Guía práctica: Cómo teletrabajar con niños en casa

Antes de la pandemia de la COVID-19, teletrabajar era algo cada vez más común. Sin embargo, a raíz del brote de coronavirus, el teletrabajo (o WFH, por sus siglas en inglés) se ha convertido en la nueva norma, y son muchos los profesionales que teletrabajan con niños.

En este artículo, profundizamos en cómo teletrabajar con niños, cómo crear un espacio de trabajo en casa y cómo establecer un horario de teletrabajo factible del que pueda beneficiarse toda la familia.

¿Por qué ha aumentado el número de padres que teletrabajan?

Según una investigación de Stanford, el 42 % de los trabajadores de EE. UU. teletrabaja a tiempo completo. La causa de esta nueva «economía del teletrabajo» es clara: la pandemia del coronavirus.

Según Nicholas Bloom, profesor de economía e investigador del Instituto de Stanford para la Investigación de Políticas Económicas, «ha desaparecido el estigma asociado con trabajar desde casa que había antes de la COVID-19». Además, Bloom afirma que varias empresas están desarrollando planes para ofrecer más opciones de teletrabajo una vez se pase la pandemia. De hecho, una encuesta independiente señaló que «se espera que la proporción de días laborables pasados en casa se cuadruplique con respecto a los niveles anteriores a la COVID, del 5 % al 20 %».

Naturalmente, muchos de estos empleados que ahora teletrabajan están trabajando desde casa con niños. Además de eso, muchos de esos niños asisten a clases virtuales desde casa. Eso significa que estos padres que teletrabajan no solo se están adaptando a los nuevos entornos de trabajo y a un horario de teletrabajo para sí mismos, sino que también están conciliando sus trabajos con sus obligaciones como padres, tutores y auxiliares escolares de sus hijos.

Desafíos habituales de teletrabajar con niños

Los desafíos de teletrabajar con niños pueden variar mucho según factores como la cantidad de niños que tienes en casa, sus edades y las adaptaciones o necesidades especiales que puedan tener. Por ejemplo, es probable que un bebé recién nacido o un niño pequeño requiera más tiempo y atención que un estudiante de secundaria, aunque los adolescentes presentan muchos desafíos únicos de por sí.

Entre los desafíos más habituales a los que se enfrentan los padres que teletrabajan cabe mencionar:

Gestión del tiempo

Tener un horario regular puede ser un gran desafío cuando se teletrabaja con niños. No solo debes gestionar tu propio tiempo, sino que también debes controlar a tus hijos y asegurarte de que se ocupen de sus tareas, si están en edad escolar.

Gestionar el tiempo y una agenda de trabajo apretada puede ser aún más complicado si tus hijos tienen cinco años o menos, lo que significa que debes ser más diligente a la hora de determinar un horario factible y disponer de las redes de apoyo necesarias.

Interrupciones

Probablemente el mayor desafío de teletrabajar con niños sea lidiar con las interrupciones. Siempre parecen ocurrir en los momentos más inoportunos, como cuando estás en una reunión de Zoom con compañeros, directivos o clientes. Aunque no estés en una reunión virtual, si estás concentrado en una tarea de trabajo, las interrupciones pueden entorpecer la productividad. De hecho, según un estudio, se tarda una media de 23 minutos y 15 segundos en volver a la tarea que tenías entre manos después de una interrupción.

Cambiar de «modo trabajo» a «modo parental»

Otro desafío habitual para los padres que teletrabajan es cambiar de «modo trabajo» a «modo parental». Puede ser difícil, incluso pasadas las 18:00, cuando la mayoría de la gente termina su jornada laboral.

De hecho, separar la vida laboral de la personal se vuelve considerablemente más difícil cuando se teletrabaja. Las obligaciones laborales y parentales pueden solaparse fácilmente sin la separación física que ofrece trabajar en un lugar distinto al de residencia. Por eso, crear un espacio de trabajo específico en casa puede resultar muy beneficioso para los padres que teletrabajan.

How To Work From Home With Kids A Guide 2
(Fuente: Picsea a través de Unsplash)

Cómo crear un espacio de trabajo en casa

La importancia de crear un espacio de trabajo solo para ti va más allá de la psicología de entrenar tu cerebro de teletrabajo para que reconozca que ahora se debe realizar el trabajo desde casa. Un espacio de trabajo físico también ayuda a recordarle a tu familia que, en realidad, no estás 100 % disponible para satisfacer todas sus necesidades. Establecer normas sobre cómo llamar tu atención también te puede ayudar a garantizar que tengas algo de tiempo para concentrarte. Un proyecto inicial que podrías plantearte encargarle a tu hijo es hacer un letrero para la puerta de tu despacho que puedas actualizar con los mensajes «Reunido» u «Ocupado hasta las 14:00».

Si no es posible crear una barrera física (p. ej., tus hijos son demasiado pequeños, eres el único adulto en casa, etc.), en su lugar, puedes considerar instalaros tú y tus hijos en la misma habitación, pero quizás en diferentes rincones, uno para tu trabajo y otro para el de ellos. Muchos colegios están impartiendo la enseñanza y proporcionando los deberes en línea. Convertir la mitad de tu despacho en una pseudoaula puede ayudaros a todos a permanecer concentrados y atentos.

Utiliza la cancelación de ruido, para ti y tu equipo

Todos hemos estado en reuniones en las que, de repente, se oye una sirena de fondo u otras distracciones auditivas que entorpecen la llamada. Teniendo en cuenta que se necesitan de media 16 minutos para volver a concentrarse después de leer un mensaje de correo electrónico, reducir la cantidad de distracciones que tanto tú como tu equipo encontráis debería ser algo prioritario. Ahora que tú y tus hijos debéis convivir en el mismo entorno, utiliza auriculares con cancelación de ruido y el botón de silencio del micrófono siempre que estés en una llamada. Si eres el único adulto en casa, disponer de un monitor de vídeo para bebés para vigilar a tus hijos puede ayudarte a estar pendiente de ellos aunque no puedas oírlos. Si no es posible la separación total, plantéate darle a tu hijo los auriculares con cancelación de ruido (puede ayudar a mantenerlo concentrado en sus tareas/entretenimiento y evitar que intente unirse a tu reunión).

Una función útil de las herramientas de videoconferencia como Zoom es la opción pulsar para hablar (PTT) al silenciar el micrófono. El uso de funciones como esta puede ayudar en mayor medida a reducir el ruido de fondo y la cantidad de veces que tienes que silenciar/reactivar el micrófono durante la llamada.

Cómo teletrabajar con un bebé

Trabajar desde casa con un bebé puede ser especialmente difícil, ya que exige mucho tiempo y atención. No obstante, a continuación te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a mantenerte productivo mientras atiendes a tu bebé.

Aprovecha las siestas

La mayoría de los bebés suele echarse varias siestas durante el día. Si tu bebé se echa siestas, puedes aprovechar esos espacios de tiempo para trabajar un poco. De hecho, es posible que acometer tus tareas más intensivas durante la siesta te resulte una buena estrategia, ya que sabes que tendrás una cierta cantidad de tiempo sin distracciones mientras el bebé está dormido.

Trabaja cuando esté contento y tranquilo

Por supuesto, la mayoría de los bebés no duerme todo el día y es probable que tengas más trabajo del que puedes hacer durante la siesta. El segundo mejor momento para teletrabajar con un bebé es cuando está más calmado, normalmente justo después de despertarse o de comer.

Usa un portabebés

Otra estrategia es utilizar un portabebés que te permita «portear» a tu bebé mientras trabajas. Una configuración de escritorio para trabajar de pie en combinación con un portabebés puede ayudarte a seguir siendo productivo mientras mantienes a tu bebé cerca y contento.

Comunícate mucho con tus compañeros

Nada será tan desastroso como dejar a tus compañeros de trabajo en la ignorancia. Si no pueden ponerse en contacto contigo para responder preguntas, colaborar en proyectos u obtener información necesaria para su trabajo, la probabilidad de que algo fracase aumenta drásticamente. Utilizar los estados del chat grupal y definir claramente las horas en que estás disponible puede ayudar a que otros sepan cómo es tu carga de trabajo y cuándo estás disponible durante el día.

Para aumentar en mayor medida la colaboración, plantéate implementar una herramienta de gestión de proyectos en línea, como Wrike, para crear una única fuente de información para tus equipos. Al mantener toda la información en un solo lugar y centralizar la comunicación, puedes asegurarte de que todos estén bien informados sobre los estados de los proyectos y las entregas.

No te culpes

Es un hecho que teletrabajar con niños, especialmente con un bebé, supone un verdadero desafío. Esfuérzate por comunicarte con tus compañeros de equipo y directivos, crea un horario de trabajo razonable y sé lo más productivo posible. Pero también date un poco de tregua e intenta no dejarte atrapar por el sentimiento de culpa.

Cómo crear un horario de teletrabajo idóneo para todos

Los padres saben que la capacidad de atención de sus hijos parece que nunca dura lo suficiente. No importa qué proyecto o entretenimiento le des a tu hijo, sabes que solo se distraerá durante un rato. La buena noticia es que puedes usar esto a tu favor para desconectar de tus tareas a lo largo de la jornada. Los estudios han demostrado que la multitarea es perjudicial para la productividad, y las ventajas de dividir un proyecto grande en proyectos más pequeños también pueden ser increíblemente útiles. Dedicar tiempo a trabajar en una tarea a la vez no solo debería contribuir a garantizar tu eficiencia, sino que también te ayudará a vigilar a tus pequeños.

Las tareas individuales pasadas y los horarios diarios, creando un calendario compartido con fechas límite de los proyectos e hitos, pueden ayudar a que todos estén en sintonía con lo que se debe terminar y para cuándo.

Sé (y sigue siendo) flexible

Todos sabemos que casi nunca suceden las cosas a la perfección según lo planeado, especialmente cuando se tiene en cuenta a los niños. Planificar todo lo que puedas te ayudará a identificar obstáculos y problemas potenciales que pueden surgir en las próximas semanas, pero no lo podrás tener todo previsto. Cuenta con cierto grado de flexibilidad al planificar tu tiempo.

Cualquier herramienta que uses para colaborar con tus compañeros debería poder gestionar cambios rápidos. Cambiar dinámicamente las fechas de vencimiento de las entregas (y extrapolarlo con precisión a las dependencias) debería ser algo que tus herramientas puedan lograr fácilmente. Esto ayudará a simplificar tus procesos cuando se produzca un cambio.

Wrike puede ayudar a los padres que teletrabajan a mantener el rumbo

Es posible que los procesos que te funcionaban en la oficina ya no te funcionen ahora que tú y tu equipo estáis diseminados. Ha llegado el momento de analizar cuáles son tus procesos de gestión del flujo de trabajo y ver cómo se pueden mejorar. Hacerlo ahora ayudará a mitigar los problemas potenciales de este cambio radical en el lugar de trabajo, te preparará mejor para el crecimiento empresarial futuro y minimizará las distracciones familiares durante la jornada laboral.

La propia plantilla de teletrabajadores de Wrike hemos estado compartiendo consejos y trucos desde nuestros despachos en casa repartidos por todo el mundo. Además, puedes aprovechar la prueba gratuita de Wrike para obtener más información sobre cómo gestionar el futuro del trabajo.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más