradas

Cómo gestionar la carga de trabajo de los empleados con Wrike

Si observas signos de exceso de trabajo en los miembros de tu equipo o en ti mismo, Wrike puede ayudarte a gestionar mejor esas cargas de trabajo y evitar los efectos perjudiciales de la sobrecarga de los empleados. Con nuestros diagramas de carga de trabajo, puedes fácilmente gestionar las capacidades de tus empleados, priorizar las tareas y planificar la asignación de trabajo en función de la disponibilidad. Además, con Wrike Resource, puedes gestionar los horarios de forma más eficaz y reasignar tareas cuando surgen conflictos o se producen desequilibrios en el trabajo.

¿Preparado para ver todas las formas en que Wrike puede ayudarte a gestionar las cargas de trabajo y evitar la sobrecarga de los empleados? Inscríbete para hacer una prueba gratuita y empieza hoy mismo.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más