Los ingredientes secretos del éxito de un equipo distribuido geográficamente

Hoy en día, cada vez más empresas gestionan sus proyectos a lo largo de varias ubicaciones, aprovechándose de las nuevas tecnologías y del talento global para impulsar sus proyectos al siguiente nivel.

Pero, mientras que los equipos remotos disfrutan de muchas ventajas, uno de los desafíos centrales a los que se enfrentan es el de la comunicación.

Los miembros de equipos que trabajan en el mismo lugar tienen muchas oportunidades de interactuar, ya sea mediante reuniones estructuradas o en conversaciones informales de las que surgen nuevas ideas. Pero los miembros de un equipo distribuido geográficamente tienen que ser mucho más intencionales en relación con la comunicación y el hecho de mantener a todo el mundo informado.

Para que el gestor de proyectos pueda liderar un equipo remoto, resulta esencial hacer que todo el mundo disponga de la misma información para garantizar que el equipo pueda responder rápidamente ante cualquier cambio que pueda surgir.

Evidentemente, cada equipo de proyecto tiene su propio estilo de trabajo y desafíos únicos. Por ejemplo, un departamento de marketing establecido tendrá un proceso diferente al de un equipo creativo ad hoc que se ha creado para trabajar en una campaña específica con consultores remotos.

Sin embargo, según mi experiencia gestionando equipos distribuidos geográficamente, hay cuatro factores clave que son importantes para cualquier colaboración remota.
Fuente:Daxx.com, Chanty Inc.

Establecer reglas básicas

Determinar una serie de reglas básicas para los procesos de trabajo, la comunicación y la organización del equipo te ahorrará un montón de tiempo cuando se trate de mantener a tu equipo al día y de hacer que todos cuenten con la misma información.

Por ejemplo, las reglas básicas determinan cuándo y cómo se celebran las reuniones conjuntas, cómo cubre el equipo sus horas de trabajo, y cómo informan los compañeros sobre su trabajo diario y sobre los obstáculos que están retrasando el progreso. Estableciendo las mismas reglas y consiguiendo que se adhieran a ellas, consigues minimizar el riesgo de que se escape algo importante.

Gestionar detenidamente las cargas de trabajo

Es justo decir que mantener el control es más desafiante con un equipo distribuido geográficamente que con uno que trabaja en el mismo lugar. Para optimizar la productividad del equipo y evitar que se dupliquen los esfuerzos, observa atentamente la carga de trabajo de tu equipo y sé muy claro con los encargos y las responsabilidades.  

Si la tarea es nueva y no es típica, asegúrate de que el asignado ha entendido claramente las metas y el resultado que se espera al finalizarla. Comprueba también si compartes la misma visión sobre las prioridades del proyecto y sobre el lugar que ocupa la nueva tarea entre ellas.

Mantener una comunicación constante

Los miembros del equipo remoto deben disponer de un modo adecuado para comunicarse con su gestor y entre sí. Resulta vital hacer que las ideas sigan fluyendo, que las fechas de entrega y responsabilidades estén claras y que las transferencias de información y los flujos de trabajo sean transparentes.

Tener líneas de comunicación abiertas también garantiza que los planes y las actualizaciones no se quedan dispersos entre los correos electrónicos de todos o los almacenamientos personales, sino que se comparten con todos los implicados.

La buena comunicación ayuda a establecer una atmósfera de equipo positiva y una cultura de colaboración. Además de discutir sobre cuestiones relacionadas con el trabajo, anima a tu equipo a compartir noticias personales, artículos divertidos, fotos de sus vacaciones, etc.

Creo también que las relaciones entre compañeros remotos se ven beneficiadas enormemente de las reuniones cara a cara ocasionales, así que intenta juntarlos en persona, aunque sea solo una o dos veces al año.

Fuente: Daxx.co, Chanty Inc.

Hacer uso de las tecnologías correctas

Seguir estos consejos será mucho más fácil si tu equipo se sirve de la tecnología que respalda la colaboración remota.

Las aplicaciones de colaboración basadas en la nube pueden convertir a los compañeros que están dispersos por el planeta en un equipo potente que se beneficia de la inteligencia colectiva. Ayudan a que la información actualizada esté visible para los compañeros en cualquier momento, incluso si hay varios proyectos ejecutándose al mismo tiempo. Contribuye a que los usuarios acaben con los silos, mantiene los datos de trabajo y las actualizaciones accesibles fácilmente, y permite adaptar su trabajo de manera sencilla. Para el gestor de proyectos, esta es la base de una buena toma de decisiones.

Liderar un equipo distribuido geográficamente con éxito

¿Tienes experiencia liderando equipos distribuidos geográficamente? ¿Cuál piensas que es el secreto para una colaboración remota con éxito?

Lee más consejos en Mantener a tus trabajadores remotos comprometidos, productivos y felices.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más