Cómo lograr la eficiencia operativa trabajando desde casa

Empresas de todo el mundo han hecho la transición al teletrabajo, ya que la COVID-19 sigue siendo una crisis sanitaria internacional. Debido a esto, los empleados y responsables ahora deberán lograr la eficiencia operativa en este nuevo mundo de trabajo descentralizado.

Las empresas de servicios profesionales y equipos de marketing lanzan regularmente campañas para dar a conocer sus productos, servicios y clientes. En el mundo de hoy, que es un panorama empresarial muy diferente al de hace un mes, puede que las tácticas tradicionales ya no funcionen porque nos enfrentamos a un repentino cambio internacional hacia el teletrabajo.

A medida que los equipos remotos se adaptan al trabajo desde casa, puede ser fácil pasar por alto actualizaciones importantes, perder el seguimiento de las tareas en curso o retrasarse por impedimentos humanos. Las cosas sencillas como la comunicación oportuna con los compañeros de equipo pueden volverse difíciles si el equipo trabaja en varias zonas horarias y no está sincronizado.

El software de gestión de proyectos y las herramientas de colaboración en equipo como Wrike ayudan a resolver estos desafíos mediante la racionalización de los flujos de trabajo y la centralización de la comunicación para los equipos remotos. Para que tu equipo vuelva a una base de confluencia, comunidad y productividad, puedes obtener una prueba gratuita del software de colaboración y gestión de proyectos de Wrike.

Para seguir siendo productivos en estos tiempos caóticos, los empleadores y responsables de equipo deben convertir la eficiencia operativa en una prioridad. Al esforzarte por lograr la eficiencia operativa, puedes mantener a tu equipo por el buen camino, independientemente de su ubicación.

¿Qué es la eficiencia operativa?

La eficiencia operativa es la relación entre lo que pones en tu negocio o proyecto, llamado entradas, y lo que obtienes de él, llamado salidas. Las entradas suelen ser dinero, personas, tiempo y trabajo.

Para una campaña de marketing, las entradas incluirían tiempo, dinero, software, publicidad y cualquier otro recurso. Y la salida sería el resultado de la campaña.

El objetivo de determinar y maximizar la eficiencia operativa es obtener el mayor valor por tus esfuerzos.

¿Cómo se logra la eficiencia operativa en las campañas de marketing?

Ahora que sabemos que determinar la eficiencia operativa y optimizar los procesos de marketing se traduce en mejores resultados y un ahorro de tiempo, debemos tener en cuenta que hay varias formas de lograr la eficiencia operativa en las campañas de marketing. Puedes:

  • reducir las entradas para una campaña y aumentar las salidas.
  • gastar la misma cantidad en las entradas y aumentar las salidas.
  • gastar más en las entradas para tareas de alto valor y menos para tareas de bajo valor.
  • gastar más en las entradas para la campaña y aumentar las salidas para obtener aún más salidas.

Para aumentar la eficiencia operativa en las campañas de marketing, alinea tus objetivos de marketing con tus entradas. Revisa tu proceso de principio a fin, toma nota de las deficiencias y trabaja para reducirlas o eliminarlas.

¿Cómo identificas y actúas en campañas de baja rentabilidad?

Si la rentabilidad de tus campañas se queda corta, debes hacer todo lo posible por comprender por qué para mejorar la próxima vez.

La mejor manera de identificar campañas de baja rentabilidad es realizar un análisis de deficiencias. En él se compara el rendimiento real de una campaña y el rendimiento potencial o deseado.

Al hacerlo, puedes identificar estructuras fracturadas, procesos, estrategias, tecnologías o habilidades que han de reemplazarse u optimizarse. Luego, puedes determinar qué medidas debes adoptar para mejorar las campañas de rentabilidad baja. Esto podría suponer reestructurar el equipo o ajustar el presupuesto gastado. El análisis de deficiencias te guiará hacia las actividades y los proyectos correctos en los que centrarte.

A continuación, te presentamos algunas formas de actuar en campañas de rentabilidad baja.

  1. Mide el nivel de eficiencia operativa actual: para poder mejorar tu nivel de eficiencia operativa, primero debes saber en qué punto te encuentras. Ponte en contacto con tus compañeros de equipo y empleados para revisar campañas anteriores. Habla con las personas que hicieron el trabajo y ejecuta todo el proceso desde la conceptualización hasta la presentación de informes. Revisa los datos históricos para identificar qué campañas requirieron más tiempo, recursos o energía humana para lograrlas; luego, compáralos con sus salidas.
  2. Define objetivos nuevos, claros y cuantificables: ahora que sabes lo que faltaba en campañas anteriores, aplica esos conocimientos a tus campañas en adelante. Establece objetivos que sean SMART: Specific (específicos), Measurable (cuantificables), Attainable (alcanzables), Relevant (relevantes) y Time-bound (con límite de tiempo), para mantener a tu equipo centrado en este momento de distracción. Cuando no se dirige un nuevo equipo de trabajo desde casa, este puede dejarse llevar por sus actividades y pasatiempos cotidianos, en lugar de maximizar la eficiencia operativa en el trabajo para lograr los objetivos establecidos.
  3. Asigna a los profesionales adecuados para cada tarea: para que una campaña de rentabilidad baja se convierta en una de rentabilidad alta, es posible que tengas que reestructurar el equipo. A partir de la determinación del nivel de eficiencia operativa actual, es posible que hayas detectado que algunos compañeros de equipo tienen más aptitudes para la gestión de determinadas tareas. Asigna a cada uno lo que mejor se le da para que haya menos errores evitables. Gestionar equipos remotos es difícil, y lo es aún más si un empleado solitario está trabajando desde su casa en una tarea que no se le da bien. Esto es algo que sin duda reducirá la eficiencia operativa en la ejecución de tus campañas.
  4. Ten estándares operativos y controles de calidad claros: a veces las campañas no funcionan porque no hay estándares o controles de calidad claros antes de que se lance la campaña. Esto suele deberse a la fractura de los lazos de comunicación dentro del equipo. Cada miembro puede estar haciendo lo correcto pero de manera incorrecta. Cuando los empleados trabajan desde casa, la posibilidad de que esto suceda es alta. Es importante tener estándares operativos claramente definidos a los que cada miembro del equipo pueda acceder fácilmente desde cualquier ubicación. Así aumentan tus posibilidades de lograr campañas exitosas con una rentabilidad alta.
  5. Comunícate: en este momento remoto y socialmente distante, no está de más insistir en la comunicación. A escala empresarial, puedes aumentar la eficiencia operativa comunicándote de manera clara y periódica con cada miembro del equipo. El software de Wrike te ayuda a organizar todo lo que necesitas para completar tu proyecto en un único lugar y comunicarte fácilmente en una plataforma central. Ten reuniones virtuales semanales para hablar de prioridades, estándares, objetivos y resultados. Al mantener a todos los miembros del equipo comprometidos, tienes más probabilidades de mejorar las campañas de rentabilidad baja.

Con los consejos que te acabamos de dar, irás por buen camino para mejorar la eficiencia operativa de tus campañas de marketing y de tu empresa. Repasa el tema descargando el ebook gratuito de Wrike sobre cómo lograr la excelencia operativa. Se basa en las percepciones de 15 000 de las principales empresas del mundo y seguramente ampliará tus conocimientos y mejorará tu aplicación de la eficiencia operativa en las campañas de marketing.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más