El arte de la gestión de proyectos está muy condicionado por la línea de trabajo que sigas. En algunas empresas, la gestión de proyectos es un trabajo a jornada completa en el que se supervisan equipos grandes y proyectos complejos. En otras, sin embargo, los equipos son pequeños y la distribución de tareas es bastante sencilla.

Cuando se trata de gestionar el trabajo creativo, el gestor de proyectos con frecuencia también es el líder y el mediador del equipo. Cuando todo el mundo tiene ideas que aportar, gestionar un equipo creativo exige que asumas un papel canalizador. Tu equipo vierte las ideas y tú tienes que combinarlas todas para conseguir que tengan sentido.

Estas ideas no siempre son compatibles, por lo que encontrar un punto de confluencia puede resultar complicado. Debes asegurarte de que las partes interesadas tengan voz durante la fase de desarrollo y visibilidad durante todo el proceso, pero también de que el proyecto se acabe a tiempo.

 

Teniendo esto en mente, te ofrecemos algunos consejos sobre cómo mejorar tu gestión de proyectos para equipos creativos.

1. Comunicación de calidad

Sea cuál sea tu línea de trabajo, la comunicación y la colaboración son fundamentales para alcanzar el éxito. Esto sucede especialmente con las tareas creativas: a las personas, a medida que trabajan, se les ocurren constantemente ideas nuevas que pueden compartir y debatir con sus compañeros de equipo y su gestor de proyectos. Estas ideas nuevas pueden mejorar el producto final o incluso cambiarlo por completo, por ello, debido a que tus productos están en constante evolución durante todo el proceso de creación, es crucial que todos los miembros del equipo estén bien informados.

Con las aplicaciones de mensajería instantánea, las llamadas de videoconferencia y las herramientas de gestión del trabajo colaborativo, el trabajo en equipo y la comunicación son más sencillos que nunca. Estas soluciones de gestión del trabajo con frecuencia están basadas en la nube, por lo que todo el mundo puede subir su trabajo, hablar del progreso, recabar opiniones y tener acceso desde cualquier lugar y dispositivo conectado a internet. Estas soluciones de gestión de proyectos son verdaderos salvavidas, especialmente en el caso de los equipos distribuidos.

2. Establecer límites

Aunque no quieres ahogar la creatividad de tu equipo, tienes que hacer que se centre y establecer límites cuando se trata de realizar un intercambio de ideas nuevas. Si no defines un tema y dejas claros los objetivos del proyecto creativo, el trabajo se volverá caótico y girará en espiral en todas las direcciones. Las mentes creativas usan límites para alimentar sus capacidades de resolución de problemas, añadir profundidad a su trabajo y explorar a fondo sus posibilidades dentro de las limitaciones establecidas.

Por otro lado, si estás trabajando en un proyecto creativo sin plazos similar a Futurama o South Park, tener una actitud en la que todo vale puede ser algo positivo. Pero sigue siendo importante contar con algún tipo de tema que actúe a modo de pilar sobre el que seguir creando.

3. Crear plazos flexibles

Los productos creativos de calidad no se pueden elaborar con prisas. Obviamente nunca debes permitir que un proyecto se alargue indefinidamente sin un plazo claro, pero proponerte unas fechas flexibles o añadir un tiempo de reserva en torno a tus hitos fundamentales puede mejorar significativamente la calidad del producto final y ahorrar a tu equipo una buena dosis de estrés.

Puedes crear un videojuego y una experiencia del usuario mucho mejor si te tomas tiempo para asegurarte de que no haya ningún error que interfiera en el juego. Producirás una historia mucho más atractiva si bajas el ritmo y eliminas las carencias y las irregularidades del guion. Si trabajas con prisa no te darás cuenta de los pequeños detalles, pero no te quepa duda de que tus clientes sí lo notarán.

Por ello, reúnete con los patrocinadores pertinentes y las partes interesadas del proyecto al comienzo de este, y negocia los plazos. A continuación, establece los hitos clave que habrás de cumplir para que el plazo sea factible, y no te olvides de tener en cuenta los posibles riesgos y problemas que podrían interferir en el progreso de tu equipo o demorarlo. Asegúrate también de dejar suficiente tiempo para las revisiones necesarias antes de lanzar el producto.

Estos elementos son fundamentales para una buena gestión de proyectos creativos. Acuérdate de mantener una buena comunicación, definir un objetivo común que una a todo el equipo y establecer plazos realistas para tus proyectos creativos. Si logras hacer estas tres cosas, tendrás muchas más probabilidades de crear algo realmente asombroso.

 

¿Preparado para formar un equipo creativo potente que rinda al 100 %? Descarga La guía definitiva para construir una agencia creativa de primer nivel.

Biografía del autor:
David Miller es un investigador con varios años de experiencia en el campo de la enseñanza, la gestión de proyectos y la formación. Está asociado a marcas prestigiosas y muchas organizaciones importantes confían en él por su experiencia en la gestión de proyectos. Actualmente está investigando la eficacia del software de gestión de proyectos y colabora con ProProfs. Ponte en contacto con él a través de LinkedIn o Twitter.

Comentarios 0