Cómo rebatir las tres principales objeciones a la gestión de proyectos basada en la nube

Aunque las herramientas de gestión de proyectos son esenciales para las organizaciones que desean realizar el trabajo de forma eficaz, sigue habiendo ciertas reticencias ante la idea de la gestión de proyectos basados en la nube. Todavía hay empresas que insisten en gestionar proyectos por medio del correo electrónico y las hojas de cálculo (algo que no recomendamos), o bien con notas adhesivas y pizarras.

Hay muchos motivos para acabar con las habituales dudas acerca del uso del software de gestión de proyectos basado en la nube. No obstante, creemos que cada objeción tiene una solución real. Echemos un vistazo:

Objeciones a la gestión de proyectos basados en la nube

1. "La gestión de proyectos basados en la nube no es segura".

Las empresas de software como servicio (SaaS) saben que no pueden atraer clientes empresariales sin proporcionar una seguridad de primera categoría. Salvaguardar toda la información potencialmente sensible que entrará en los sistemas de gestión de proyectos será una prioridad para los proveedores de las soluciones de nube.

Las herramientas basadas en la nube son de hecho más seguras que tener software instalado en cientos de ordenadores. Contar con equipos de seguridad modernos para el software interno tiene un coste prohibitivo para muchas empresas, pero las aplicaciones en la nube, que cuentan con miles de clientes, pueden permitirse contratar expertos en seguridad a tiempo completo para proteger sus servidores. Con el fin de tomar las debidas diligencias, pide a tu proveedor de servicios en la nube que te explique sus procesos de seguridad y configuraciones. Solicítale que demuestre que la información de tu empresa estará protegida ante amenazas y peligros.

2. "El software de gestión de proyectos basado en la nube es sinónimo de pérdida de control sobre tus propios datos".

La objeción podría deberse a una aparente pérdida de control sobre el destino de tu información. Hemos escuchado dudas manifiestas varias veces: "Si utilizamos un software basado en la nube, dejaremos de tener control total sobre nuestra propia información e incluso podríamos perderlo todo".

La clave está en entablar relación con un proveedor de nube que tenga un historial ejemplar en cuanto a datos de clientes. Pídele que disponga su plan de contingencia en caso de emergencia.

3. "El software de gestión de proyectos basado en la nube es caro y difícil de mantener".

Esta objeción, procedente de cuando el personal de TI tenía que implementar, actualizar y mantener con mucho esfuerzo el software, actualmente no tiene validez.

Los propios proveedores se encargan de mantener las herramientas basadas en la nube. Como el software se controla de forma centralizada en los servidores del proveedor, los usuarios no tienen que instalar nada en sus ordenadores o dispositivos. Simplemente tienen que acceder al software por medio de su navegador web. La empresa que proporciona la herramienta de gestión de proyectos protege todas las actualizaciones de forma automática en segundo plano.

El hecho de que el software esté centralizado significa que se eliminan los costes de mantenimiento de tu empresa. Es más, actualmente es más rentable optar por una solución basada en la nube que por una instalación interna que requiera actualizaciones y, en ocasiones, pagar los servicios de un equipo que te explique estas actualizaciones. ¿Sorprendido? Compara precios y calcula.

Convence a tu jefe de que necesitáis mejores herramientas

Consulta esta publicación de nuestro blog para ver consejos acerca de cómo convencer a tu jefe de que necesitáis mejores herramientas de colaboración basadas en la nube.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más