Cuidar la salud mental mientras trabajas desde casa

Aprender a cuidar nuestra salud mental cuando trabajamos desde casa es crucial en el mundo de hoy, ya que el nuevo coronavirus (COVID-19) sigue extendiéndose y los equipos tienen que adaptarse a un futuro impredecible de teletrabajo.

 

 

Para ayudar a los empleados que por primera vez trabajan desde casa a controlar el estrés y mantener una buena salud mental, compartimos aquí hábitos y consejos útiles que pueden aplicarse en la vida cotidiana.

¿Por qué es importante la concienciación sobre la salud mental en el trabajo?

La concienciación sobre la salud mental en el trabajo debería ser una prioridad para todas las empresas en estos momentos.

Esta intensa presión puede hacer que los empleados se exijan demasiado y finalmente se agoten, lo que puede afectar al rendimiento laboral. La imposibilidad de hacer una pausa para charlar con los compañeros, comparar el avance del trabajo o hacer preguntas simples en persona puede dificultar más la finalización de las tareas.

Las preocupaciones y la presión sobre los empleados, en particular los que trabajan desde casa por primera vez, pueden agravar las enfermedades mentales y hacer que la productividad disminuya. Educar o simplemente hablar sobre la salud mental en el trabajo abre un espacio para que los empleados y los directivos de las empresas compartan sus experiencias de manera que el equipo se sienta más cercano y seguro.

Cuando un equipo es consciente de cómo cuidar su salud mental en el trabajo, sus miembros son capaces de detectar en ellos mismos o en sus compañeros signos de que están a punto de desbordarse. Algunos síntomas a observar en los compañeros que pueden estar llegando al límite incluyen explosiones emocionales, una disminución en el rendimiento laboral, distanciamiento respecto de otros compañeros y constantes sentimientos de desánimo o tristeza.

Cómo cuidar de tu salud mental mientras trabajas desde casa

Presentamos aquí algunos consejos y hábitos que puedes poner en práctica para cuidar tu salud mental mientras teletrabajas.

1. Dale prioridad al cuidado de tu salud mental

Puede parecer obvio, pero con un calendario lleno de reuniones, tareas, plazos, familia, higiene física y niños, es muy fácil dejar para el final el cuidado de la salud mental. Sin embargo, es fundamental que empresas y empleados inviertan en actividades e iniciativas que fomenten el cuidado de la salud mental. Esto permite ayudar a los empleados con dificultades antes de que sus problemas se agraven.

Los empleados pueden proteger su salud mental en el trabajo haciendo pausas regulares en la jornada laboral y entre reuniones, y también pueden realizar sus tareas utilizando la popular técnica Pomodoro de gestión del tiempo. Este método permite hacer pausas que puedes utilizar para poner la lavadora, echar un vistazo a los niños o tomarte unos minutos para respirar y crear el hábito de agradecer.

La actitud es muy importante a la hora de superar situaciones caóticas. Al practicar algunos de estos hábitos, puedes fortalecer tu salud mental y tener más energía para ser productivo teletrabajando.

2. Sé flexible y acepta que no tienes que ser perfecto

Debido a la recesión económica y los despidos masivos pronosticados por directivos y analistas empresariales, muchos empleados sienten la presión de demostrar su valía ante sus empleadores para evitar perder su empleo.

La situación puede llevarte a ocultar tus dificultades a la hora de asimilar estos cambios en la forma de trabajar y desanimarte a buscar la ayuda de tus compañeros o tu empleador.

Pero la concienciación sobre la salud mental en el trabajo significa que puedes mostrarte vulnerable, y tus compañeros y directivos también.

Este es un momento que requiere liderazgo en todos los puestos, no solo en los de dirección. Si tomas la iniciativa de fomentar buenos hábitos de salud mental y conversaciones al respecto durante las reuniones de tu equipo, puedes crear una mejor cultura de apoyo, empatía y productividad dentro de tu empresa.

3. Crea una rutina y cíñete a ella

A la hora de hablar sobre buenos hábitos de teletrabajo, crear una rutina y ceñirse a ella es fundamental.

Creas más espacio mental y tienes más energía para hacer las cosas cuando estás organizado y preparado para las tareas que has planificado para un día. Puede que no logres hacerlo todo, pero tendrás mucha más tranquilidad y control a medida que avanza tu día.

Ten en cuenta que al organizar tu rutina no solo debes centrarte en «qué» vas a hacer a lo largo de la jornada laboral sino también en «dónde» lo vas a hacer. Crea un espacio de trabajo específico con una silla ergonómica que te ofrezca apoyo para la espalda, el cuello y la columna. Intenta programar entrenamientos o paseos diarios para mantener tu salud física. Los médicos dicen que el ejercicio regular ayuda a reducir los niveles de ansiedad y aumentar el flujo de endorfinas en el cuerpo.

4. Controla tu trabajo con transparencia

 

El software de colaboración de equipos de Wrike tiene la solución a esta necesidad, pues facilita la comunicación entre todos los miembros del equipo y permite trabajar con una dirección clara y visibilidad sobre lo que se espera de cada uno en cada proyecto. Puedes hacer más cosas con menos estrés, ya que el software proporciona la estructura y la flexibilidad necesarias para teletrabajar de manera productiva.

 

5. Controla tu consumo de información

 

Puedes proteger tu salud mental en el trabajo leyendo noticias relevantes de algunas fuentes fiables e ignorando todas las demás. Dejarse abrumar por el flujo constante de noticias negativas de todo el mundo es perjudicial para la salud mental.

En vez de estar constantemente leyendo noticias, puedes adoptar un hábito positivo. Cada vez que te descubras preocupado leyendo noticias, puedes levantarte a tomar un vaso de agua, respirar profundamente o meditar. Estos hábitos pueden convertir el impulso de consultar constantemente las noticias internacionales en un medio para mantenerte saludable.

Cómo cuidar la salud mental de tus compañeros de trabajo cuando trabajas desde casa

 

Gracias a los chats grupales, las videoconferencias y las conversaciones telefónicas individuales, puedes estar pendiente de los compañeros que parezcan estar pasándolo mal. Puedes proponer una noche de juegos o una actividad virtual de integración de equipos para fomentar la cercanía y la amistad durante estos tiempos difíciles.

No podemos predecir cuándo terminará esto, pero podemos elegir mantenernos mentalmente saludables y productivos en el trabajo. ¿Estás preparado para potenciar tu trabajo y optimizar la eficiencia en tu nuevo equipo remoto? Prueba de forma gratuita el software de colaboración de equipos de Wrike.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más