7 terrores del trabajo en equipo y cómo corregirlos

Desde los albores del hombre, el trabajo en equipo y la cooperación han sido los métodos preferidos maximizar la productividad. Desde las pirámides de Guiza hasta el puente Golden Gate, tenemos confianza plena en los equipos de ingenieros y arquitectos que crean esas majestuosas obras de arte.

Sin embargo, donde hay trabajo en equipo, se exige también trabajo para conseguir ser un equipo eficaz. Demasiadas voces y opiniones contrarias pueden provocar fuertes dolores de cabeza y hacer que la productividad se quede en punto muerto. Suma a eso los egos, las políticas y la holgazanería y obtienes la receta perfecta para el desastre.

A continuación, presentamos 7 situaciones que perjudican a la armonía de tu equipo:

1. Anclaje

¿Alguna vez has formado parte de una sesión de intercambio de ideas en grupo en la que, una vez se comparten dos o tres ideas, las nuevas ideas dejan de fluir y el grupo cae en una especie de desconexión? Eso es el anclaje. El equipo se queda mentalmente atascado en las primeras ideas y deja de pensar en nuevas soluciones. Evita la trampa del anclaje con estos 7 trucos para las sesiones de intercambio de ideas, incluyendo también el «brain writing» o sesión para escribir ideas.

2. Pensamiento colectivo

Esta dificultad surge cuando la mayoría del grupo se conforma con una idea, en contra de sus propios intereses y conocimientos, quizá por razones de pereza, por miedo a ser juzgado, por limitaciones de tiempo o por verse sometido a la presión de los compañeros, ejercida por otros miembros del grupo. Debido a que este es otro riesgo común de las sesiones de intercambio de ideas, algunas técnicas como la de la escalera y el todos contra todos animan a los miembros del equipo a compartir sus pensamientos antes de que se decida el curso de una acción.

3. Gandulería social

«Si no lo hago yo, seguro que lo hará por mí alguien de mi equipo». Si alguna vez te has dicho esto a ti mismo, entonces eres culpable de la gandulería social. No le des una palmadita a tu pereza todavía, ¡podría costarle a tu equipo una productividad valiosa! La gandulería social consiste en esforzarse menos en un proyecto en equipo que lo que te esforzarías en una tarea individual. Esto obliga a los miembros de tu equipo a atender ese trabajo, con la posibilidad de que se molesten contigo. Una manera de evitar esto es dividir el proyecto en varias tareas individuales y asignar determinados pasos a cada miembro del equipo. Descubre cómo Wrike puede ayudarte a asignar las tareas y delegar los grandes proyectos.

4. Conflicto irresoluble

Incluso los equipos con más éxito sufren a veces conflictos debido a las diferencias en opiniones, perspectivas y experiencias. No obstante, si no se encuentra un modo de resolver el conflicto, entonces el conflicto afecta al resultado de tu proyecto. Un conflicto irresoluble puede ser la consecuencia de unas expectativas y objetivos para el proyecto que nos ocupa que estén poco claros. Por lo tanto, evítalo comunicando claramente los objetivos al equipo y ayudando a que todos entiendan su papel.

5. Sesgo de confirmación

El sesgo de confirmación es la tendencia a aceptar solamente la información o evidencia que confirma tus propios prejuicios. Este prejuicio puede convertirse rápidamente en un obstáculo cuando intentes limar asperezas en un conflicto o justificar una decisión, además de puede provocar potencialmente el efecto halo/cuerno (ver a continuación) y poner en riesgo una buena toma de decisiones. Para mantener a raya estos prejuicios, reta a tus creencias y juega a ser el abogado del diablo. La técnica de Seis sombreros para pensar también puede ayudarte a ver una perspectiva distinta del problema.

6. Efecto halo/cuerno

El modo en que percibes a una persona afecta en gran medida a cómo interactúas con ella. Si una persona da una primera impresión mala o hace un comentario fuera de lugar que te hace pensar mal, esto puede provocar que te crees un prejuicio inconsciente contra ella. Y cuando esa persona emita una opinión, podrías ser automáticamente más crítico con ella que lo que serías normalmente. Esto puede tener también el efecto contrario. Cuando alguien que te gusta comparte su opinión, podrías tender a estar de acuerdo con ella. Al tomar decisiones de equipo importantes, intentar ser consciente de estos prejuicios y concéntrate en el mejor resultado para el equipo.

7. Efecto de sobreconfianza

Tus percepciones y experiencias te moldean de manera inevitable (pero también provocan que te formes prejuicios mentales que dan como resultado una toma de decisiones con fallos). El efecto de sobreconfianza ocurre cuando aceptas o rechazas una idea basándote meramente en una intuición, sin evidencias que la respalden. (De hecho, hay estudios que demuestran que es más probable que los empresarios caigan en estas falacias mentales, rechazando las ideas de otros por la falsa creencia de que ellos saben lo que es mejor). ¡No caigas en esta trampa mental! Investiga siempre las nuevas informaciones y busca pruebas objetivas para combatir el sesgo de confirmación (y, con suerte, aprender también algo nuevo).

¿Con qué otras dificultades del trabajo en equipo te has encontrado?

Nos encantará saber con tus comentarios cómo resolviste los problemas del trabajo en equipo.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más