Introducción a la gestión de operaciones

Cuando se trata de comprender los aspectos clave de las operaciones empresariales, se—z;soidfj of;z8srfguhnzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

¡Oh! Lo siento, me he quedado dormido sobre el teclado. El tema de la gestión de operaciones no hace precisamente que suba la adrenalina. Después de todo, ¿quién se quiere pasar el día pensando en líneas de producción y eficacia sistemática? 

Pues resulta que esta aparentemente aburrida profesión no solo es más dinámica de lo que parece; sino que, además, es la clave para un negocio exitoso, así como para disponer de más tiempo en la jornada para las cosas que realmente te interesan.

¿Qué es la gestión de operaciones?

“¿Cuál es la forma más eficaz y rentable de ofrecer nuestros productos y servicios?” Esta es la pregunta que los gestores de operaciones pretenden responder, de ahí la importancia de la gestión de operaciones para el éxito de la empresa. 

Los gestores de operaciones solucionan el rompecabezas de cómo realizar el trabajo: detectan los principales cuellos de botella, perfeccionan los procesos para ahorrar tiempo y solucionan las frustraciones más persistentes del equipo. Además, equilibran los costes con los ingresos para conseguir más ventajas operativas (¿quién no quiere más margen de beneficios?). 

¿Qué hace un gestor de operaciones?

Ahora que sabes de qué va la gestión de operaciones, probablemente tendrás curiosidad por conocer los aspectos concretos de la función y las responsabilidades del gestor de operaciones. ¿Cómo es su rutina diaria de trabajo? 

A continuación incluimos un ejemplo de la descripción de las funciones de un gestor de operaciones:

Un gestor de operaciones supervisa la entrega de productos o servicios. Evalúa los sistemas y los procedimientos tanto actuales como propuestos, recomienda cambios cuando hace falta y supervisa la implementación de los nuevos procesos. Los gestores de operaciones dirigen el trabajo de otras personas y normalmente están a las órdenes de un gestor sénior o el director del departamento.

En un día normal de la vida de un gestor de operaciones, este puede reunirse con directores de diferentes departamentos, revisar los informes de rendimiento del personal y presentar conclusiones a los ejecutivos, investigar y formar a los miembros del equipo sobre el uso de nuevas herramientas para mejorar la eficacia y gestionar los programas de control de la calidad. 

En última instancia, las responsabilidades de un gestor de operaciones se reducen a las siguientes: asegurarse de que la organización funciona de la forma más eficaz posible, así como cumplir las expectativas del cliente y el consumidor. 

¿El trabajo de gestor de operaciones requiere formación o titulación? 

No hay una trayectoria establecida para la experiencia laboral en el campo de la gestión de operaciones. Algunos gestores de operaciones poseen una titulación en gestión de operaciones, mientras que otros has ido ascendido por la empresa, desde puestos más básicos. 

Dicho esto, por lo general se requieren ciertas titulaciones y experiencia para la gestión de operaciones. La mayoría de los gestores de operaciones cuentan con un grado en campos relacionados con los negocios y muchos tienen un máster en administración de empresas o se preparan para obtenerlo. Si estás preparado para hincar los codos, puedes encontrar grados en gestión de operaciones o cursos de certificación en línea, pero también puedes realizar un máster en dirección en línea

No obstante, probablemente la cualificación más importante de un buen gestor de operaciones sea sentir pasión por las personas y los procesos. Como vas a trabajar con compañeros a diario para descubrir formas de realizar el trabajo con más facilidad, tendrás que actuar con diplomacia y ser buen comunicador. Pero también necesitarás unas excelentes habilidades para la solución creativa de problemas, estar familiarizado con la administración de empresas y el software de procesos, así como unas buenas capacidades de priorización y organización. 

Más información acerca de la gestión de operaciones: 

Empieza a trabajar de forma más inteligente desde ya 

La buena noticia es que no necesitas un título en gestión de operaciones empresariales para mejorar tu forma de trabajar. Wrike facilita el seguimiento de los recursos y la identificación del desglose de los procesos, por lo que puedes empezar a mejorar tu gestión de operaciones ya mismo. Inicia una prueba gratuita para verlo con tus propios ojos; lo único que necesitas es una dirección de correo electrónico. 

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más