¿Has oído hablar últimamente de la paranoia de la productividad? ¿La paranoia de la productividad te está poniendo paranoico? No estás solo. De hecho, aquí en Wrike, llevamos años hablando de la manera en que los responsables pueden controlar en qué están trabajando los empleados. Nuestra prioridad es aumentar la visibilidad y la transparencia tanto para los responsables como para los empleados. 

La paranoia de la productividad se basa en la idea de que los responsables y los empleadores no confían en la productividad de sus empleados, especialmente si estos últimos teletrabajan a tiempo parcial o completo. Si no vas a la oficina y pasas una serie de horas en reuniones o delante del ordenador, ¿se puede decir que realmente estás alcanzando la máxima productividad? 

El concepto de paranoia de la productividad ha llegado a Internet últimamente. Aquí te explicamos el motivo. A finales del año pasado, Microsoft publicó los resultados de una extensa encuesta que llevó a cabo, en la que pidió a 20 000 clientes de 11 países sus opiniones sobre las tendencias laborales, la productividad y el trabajo híbrido. Microsoft incluso llegó a analizar «trillones de señales de productividad de Microsoft 365, así como las tendencias del trabajo de LinkedIn y los hallazgos de Glint People Science». La multinacional recopiló una enorme cantidad de datos y publicó un informe instando a los directivos empresariales a acabar con la paranoia de la productividad. 

Si bien el informe de Microsoft indicó que el 87 % de los empleados afirman que son productivos en el trabajo, un asombroso «85 % de los responsables dice que el cambio al trabajo híbrido ha menoscabado la confianza en la productividad de los empleados». Esa desconexión puede ser paralizante para las empresas y puede tener efectos perjudiciales de gran alcance. 

Si últimamente observas que la paranoia de la productividad se está infiltrando en tu estilo de liderazgo, tenemos buenas noticias para ti: una plataforma de gestión del trabajo eficaz puede permitirte atenuar ese temor y restablecer la confianza en tu organización. 

Pero antes de entrar en las ventajas de las soluciones de gestión del trabajo en términos de productividad, analicemos más a fondo las causas y los efectos de la paranoia de la productividad. 

Las causas de la paranoia de la productividad

La democratización del trabajo híbrido y a distancia sin duda ha contribuido a acelerar la toma de consciencia respecto de la paranoia de la productividad, pero nosotros llevamos analizando este tema desde antes de que comenzara la crisis de la COVID-19. Cuando se impuso el trabajo remoto a millones de trabajadores, supimos que la transparencia iba a ser la clave del juego. Los responsables y los empleadores no estaban acostumbrados a estar alejados de sus empleados y, desafortunadamente, muchos empleadores no confiaban en que sus empleados hicieran el trabajo por ellos mismos. 

Pero la paranoia de la productividad también puede estar causada por otros problemas de gestión. Desde expectativas poco claras hasta empleados sobrecargados, la paranoia de la productividad puede instalarse por una serie de motivos:

Expectativas poco claras o inalcanzables 

Cuando los responsables o empleadores tienen unas expectativas poco claras o inalcanzables de sus empleados, se les hace cada vez más difícil, o incluso imposible, obtener los resultados que buscan. Si los empleados no tienen muy claro cuáles deberían ser sus resultados, los empleadores se empeñarán en buscar resultados de productividad que jamás lograrán. 

Baja confianza entre empleadores y empleados

Piénsalo: cuando sabes o sospechas que alguien no confía en ti para hacer un trabajo, no lo haces a gusto. Es posible que trabajes más rápido o te esfuerces más, pero, al final, lo que cuenta es que se pueda confiar en tus habilidades y experiencia. Lo mismo puede decirse de la relación empleado-empleador. La confianza es fundamental para la productividad a largo plazo. 

Cargas de trabajo o flujos de trabajo deficientes

Si tu equipo siempre se retrasa en cierta etapa del flujo de trabajo, pero tu jefe nunca hace nada para remediar la situación, la productividad se verá afectada y los empleadores acabarán sintiéndose frustrados. Del mismo modo, cuando las cargas de trabajo son demasiado altas para permitir que los empleados descansen y se preparen para el siguiente proyecto, esto puede causar una caída en la productividad y en la calidad del proyecto. 

Las consecuencias negativas de la paranoia de la productividad 

La paranoia de la productividad no aporta nada bueno y, desde luego, no aumenta la productividad. De hecho, gracias a nuestro estudio sobre la materia negra del trabajo, sabemos que un bajo índice de motivación del empleado es un factor importante que produce pérdidas de tiempo y de productividad. 

A continuación, exponemos una serie de efectos negativos de la paranoia de la productividad en las empresas: 

Vigilancia de los empleados

Aunque en esta entrada de blog ya dejamos clara nuestra opinión sobre la vigilancia de los empleados, vamos a hacer un pequeño resumen al respecto para quienes aún no la hayan leído. No necesitas un software de vigilancia de empleados, sino un software de gestión del trabajo. La vigilancia de los empleados debilita la confianza y mata la moral de los empleados. Eso es precisamente lo que hay que evitar si pretendes aumentar la productividad. 

Desgaste de los empleados

La paranoia de la productividad puede contribuir a una mayor productividad, al menos hasta cierto punto. Pero cuando los empleados trabajan al máximo de sus capacidades en todo momento porque son penalizados si no son productivos, se exponen al desgaste. 

Menor compromiso de los empleados

La paranoia de la productividad es una de las razones por las que los empleadores obligan a su plantilla a regresar a las oficinas en persona, a diferencia de las opciones de trabajo híbridas o flexibles que muchos empleados prefieren. Cuando los empleados sienten que están siendo obligados a regresar a la oficina porque no se confía en ellos lo suficiente para dejarlos trabajar sin alguien constantemente vigilándolos, eso puede contribuir a un menor compromiso de los empleados. 

Ninguna de estas consecuencias es positiva, y ninguna se traducirá en una mayor productividad a largo plazo. Los empleadores pueden ver tasas más altas de productividad durante cierto tiempo, pero se exponen a una rotación de empleados que puede costarles cara. 

¿Cómo se puede evitar o solucionar la paranoia de la productividad?  

Los responsables y empleadores deben asegurarse de definir expectativas claras para sus equipos. Eso es fundamental para garantizar el éxito de los empleados. Fija objetivos de productividad alcanzables, asegúrate de que sean visibles y comprensibles para los empleados, y que se puedan medir a lo largo del tiempo, preferiblemente de una manera que tanto los empleadores como los empleados comprendan qué obstáculos podrían estar detrás de una menor productividad. 

Aunque pueda parecer contradictorio, la productividad aumenta cuando los trabajadores tienen tiempo para recargar energías. Nadie puede trabajar a pleno rendimiento el 100 % del tiempo. Eso solo conduce al desgaste, lo que, a su vez, conduce a una menor productividad a largo plazo. 

Ahí es donde entran en juego la asignación precisa de recursos y los flujos de trabajo a medida. Cuando los jefes tienen la posibilidad de visualizar fácilmente las cargas de trabajo y ajustarlas en función de la capacidad de los empleados, estos pueden disfrutar de periodos de descanso que impulsarán la productividad futura. 

Finalmente, creemos que un software de gestión del trabajo es el remedio más eficaz para evitar la paranoia de la productividad. En serio. Usamos Wrike a diario para nuestros propios flujos de trabajo, por lo que hemos experimentado los resultados por nosotros mismos. Cuando los jefes pueden visualizar el progreso del proyecto de un vistazo y gestionar las cargas de trabajo con unos clics, todos se sienten más llenos de confianza. Por eso, los procesos que hemos emprendido producen los mejores resultados. 

La paranoia de la productividad no es infundada; en 2022, la Bureau of Labor Statistics informó de que la productividad estaba en su punto más bajo desde la Segunda Guerra Mundial, tal vez debido a la proliferación desenfrenada de aplicaciones que surgieron durante la pandemia. Aquellas aplicaciones que se diseñaron para permitir el teletrabajo han empezado a hacer perder a los trabajadores un tiempo precioso, por eso nos parece útil proponer una fuente única de información que permita agruparlas todas en una sola plataforma. 

El software de gestión del trabajo proporciona transparencia y visibilidad, que son absolutamente fundamentales para combatir la paranoia de la productividad. Cuando los responsables pueden visualizar el progreso de un equipo o empleado, no tienen necesidad de acosarlos para obtener actualizaciones de estado. O cuando un empleador puede analizar las estadísticas de una campaña y determinar de forma instantánea qué funciona y qué no, no necesita exigir que los empleados se sienten en sus escritorios de nueve a cinco todos los días. 

Creemos que la gestión del trabajo permite a los directivos de las empresas centrarse en los resultados sin microgestionar ni menospreciar a sus empleados. Pueden tener fácilmente una vista general y, cuando sea necesario, pueden analizar las cosas más en profundidad si surge un problema. A largo plazo, la gestión del trabajo une a los equipos de una manera colaborativa que refuerza la confianza e impulsa a los empleados a dar lo mejor de ellos mismos. Todo el mundo sale ganando. 

 

Software de colaboración para equipos de marketing: guía para el comprador

Software de colaboración para equipos de marketing: guía para el comprador

Entre las miles de herramientas disponibles, ¿cómo elegir la mejor para tu equipo?

Introduce un valor
Introduce un valor
Introduce tu número de teléfono
Selecciona una opción
Selecciona una opción
Selecciona una opción
Selecciona una opción
Selecciona una opción

Al completar y enviar el formulario, acepto la Política de privacidad de Wrike.

Por favor, acepta la política y continúa
Por favor, acepta la política y continúa
Server error. We're really sorry. Wait a few minutes and try again.

Gracias por su interés en nuestro libro electrónico.

Descárguelo ahora

También hemos enviado el enlace del eBook a su correo electrónico para su comodidad.