En otros tiempos, los profesionales de marketing peleaban por dominar las redes sociales. Actualmente, tenemos los chatbots, Facebook Messenger, dispositivos de voz y mucho más. Siempre hay nuevas tendencias o avances que aprender.

Aunque no solo tienes que estar al tanto de todas las tendencias, tienes que ir un paso por delante. Si quieres lanzar la próxima gran campaña o iniciativa, tú y tu equipo tenéis que llevar la delantera.

“Cuando se está tan condicionado por las tácticas ensayadas, a menudo uno no se da cuenta de las nuevas oportunidades, ya sea por prejuicios o por el coste de la oportunidad”, explica Jeff Kear, coautor del software para gestión de eventos Planning Pod. “El mercado pocas veces permanece inmóvil, por lo tanto, tú también tienes que moverte”, añade.

Tu equipo tiene que innovar para concebir la próxima idea o visión brillante. Después de todo, no tienes una bola de cristal (aunque sería genial tenerla, ¿no crees?).

Por desgracia, no siempre es fácil implementar y animar. Una cosa es decir que tu equipo es innovador. Pero, ¿acaso van más allá y producen constantemente ideas revolucionarias? Esto requiere jornadas agotadoras y sesiones de intercambio de ideas infructuosas.

Te presentamos seis estrategias diferentes que podrás utilizar para que tú y tu equipo generéis las ideas de marketing las más grandes, mejores y brillantes.

Bombillas encendidas: seis estrategias para las ideas más brillantes

1. Anima a tu equipo a escuchar en lugar de hablar.

¿Crees que la innovación siempre implica hablar e intercambiar ideas? No precisamente.

Tu equipo puede concentrarse internamente bajo la presión constante de tener que dar con la próxima idea. Esto provoca cantidad de comentarios y el intercambio de ideas, pero no fomenta la escucha.

No obstante, aprender a escuchar activamente es importante para la innovación, especialmente con respecto a escuchar a los clientes. Por lo tanto, en lugar de presionar al equipo para generar ideas continuamente, asegúrate de recalcar la importancia de abrir los oídos y absorber información y opiniones de otras áreas de la empresa.

“En el caso de nuestra empresa, lo que pido que hagan mensualmente nuestros representantes de atención al cliente es una lista de las principales solicitudes, quejas y opiniones de los clientes”, afirma Kear.

“Aunque bastante de esta información tiene que ver con mejorar el propio producto, buena parte de ella también se centra en las herramientas y las funciones favoritas de nuestros clientes, los métodos preferidos de comunicación, y los nuevos mercados y perspectivas de las que no éramos conscientes”, añade. “Al enviar esta información directamente a nuestro equipo de marketing y a los contratistas, podemos fomentar nuevas ideas y las tácticas de marketing”.

2. Renuncia al impulso de encasillar.

Los miembros de tu equipo tienen capacidades únicas. Quizás alguien tiene grandes habilidades para el posicionamiento SEO y otro tiene talento para identificar tendencias de datos. Es estupendo tener habilidades tan diferentes entre los miembros del equipo, pero ello no no significa que debas encasillar a los miembros de tu equipo en responsabilidades muy específicas (y, a la larga, monótonas).

“Después de haber trabajado con equipos grandes y pequeños, una de las cosas que he aprendido es a no encasillar a los miembros del equipo en una tarea o disciplina específica”, afirma Brandon Seymour, fundador de Beymour Consulting, una agencia de marketing, “pues cuando los miembros del equipo trabajan de forma aislada, la colaboración es más complicada y el rol de cada uno limita su potencial de crecimiento”.

Una alternativa es animar a los miembros del equipo a salir de su zona de confort en el trabajo y afrontar proyectos fuera de su refugio.

Al darles la oportunidad de explorar otras áreas del negocio, su comprensión del panorama global aumenta y obtienen la inspiración suficiente para concebir nuevas ideas e iniciativas.

CONSEJO: Si de verdad quieres dar a tu equipo un empujón para probar algo diferente, toma como ejemplo a una de las empresas más innovadoras del mundo y considera la opción de celebrar hackathones regularmente. Es un día en el que los miembros del equipo pueden dejar a un lado sus responsabilidades habituales y centrarse en un proyecto diferente de su interés.

¿Otro motivo por el que no debes encasillar a los miembros del equipo? Todos podemos ser creativos. Obtén más información en la inspiradora intervención de David Kelley en TED:

 

3. Céntrate en empezar poco a poco.

La innovación puede llegar a intimidar, y presionar constantemente al equipo de marketing para que produzca el siguiente gran producto puede parecer una misión inabarcable y agobiante. Tan grande que, de hecho, puede llegar a paralizar. Se sienten como si tuvieran que tener todo preparado incluso antes de lanzar una idea presumiblemente brillante.

“Los profesionales de marketing profundizarán en una nueva dirección con determinación y una gran inversión, pero sin antes tantear el terreno”, afirma Kear. “Por experiencia sé que la innovación empieza poco a poco, con campañas de prueba y pequeñas tareas para anticipar posibles problemas y conocer el nuevo canal o medio”, añade.

Haz hincapié en que está bien empezar dando pasos muy pequeños. Dile al equipo que es bueno probar ideas incluso si no están totalmente finalizadas. Realizar pruebas de manera previa puede ahorrarte tiempo en ideas que no merece la pena perseguir, y puede transmitir confianza a las ideas que merece la pena explorar más a fondo. Fomentar la experimentación sin miedo a reprimendas aumentará la capacidad de innovación del equipo.

4. Haz hincapié en la importancia de compartir conocimientos.

El crecimiento y aprendizaje continuos deben de ser valores fundamentales si quieres fomentar una cultura de innovación. Después de todo, cuantos más miembros del equipo estén expuestos a ella, más ideas concebirán.

¿Crees que suena complicado? No tiene que ser así. Puede ser tan sencillo como compartir un libro relacionado con el sector o un podcast que hayas escuchado recientemente y que te haya gustado. O bien puedes celebrar una comida en la que diferentes expertos en la materia den una breve charla a tu equipo. Por ejemplo, la agencia de diseño afincada en Silicon Valley ZURB celebra una comida mensual en la que intervienen famosos profesionales del diseño.

Si en un entorno laboral se fomenta el aprendizaje continuo, los empleados adquieren la capacidad de traspasar las fronteras y liberarse de las ideas más predecibles y seguras.

5. Habla sobre tus propios fracasos.

Al innovar, no lo vas a hacer perfecto a la primera. Para muchos de nosotros, resulta complicado hablar sobre fracasos propios y, además, parece un tanto ilógico.

Sin embargo, abrirse y sincerarse sobre tus fracasos y éxitos puede acabar con la vergüenza que a menudo acompaña a los fallos. Pudiera parecer que deberías presentarte como un ejemplo infalible para tu equipo. No obstante, compartir los detalles de tus propios errores te hace mucho más próximo.

Además, tiene la ventaja añadida de que estás contribuyendo a normalizar y desestigmatizar el fracaso en el trabajo.

“Anima a fallar y a dudar. La innovación se alimenta de audacia y curiosidad”, afirma Seymour.

Pero es mucho más que animar a fallar; es animar a aprender de los errores y actuar rápidamente para introducir cambios. Esto es algo que los emprendedores de más éxito han estado practicando durante años bajo el concepto de fallo rápido.

Una última advertencia: tienes que demostrar que eres tolerante (e incluso comprensivo) con los errores que se produzcan al innovar, o tu equipo se sentirá demasiado aterrado como para salir de sus zonas de confort y cometerlos.

6. Recuerda la importancia de los premios y los reconocimientos.

Todas las estrategias anteriores allanarán el camino de la innovación en tu equipo de marketing. Pero, ¿cuándo conciben grandes ideas los miembros del equipo de marketing? Hay un paso más que no te puedes saltar: proporcionar los premios y los reconocimientos pertinentes.

Piénsalo, ¿por qué querrían tus empleados continuar haciendo el mejor trabajo posible si no reciben absolutamente nada a cambio? No querrían.

Asegúrate de contar con lo necesario para aplaudir convenientemente el trabajo de los miembros del equipo que van más allá, ya sea con una sencilla felicitación o un programa de reconocimiento formal. Esto servirá de motivación para que los otros miembros del equipo continúen traspasando los límites.

Finalmente, no te olvides de que uno de los mejores premios para la innovación es persistir. Cuando un miembro del equipo tiene una propuesta válida, toma las medidas pertinentes para analizarla. Te va a costar convencer a los miembros del equipo para que sigan aportando ideas si estas nunca llegan a buen término.

¿Quieres más consejos relacionados con el reconocimiento a los empleados? ¡Consulta nuestra publicación!

Depende de ti

En el mundo del marketing, si estás satisfecho con los viejos métodos, te quedarás rezagado con respecto a la competencia. Siempre tienes que ir un paso por delante de lo que está por venir.

Es importante que fomentes un sólido espíritu de innovación en tu equipo de marketing para que pueda concebir ideas más grandes y mejores.

Aunque suene complicado, hay una serie de consejos que te ayudarán a conseguirlo. Estos son los que hemos descrito:

  • Fomentar la escucha activa, especialmente en lo que respecta a las necesidades de los clientes.
  • Renunciar al impulso de encasillar a los miembros del equipo.
  • Hacer hincapié en los pequeños pasos para que las grandes ideas parezcan más fáciles de conseguir.
  • Establecer formas de compartir el conocimiento entre los miembros del equipo.
  • Ser transparente con los fracasos y los traspiés propios.
  • Premiar y reconocer la innovación.

Si aplicas estos consejos en el trabajo, tendrás muchas probabilidades de que el equipo esté animado y motivado para poner sus locas ideas sobre la mesa. Y, como ya bien sabes, siempre son las aparentemente ideas descabelladas las que llevan a algunos de los más grandes descubrimientos y resultados. ¡Buena suerte!

Comentarios 0