El año nuevo está a punto de comenzar, empiezas a asentarte en tu rutina de nuevo y a afrontar tus propósitos para el 2019. Sin embargo, con la vuelta al trabajo parece que la motivación se ha perdido por el camino. ¿Cómo empezar el año con fuerza? No dejes que nada te detenga con estos 16 trucos de motivación para 2019. 

1. Solo 5 minutos. Repítete que trabajarás en esa temida tarea solo durante cinco minutos y después podrás parar. Si no está funcionando, puedes pasar a trabajar en otra cosa y volver a la tarea más tarde. Sin embargo, cinco minutos de concentración es a menudo más que suficiente para acabar con la apatía, ponerte manos a la obra y, antes de que te des cuenta, descubrir que ha pasado una hora y que ya casi has terminado (o al menos que has hecho un gran avance).

2. Corrige tu postura. Otro de los trucos de motivación para 2019 reside en la postura: deja de encorvarte. Deja de fruncir el ceño y apretar la mandíbula. En lugar de estancarte en un pozo de procrastinación y apatía, levántate. Utiliza un escritorio elevadoAvanza. Sonríe. Ríete. Haz un poco de ejercicio o un baile tonto. Adopta una postura de poder para aumentar tu confianza. Resulta que los aspectos fisiológicos modifican tu cerebro y esto puede ayudar a ponerte manos a la obra y sacar el trabajo adelante.  

3. Persigue un estado de fluidez. Conoces ese sentimiento: estás motivado, tu cerebro tararea mientras trabaja y la concentración es máxima. El tiempo vuela y el trabajo resulta… placentero. Resulta que el truco de la fluidez reside en marcarte retos. Según el doctor Mihaly Csikszentmihalyi, existe un “punto dulce” en el que se produce la fluidez: donde el grado de dificultad y tus habilidades se cruzan en un punto alto. (Si el reto es demasiado fácil, te aburres y, si es demasiado difícil, te entra la ansiedad). Por eso, en lugar de temer o aplazar el trabajo, considéralo como una oportunidad de entrar en ese estado de fluidez zen y conseguir algo grande. 

4. Planifica el día de mañana esta misma noche. Aunque no deberías quedarte despierto agonizando por todo lo que te espera mañana, crear una breve lista de sencillas tareas por hacer por la noche es otro de los trucos de motivación más efectivos y te ayudará a establecer un dinamismo que te llevará a avanzar durante el resto del día. 

5. Hazte con las herramientas adecuadas. Si tus herramientas actuales te frustran o te agobian, con seguridad te moverás arrastrando los pies cuando tengas que iniciar una tarea. No solo te ahorrarás un inmenso dolor de cabeza, sino que te llevará más tiempo y te pondrás de mal humor. Reduce tu pila de herramientas y encuentra una que sea sencilla y flexible, que complemente la forma en que quieres trabajar para ayudarte a estar organizado y ser eficaz, y que no te ralentice. 

Empieza a tachar tareas pendientes más rápido. Prueba Wrike de forma gratuita.

6. ¡Utiliza citas motivadoras! Estamos acostumbrados a los típicos pósteres motivadores y sus equivalentes mordaces. Pero están ahí por un motivo. Pon uno en la pared o marca una frase inspiradora de alguien a quien admiras. Danger Dust crea maravillosos diseños con tiza y citas motivadoras. 

Citas de DangerDust

Ilustraciones de Danger Dust. Consigue los diseños aquí.

7. Recuérdate tus objetivos. ¿Por qué estás trabajando en esto primero? ¿En qué dirección quieres avanzar? Pon en el fondo de pantalla de tu ordenador una imagen de tu familia, tu destino de vacaciones soñado, un título con tu nombre en él, en definitiva, lo que desees conseguir. Este es uno de los trucos de motivación más efectivos.

8. A tope. Poner tu música favorita te puede ayudar a bloquear las distracciones, levantar el ánimo y a estar de buen humor. Si buscabas trucos de motivación, a veces, la forma más sencilla de dejar de holgazanear es animarte o trabajar con ritmo. ¿Necesitas una lista de reproducción? Tenemos lo que necesitas

9. No seas perfeccionista. Proponerte algo imposible de alcanzar es una forma segura de estresarte e intimidarte antes incluso de empezar la tarea. ¿Alguna vez te has sentado a escribir y te has quedado mirando fijamente a una página en blanco durante media hora? Deja de agonizar por cada detalle y simplemente ponte manos a la obra. Es más fácil mejorar lo que ya has hecho que conseguir la perfección de la nada. 

10. Mira estas ponencias de TED Talks para saber qué pasa exactamente en tu cerebro en materia de motivación y cómo puedes retomar el control: 

• Dan Pink: El puzle de la motivación

• Mel Robbins: Que te j...: Cómo dejar de fastidiarte

• Tony Robbins: Por qué hacemos lo que hacemos

11. Ayuda a los demás. Compartir tu talento y habilidades no solo beneficia a los que tienes a tu alrededor, también te muestra lo que eres capaz de hacer y lo que puedes aportar. Sentirte seguro de ti mismo y ver la repercusión de tu trabajo motiva mucho.

12. No lo fuerces. La motivación no dura mucho tiempo. Cuando estés agotado, echa una siesta o da un paseo, o date un capricho. Deja que tu subconsciente trabaje en el problema por ti mientras recargas las pilas. 

13. Rediseña la forma en la que haces las cosas. A veces, no es que necesites más trucos de motivación, puede que simplemente tu proceso no sirva o sea imperfecto. Si temes constantemente a una determinada tarea o siempre te encuentras atascado en el mismo paso, reevalúa si realmente lo tienes que hacer como lo estás haciendo. 

14. Imagínate consiguiéndolo. Recibirás un chute de dopamina, una sustancia química del cerebro que está muy vinculada con la motivación. Dedica unos minutos a pensar en el éxito que has obtenido, especialmente si has realizado la tarea antes y has cosechado buenos resultados. Cuando empieces a asociar los sentimientos positivos con finalizar la tarea, no tendrás que arrastrarte para acabarla. 

15. Recibe palabras de ánimo. Puede ser que ya hayas visto este vídeo de Kid President, pero hazte un favor y vuelve a verlo.

Márcalo como favorito para cuando necesites un poco de motivación. (Aquí tienes otro estupendo vídeo para cuando necesites un empujón: Motívate en 60 segundos)

16. Celebra tus logros. Al final del día, echa la vista atrás para ver qué has conseguido y date una palmadita en la espalda. (Intenta hacer una lista de cosas que no debes hacer). Es fácil agobiarse pensando en todas las cosas pendientes para mañana, y para el día siguiente, y el siguiente... pero si miras hasta dónde has llegado, podrás afrontar cada cosa a su tiempo para evitar agobiarte y detenerte. 

¡Tú puedes hacerlo!

Si has probado estos trucos de motivación y el trabajo sigue siendo una batalla constante, quizás ha llegado el momento de tomar otro rumbo en tu carrera profesional. Consulta nuestra colección de recursos para emprendedores y autónomos para hacer del trabajo de tus sueños una realidad.

 

Recuerda que la felicidad es el mayor impulsor de la productividad: 

 

 

Comentarios 0

¡Ups! Este contenido no se puede mostrar si no aceptas las cookies.

Infórmate más