"Vamos a ponernos de acuerdo". "Vamos a hablar". "Vamos a trabajar en ello".

Todas estas frases significan una cosa: es hora de reunirnos.

Incita al debate universal.

Teniendo cuenta que las reuniones se realizan cada vez con más frecuencia, es fácil olvidarse de lo primero que hay que hacer para que estas sean eficaces. El tiempo es algo que se da por sentado pero, en lugar de colaborar, la mayoría de los asistentes se distraen: se dedican a trabajar en otra cosa o a mantener conversaciones secundarias.

No me extraña que las reuniones sean vistas como una pérdida de tiempo.

Es el momento de restablecer los fundamentos de la participación en las reuniones y de recordar que las reuniones están pensadas para beneficiar a todos, no solo a quien las organiza. Observarás que, una vez que empieces a llevar a cabo prácticas de protocolo para reuniones, podrás sacarles más provecho.

Ten en cuenta la siguiente lista sobre lo que debes hacer y lo que no para sacar el máximo partido a tus reuniones.

Protocolo para reuniones - Wrike

Ahora que ya dominas el protocolo para reuniones, puedes continuar con las 9 estrategias para que tus reuniones sean muy eficaces.

¿Cuáles son los aspectos clave para ti cuando hablamos del protocolo para reuniones?

Comparte tus consejos en los comentarios.

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más