Nunca ha habido mejor momento que este para dedicarse a la creación. El diseño se reconoce finalmente como parte fundamental de una buena empresa y las empresas impulsadas por el diseño están teniendo un rendimiento un 219 % por encima del mercado. El personal de marketing no hace más que producir contenido, que es lo que pone en marcha a los equipos creativos. El 83 % de los agentes de marketing incluso señalan al contenido de mayor calidad como el motor principal del éxito de las campañas. Incluso las empresas de seguros de vida se han enamorado del “pensamiento creativo”. Todo parece indicar que los creativos han llegado para quedarse.

A pesar de todas las victorias que llevan a sus espaldas, los creativos siguen siendo unos incomprendidos en el ámbito de la oficina. Sus procesos a menudo son un misterio frustrante para sus compañeros no creativos. Consideran los métodos creativos caóticos y desestructurados, lo que lleva a expectativas y fechas de vencimiento nada realistas.
“No debería llevar tanto tiempo…” a menudo es el plazo estimado que los que poco conocen el trabajo creativo imponen a los creativos.

Estos mitos perpetuados pueden crispar tus nervios y los del equipo creativo. Sin embargo, en realidad es una oportunidad para destacar. Te los puedes ganar tratando de explicarles el proceso creativo e invitándoles a participar en él.

A continuación, hemos recopilado los siete principales estereotipos sobre creativos que se oyen por la oficina con algunas tácticas sencillas para refutarlos. ¡Toma nota!

Mito 1: “Los equipos creativos carecen de estructura”

El modo en el que los equipos creativos completan el trabajo puede ser un misterio para los profanos en la materia, quienes pueden que solo aprecien caos y no el proceso subyacente. El trabajo parece pasar de unos a otros sin mucho ritmo o sin razón alguna. La confusión procede de los diferentes soportes y formatos que usan los equipos creativos. Y esto añade otra inoportuna suposición: que todos los creativos son igualmente capaces y tienen la misma preparación para todo. No se dan cuenta de que la diversidad del trabajo de los equipos creativos combinada con las distintas herramientas y disciplinas requieren una organización y una planificación cuidada. La estructura desencadena la creatividad. Los mejores equipos creativos no rehúyen de ella, sino que la utilizan para aprovechar mejor los recursos y el talento de las personas

Refuta el mito: Ofréceles una visibilidad del plan, ya sea con tableros de trabajo públicos, actualizaciones de estado o disponiendo de una sola fuente de información. Una buena planificación alinea el trabajo más importante con las personas adecuadas. Cuando otros miembros de la organización pueden verlo en la práctica y se les expone parte de la planificación subyacente, aumenta la confianza en el trabajo y se produce un mayor reconocimiento de las decisiones del equipo.

Prácticas recomendadas:

  • Utiliza datos para definir tus objetivos
  • Asigna tareas concretas a objetivos generales
  • Comunícate en cada fase

Mito 2: “Todo el mundo tiene su propio proceso creativo”

Muchos no creativos confunden el trabajo creativo con el arte. El arte puede ser libre, pero el trabajo creativo normalmente no lo es. Como creativos, los miembros del equipo tienen sus propias herramientas o técnicas favoritas, pero el flujo de trabajo básico es bastante estándar. Se envía una solicitud. Se crea un briefing del proyecto para indicar el objetivo del proyecto. Los miembros del personal realizan una revisión a fondo y pasan por un proceso de aprobación antes de la entrega.

Refuta el mito:
Explica a los no creativos de la organización los procesos específicos de tu equipo. Crea un sistema de entrada de trabajo para gestionar las solicitudes, lo que fomenta la participación externa. Explica cómo rellenar correctamente un briefing creativo. Un proceso bien definido, que todos comprendan, hace que el trabajo avance más rápido y acaba con los obstáculos. También ayudará a aportar claridad a los proyectos, lo que garantiza que todas las personas implicadas, incluidos los miembros del equipo externos, estén en igualdad de condiciones.

Prácticas recomendadas:

  • Planifica y documenta cada paso en todos los procesos
  • Analiza dónde se pueden realizar mejoras
  • Recurre a la automatización en la medida de lo posible
  • Identifica las cadenas de aprobación

Mito 3: “A los creativos les gusta trabajar aislados”

Nuestra visión de la innovación durante siglos se explica de esta forma: una sola persona realiza una observación, tiene un momento de inspiración y, a continuación, crea algo asombroso. Se llama “El mito del genio solitario”. Con figuras como Steve Jobs, Jeff Bezos, Elon Musk y Mark Zuckerberg en estos últimos años, este mito es más notorio que nunca. Lo que no se ve son los años, a veces décadas, de trabajo colaborativo hasta concebir sus mejores ideas. La revolución digital surgió de la colaboración. Después de todo, el mejor trabajo creativo se realiza en equipos con la mayor cantidad de participación posible.

Refuta el mito:
Haz que tus comunicaciones estén dirigidas, organizadas y sean visibles para todos. Con un sistema de gestión del trabajo como Wrike, puedes mantener todas las comunicaciones en un solo lugar o una sola fuente de información, si lo prefieres. Puedes guardar la conversación sobre el trabajo de forma que todos puedan ver cómo evolucionan las ideas con el tiempo. Cuando las personas adecuadas cuentan con acceso compartido al trabajo, pueden hacer fácilmente aportaciones a las ideas de los demás. Finalmente, los paneles compartidos permiten a todos los miembros del equipo o la organización ver cómo avanza el trabajo creativo.

Prácticas recomendadas:

  • Utiliza una sola fuente de información
  • Lleva todas las conversaciones a un mismo lugar
  • Crea paneles compartidos

Mito 4: “Los diseñadores odian los datos”

Ciertas personas simplemente han nacido con un don creativo y el resto no. Eso es algo que hemos escuchado una y otra vez. Por supuesto, hay personas que tienen un talento creativo natural, pero el proceso creativo real puede ser complicado y las habilidades se pueden desarrollar con el tiempo. Algunas de esas habilidades no requieren un cerebro creativo, sino uno analítico. Las mejores decisiones creativas están condicionadas por los datos. Mediante la recopilación y el análisis de los datos, los equipos creativos son capaces de repetir el trabajo correctamente para que este sea más eficaz.

Refuta el mito:
El trabajo creativo normalmente admite OKR y otros objetivos. Para conseguirlos de manera eficaz, los resultados de dicho trabajo se tienen que entender y medir regularmente. El primer paso es identificar los parámetros de éxito para cada parte. Una vez identificados dichos parámetros, registra la información e introdúcela en el sistema de gestión del trabajo para que el equipo creativo pueda ver exactamente cómo está rindiendo su trabajo. Representar los datos con gráficos y diagramas puede facilitar a todos los miembros del equipo la toma de decisiones.

Prácticas recomendadas:

  • Vincula todas las herramientas
  • Define los parámetros de éxito
  • Visualiza los informes

Mito 5: “Los creativos no soportan las críticas”

Probablemente otros departamentos te hayan informado de que tus creativos no están abiertos a recibir críticas. Por supuesto, no es la crítica en sí lo que molesta, sino la forma de hacerlo. Las personas ajenas a menudo no saben cómo expresar una opinión correctamente, por lo que tal vez critiquen por el mero hecho de hacerlo. Una deficiente comprensión del proceso creativo puede ser el mayor obstáculo de un proyecto. Las revisiones de última hora y las solicitudes extravagantes hacen que tu equipo acabe extenuado intentando respetar los plazos. Pero la verdad es que los creativos realmente ansían recibir opiniones. Solo que tienen que estar en contexto con suficiente antelación para que el proyecto pueda finalizarse a tiempo.

Refuta el mito:
Desde el principio, los equipos creativos necesitan definir qué tipo de crítica quiere y cuándo la necesita. Las partes interesadas clave tienen que estar identificadas en las primeras fases y limitarse a las personas que puedan proporcionar ideas fundamentales. Las herramientas de revisión que permiten la introducción de comentarios en contexto como Wrike para Marketing pueden ayudar a que la información se centre y sea práctica.

Prácticas recomendadas:

  • Identifica a las partes interesadas clave
  • Establece plazos para aceptar ideas
  • Define exactamente sobré qué necesita ideas el equipo para que la información esté bien centrada

Mito 6: “El trabajo creativo tiene que partir de cero”

Este es otro estereotipo que surge de una deficiente comprensión del proceso creativo. Como las personas ajenas no conocen los métodos y las herramientas propios de la creación, por lo general se supone que cada nuevo trabajo empieza desde cero. En realidad, las plantillas suponen una buena parte del trabajo creativo. Es probable que hayan ahorrado una gran cantidad de tiempo a tu equipo en los proyectos más pesados. Usar material existente a menudo es preferible, pues incrementa la cantidad de trabajo que se puede completar en un plazo definido.

Refuta el mito:
Automatiza la mayor cantidad de procesos posible. De este modo, tanto tú como tu equipo podréis centraros en el trabajo más importante. Utiliza plantillas para garantizar la consistencia y la uniformidad en las entregas. Demuestra a los demás el valor de emplear plantillas: consistencia, uniformidad y, lo más importante, ahorrar tiempo para el trabajo más relevante.

Prácticas recomendadas:

  • Crea plantillas para el trabajo que más se repite
  • Utiliza la automatización siempre que sea posible
  • Ofrece opciones reutilizando los recursos existentes

Mito 7: “El diseño no es más que una fachada”

Cuando la mayoría de las personas piensa en trabajo creativo, piensan en algo estético. Las imágenes son muy importantes, pero el diseño está relacionado principalmente con la comunicación. Los mejores trabajos creativos no solo tienen que ser bonitos, se trata de transmitir correctamente el mensaje buscado. Un diseño extraordinario puede ayudar a aclarar el contenido y aumentar su impacto. Cuando el equipo creativo se incorpora demasiado tarde al proceso, el contenido pierde gran parte de las ventajas que ofrecen los mejores diseños.

Refuta el mito:
Incorporar el diseño en la fase de planificación puede ayudar a garantizar que todo el mundo trabaje para conseguir el mismo objetivo. Las carencias se pueden abordar en las primeras fases y es posible definir cronologías más precisas para el trabajo, lo que garantiza que las partes creativas no se conviertan en obstáculos.

Prácticas recomendadas:

  • Colabora con el equipo de marketing durante las campañas
  • Realiza prototipos rápidamente a medida que se crea el contenido
  • Haz el camino inverso, desde los resultados deseados, y propón los mejores formatos y canales

Conviértete en un cazador de mitos

Tienes la oportunidad única de añadir exponencialmente valor a tu organización. Puedes convertirte en el líder del trabajo creativo que tú y tu equipo hacéis cada día. Es más, puedes ser un cazador de mitos que hace frente a los estereotipos.

  • Documenta todos los procesos de tu equipo en un sistema de gestión del trabajo
  • Explica cómo la información fundamenta la toma de decisiones de tu equipo
  • Ofrece visibilidad del trabajo en cada fase y repetición
  • Mide cómo el trabajo contribuye a conseguir los resultados de la empresa y comparte los resultados

Abrir el proceso creativo e invitar a otras partes de la organización a formar parte de él genera grandes ventajas. La confianza y la credibilidad ganada gracias a esta transparencia puede ayudar a los líderes de equipos creativos a obtener acceso a mayores recursos y fortalece su posición en la toma de decisiones.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más