Los atascos en la carretera, realizar una presentación o recibir a la familia política son momentos que menoscaban la confianza y disparan el estrés.

El estrés no es una sensación ajena, especialmente en el trabajo. Todos hemos sentido estrés en el trabajo o ansiedad antes. En algunos casos, incluso nos puede llevar a dar lo mejor de nosotros. No obstante, sentir estrés de forma frecuente y constante provoca una rápida reducción de la productividad y, lo que es peor, un empeoramiento del estado de salud general.

Wrike ha preguntado a más de 1600 empleados de Estados Unidos y Reino Unido sobre las principales causas y efectos del estrés en el trabajo. Los resultados han demostrado que, con su salud y su vida familiar en juego, los trabajadores se niegan a soportar el estrés y buscan una salida.

Las empresas que se niegan a dar prioridad a la reducción del estrés de los empleados lo pagarán con creces. Analicemos algunas de nuestras principales conclusiones.

El estrés crónico predomina en el lugar de trabajo

Cerca del 94 % de los trabajadores afirman sentir estrés en el trabajo y casi un tercio dicen que su nivel de estrés es entre alto e insoportablemente alto. Los niveles elevados de estrés no solo afectan a la productividad en el trabajo, sino que también afectan a su vida personal.

Cerca del 54 % de los encuestados afirmaron que el estrés en el trabajo afectaba negativamente a su vida familiar al menos una vez a la semana y algunos afirmaron que a diario. Más del 50 % también sufrieron episodios de insomnio por estrés.

A pesar de la idea extendida de que las personas dan lo mejor de sí mismas en entornos de trabajo donde la presión es alta, más de un cuarto de los encuestados indicaron que se producía una merma de la calidad del trabajo debido al estrés. Es decir, los empleados demasiado estresados no son síntoma de que las empresas están sacando el máximo partido posible del personal, sino que incluso puede que estén sacando menos.

“Estamos ante la perspectiva equivocada de que más trabajo lleva a más productividad cuando, en realidad, es justo al contrario: el estrés crónico acaba con las posibilidades de conseguir un entorno laboral productivo o una alta implicación de los empleados”, afirma la doctora Leah Weiss, autora de How We Work: Live Your Purpose, Reclaim Your Sanity, and Embrace the Daily Grind y profesora de la Universidad de Stanford. “El estrés crónico debilita la cultura y provoca fatiga, ansiedad y confusión acerca de las prioridades”.

Los trabajadores duran más tiempo en la empresa gracias al estrés constante. Nuestra encuesta ha descubierto que más de un cuarto de los empleados afirman que acabarán quemándose en los próximos 12 meses si los niveles de estrés no cambian, por lo que el agotamiento sale caro.

Casi la mitad de los trabajadores admiten que el estrés en el trabajo ha conseguido que tengan que abandonar o que les deje de importar de algún modo su trayectoria profesional. Los empleados que abandonan cuestan a las empresas ente 450 y 550 mil millones de dólares en pérdidas de productividad cada año, según Gallup.

Más de la mitad de los encuestados buscaron un trabajo diferente y el 25 % indicaron que el estrés había conseguido que dejaran el trabajo. De hecho, el 46 % de los responsables de Recursos Humanos afirman que el desgaste de los empleados es el responsable de hasta el 50 % de su rotación de personal anual, como se desprende de un estudio de Kronos Incorporated and Future Workplace.

Supongamos que el 11 % de una empresa de 1000 empleados está sufriendo las consecuencias negativas del estrés en casa cada día. De estos 110 empleados, 50 deciden dejar el trabajo por el estrés (el 45 % de este grupo). Entre pérdida de productividad y costes de incorporación y contratación, una empresa normalmente se gasta cerca del 75 % del salario anual de un empleado en sustituirlo.

Si estos 50 empleados consiguieran 60 000 dólares al año antes de dejar la empresa, contratar a sustitutos costaría 2,25 millones de dólares.

¿Qué le está costando el agotamiento a tu empresa? Descarga nuestro informe completo para saberlo.

La culpable es una colaboración deficiente

Las empresas tienen que conocer la causa raíz del estrés y del desgaste de los empleados antes de tratar de solucionarlo. Las tres principales causas del estrés en el trabajo están relacionados con fallos en el trabajo en equipo y la colaboración, según nuestra encuesta:

  1. Mala comunicación
  2. Indiferencia de los miembros del equipo
  3. Obstáculos y esperas por el trabajo de los demás

A pesar de estar saturados de canales de comunicación, una colaboración ineficaz es ahora mismo la principal fuente de estrés en el trabajo. De hecho, el 29 % de los encuestados admiten que usan entre 7 y más de 16 aplicaciones para completar su trabajo en un solo día.

Según nuestra encuesta, cerca del 36 % de los directores dedican entre 6 y 15 horas a la semana a reuniones, y el 62 % dedican de 2 a 4 horas cada día al correo electrónico. Con un 98 % de los directores pasando entre el 40 y el 87 % de su semana laboral solo en tareas relacionadas con la comunicación, ¿cómo pueden sacar tiempo para reducir los niveles de estrés de sus equipos?

Para combatir la epidemia de estrés, las empresas deben cambiar la forma en que los equipos colaboran y la manera de gestionar el trabajo. Una solución de gestión del trabajo elimina los silos de información y hace que los datos importantes del trabajo sean fáciles de localizar en la organización. Esto ayuda a reducir el estrés causado por la pérdida de información necesaria para sacar el trabajo adelante tanto para directores como para empleados.

Esta tecnología además ofrece al equipo directivo una mejor perspectiva de la carga de trabajo y la capacidad de cada miembro del equipo. Con este nivel de visibilidad mejorado, los directores pueden distribuir el trabajo correctamente y ver fácilmente los estados de los proyectos sin interrumpir a los miembros del equipo para pedirles información.

Caminando hacia el cambio o los empleados abandonarán el barco

Ahogar la productividad y perder a los mejores empleados son riesgos que ninguna empresa se puede permitir. Con un próspero mercado de trabajo, los empleados buscan puestos que mejoren su calidad de vida, sin poner trabas a su rendimiento.

Si las organizaciones siguen mirando a otro lado cuando se trata de reducir el estrés en el lugar de trabajo, la rotación de personal se disparará y esto les costará millones a las empresas.

Descarga nuestro informe completo para obtener más información acerca del coste de la rotación de personal ocasionado por el estrés y descubre cómo puedes empezar a transformar tu equipo en una máquina de producir.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más