Alejandro Pérez, director y fundador de CEOLEVEL, nos habla en el siguiente post de invitado sobre cómo crear un Plan de Riesgos efectivo en 4 pasos.

Uno de los puntos más importantes en gestión de proyectos, es realizar una buena planificación, análisis y gestión de los riesgos del mismo. En este artículo explico los pasos necesarios a seguir para crear un efectivo plan de riesgos, alineado con las buenas prácticas de la Guía del PMBOK Sexta Edición y la Certificación PMP

Antes de nada, empezaré definiendo el riesgo:

Entendemos por riesgo cualquier evento incierto que, en el caso de ocurrir, acabará impactando en alguno de los objetivos del proyecto (ya sea alcance, tiempo, coste, o calidad). Este impacto del que hablamos podría ser positivo (estaríamos hablando de una oportunidad) o negativo (estaríamos hablando de una amenaza).

¿Cómo gestionar adecuadamente el riesgo en los proyectos?

1. El Plan de riesgos

Lo primero que vamos a necesitar es crear un buen plan de riesgos para el proyecto, esto incluirá definir cómo vamos a abordar la gestión de riesgos en el proyecto (incluyendo la metodología a seguir, roles, presupuesto, etc), así como definir todas las plantillas de análisis y seguimiento de riesgos (por ejemplo, la matriz de riesgos) que usaremos a lo largo del proyecto.

Este plan lo creará el gestor de proyectos (PM, por sus siglas en inglés) con ayuda del equipo de proyecto y los interesados que puedan aportar información valiosa al contenido del mismo.

2. Identificación de los riesgos

 Esta fase es muy importante e intentaremos involucrar a tantos interesados como sea posible para obtener la mayor cantidad de riesgos para el proyecto.

Esta será una tarea que deberemos mantener “viva” durante toda la ejecución del proyecto, añadiendo a lista de riesgos los que vayan apareciendo o eliminando aquellos que desaparezcan.

3. Análisis de los riesgos

Esta fase implicaría analizar los riesgos a nivel cualitativo y cuantitativo.

Será en esta fase donde, a base de analizar los riesgos conjuntamente con los interesados, expertos y las herramientas adecuadas (por ejemplo: Simulaciones Montecarlo, Cálculo del Valor Monetario Esperado, etc), documentaremos la Matriz de Riesgos, clasificando los mismos en base a diversos criterios (probabilidad, impacto, etc).

Si nunca has hecho una Matriz de riesgos, te recomiendo que leas este otro artículo donde se explica como generar una en tan solo 3 pasos: Matriz de Riesgos.

4. Respuestas a los riesgos

Para finalizar, necesitaremos documentar para cada riesgo identificado una respuesta válida, ya sea para mitigarlo, transferirlo o potenciarlo (en caso de un riesgo positivo u oportunidad).

Para esta fase, deberemos reunirnos con los expertos de riesgos en la organización para tener toda la información necesaria, y definir correctamente los planes de respuesta ante los riesgos.

Con estos pasos habremos definido un completo plan de riesgos, pero no debemos olvidar, que los riesgos son entes “vivos” y que por lo tanto debemos monitorizarlos y controlarlos a lo largo del ciclo de vida del proyecto, para ir actualizándolos, dando respuesta a los mismos y manteniendo el control del proyecto en todo momento.

 


Acerca del autor: Alejandro Pérez es fundador y director de CEOLEVEL, empresa especializada en formación de gestión de proyectos y preparación de las certificaciones oficiales (PMP, PMI ACP, Scrum Master). Alejandro cuenta con más de 15 años de experiencia profesional, gestionando proyectos y equipos a nivel internacional. Su blog de gestión de proyectos cuenta actualmente con más de 20.000 seguidores.


Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más