Colaboración empresarial: Por qué es necesaria y cómo se puede mejorar

La colaboración empresarial en su nivel más básico es la forma en que una gran organización se comunica. Incluye las diferentes tecnologías y plataformas que los miembros de la organización utilizan para hablar del trabajo, ofrecer opiniones y enriquecer sus ideas. Pero también hace referencia a la cultura de la empresa y cómo sus valores fomentan u obstaculizan el intercambio de ideas e información.

¿Por qué es importante la colaboración empresarial?

En un artículo de Inc.com, el director general de Wrike, Andrew Filev, destacó que la colaboración tiene dos ventajas innegables.

  • Al colaborar internamente a través de herramientas sociales, wikis, videoconferencias, etc., se incrementa la productividad.
  • Al colaborar externamente con clientes, socios y proveedores a través de foros, comentarios de blogs, redes sociales, webinars en directo, conferencias y quedadas, recibes información que fomenta la innovación.

Tiene sentido la idea de que la colaboración a nivel de la empresa, así como la colaboración externa con las partes interesadas, mejora la eficacia y la efectividad. Cuando los canales de comunicación están abiertos, es más fácil encontrar la información necesaria, o acudir a los compañeros y los clientes para recibir información y ayuda. Pero, además, la colaboración ayuda a las organizaciones a cumplir importantes prioridades empresariales, como mejorar los procesos y reducir los costes empresariales. The Aberdeen Group realizó una encuesta entre 299 organizaciones y descubrió ventajas considerables de la colaboración empresarial:

  • Mejora del 53 % en las métricas de servio de atención al cliente
  • Mejora del 49 % de la productividad de la plantilla

La colaboración empresarial empieza en la cultura, no en las herramientas

Durante la década pasada, el número de herramientas para la colaboración empresarial creció rápidamente. Sin embargo, aunque son herramientas beneficiosas, no es una solución fácil de usar para una organización que espera que el trabajo en equipo sea eficaz inmediatamente. Después de todo, la tecnología que promete colaboración no puede provocar cambios por sí sola. Tiene que darse un cambio simultáneo en la cultura interna, desde los silos concretos a un intercambio transparente y generoso de ideas y recursos. Dicho cambio no se produce de la noche al día. Tiene que ser algo con lo que tu organización trabaje todos los días en los procesos que pone en marcha y en las políticas que aplica.

Una forma de avanzar hacia la colaboración empresarial es hacer que los equipos se acostumbren a compartir información en una plataforma de colaboración. Configura una plataforma de software para dar pie al debate y el intercambio de archivos sin perderse en largas colas de correo electrónico. Tienes que avanzar poco a poco para que los empleados compartan de forma voluntaria sus cargas de trabajo, carguen los archivos en los que trabajan, comenten las prácticas recomendadas e incluso atraigan a otras personas a sus proyectos para la colaboración entre equipos. Sin embargo, una vez que algo tan sencillo como el hábito de compartir la información arraiga en la cultura de la empresa, es más fácil crear procesos para una colaboración más amplia entre equipos de la empresa.

Tu organización no tiene que lanzarse de cabeza para hacerlo todo de forma colaborativa. Empieza creando espacios para que las personas se conecten con la organización y elaboren una idea rápidamente, con recursos compartidos. Se trata de construir un marco que abarque toda la empresa para la productividad, la innovación y la velocidad.

Wrike puede ayudar a tu organización empresarial a mejorar la colaboración entre todos tus equipos. Empieza una prueba gratuita hoy y pruébala con tu equipo.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más