Seis consejos para ser un excelente gestor de proyectos independiente

Ser independiente tiene sus ventajas. Eres tu propio jefe, disfrutas de flexibilidad laboral y trabajas en un espacio privado con todo a tu gusto, desde la inclinación de la mesa a la temperatura ambiente. Lo que a veces pasamos por alto son las grandes dificultades asociadas a la soledad, especialmente como gestor de proyectos independiente.

Buscar trabajo es solo el principio; las fluctuaciones de ingresos, la gestión de varios plazos que no se informan y cometer un error implica una responsabilidad total de tus acciones. Solamente tú eres el responsable: algo que puede ser aterrador y liberador a la vez.

Si piensas en entrar en el mundo de los gestores de proyectos independientes, te ofrecemos seis consejos que debes saber para tener éxito.

1. Mantén en forma tus habilidades

Incluso aunque conozcas el sector desde hace años, ahora pretendes reincorporarte con tus propias condiciones. El problema está en que los rápidos avances tecnológicos, los cambios en la estructura empresarial y los nuevos planteamientos de gestión hacen que estar al día sea una lucha constante. 

Adaptarte a las nuevas ideas (y formas de pensar) es absolutamente fundamental. Esto no implica que tengas que leer una pila de publicaciones académicas todas las mañanas; puede ser tan sencillo como leer blogs sobre gestión de proyectos o inscribirte en un curso sobre liderazgo y gestión. La formación continua (y los certificados actualizados) es lo que te diferenciará como profesional adelantado e innovador, justo lo que las empresas buscan en un consultor de gestión de proyectos.

2. Hazte un nombre

Un profesional independiente con una experiencia mínima y pocos contactos es un candidato poco atractivo a ojos de los empleadores. Esto no significa que tu caso no tenga solución. Aunque siempre es mejor independizarse como profesional establecido, hay otras formas de diferenciarte del resto.

Amplía tu red asistiendo a conferencias, conectando con líderes del sector de las redes sociales y uniéndote a comunidades de gestión de proyectos en línea establecidas. Promociona tu marca y trabajo en línea y, lo que es más importante, adopta siempre una postura más segura, incluso aunque no lo sientas así. Lo más probable es que alguien comparta tu contenido de las redes sociales, otros acepten tus solicitudes de LinkedIn y una llamada telefónica te pondrá en el camino correcto para un trabajo.

3. Crea tu catálogo

Dicho esto, si si tu trabajo no respalda tus intenciones, entonces no se te tomará en serio como consultor de gestión de proyectos. Es imprescindible en este campo contar con una experiencia demostrada en gestión de proyectos a largo y corto plazo, puntos de riesgo y crisis, equipos, así como contar con habilidades comunicativas eficaces.

Tus mejores aliados son los estudios del caso, las referencias personales y los datos fehacientes. Ya tengas una experiencia de un año o una década en el sector, debes añadir servicios a tu catálogo personal desde el momento en que se te contrata y tienes que continuar hasta que lo dejes.

4. Define un horario de trabajo remoto

Los trabajadores independientes inevitablemente dedican largos periodos de tiempo trabajando de forma remota; ello forma parte de su trabajo y tiene sus propias dificultades. Define un horario de trabajo claro y uniforme desde el inicio para ahorrarte estresantes sesiones nocturnas.

Cualquier gestor de proyectos experimentado te dirá que habrá retrasos, problemas y errores inevitables. Hacerte polvo por trabajar demasiadas horas no solo hará que estos obstáculos sean más probables, sino que disminuirá tu capacidad para gestionar una situación hábilmente llegado el momento. 

5. Comunícate de forma clara

Una buena comunicación es la mejor herramienta que tiene un gestor de proyectos independiente. Es indispensable Esforzarse por mantener un diálogo abierto con las partes interesadas en todos los aspectos de un proyecto. Algo como un correo diario de resumen o una reunión informativa semanal sobre el estado te ahorrará dolores de cabeza más adelante y demostrará tu confianza y fiabilidad como profesional independiente.

Un consejo más: anticípate a la hora de compartir tus dificultades y contratiempos. Ello hará que tus éxitos parezcan mayores a ojos de las personas interesadas. 

6. Conoce con quién trabajas

La única forma de saber lo que se espera de un proyecto es tener claros los objetivos y los principios de la organización. (También es fundamental para saber si el proyecto es adecuado para tus habilidades y tu catálogo independiente). Es decir, tienes que ser capaz de identificar si las necesidades están en consonancia con tus propias aspiraciones y valores profesionales. Una buena relación laboral se basa en la confianza y el entendimiento mutuos y trabajar de forma independiente no es diferente. Si no conoces bien a tu cliente, estarás en desventaja antes incluso de haber empezado.

Prepárate para el éxito como gestor de proyectos independiente

Puede resultar fácil para los gestores de proyectos independientes ceder ante la presión de trabajar de forma remota, especialmente cuando su función está estrechamente vinculada al trabajo en equipo y la comunicación. Sin embargo, con estos pasos, podrás prepararte para ponerte en marcha y crear una exitosa carrera profesional como consultor que te llevará a lugares a los que nunca pensaste que llegarías. 


Biografía de la autora

Helen SabellHelen Sabell trabaja para el centro de educación para adultos y le apasiona el aprendizaje permanente. Ha diseñado, desarrollado y publicado muchos programas de formación y liderazgo en el espacio de trabajo, tanto en Australia como en otros lugares. 


 

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más